Cliente deja propina de $1,300 en restaurante que reabrió en Texas

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Cliente deja sorprendidos a empleados de restaurante por su gesto de amabilidad
  • El hombre dejó una propina de $1,300 para el mesero y para el local
  • Además escribió en el recibo de pago “buena suerte”

 

Cliente deja propina de $1,300 en restaurante que reabrió en Texas.

El pasado viernes, un ciudadano que lucía común visitó el restaurante Frog and the Bull en Steiner Ranch, en Texas, y dejó a todos sorprendidos con su gesto.

Es la primera vez que los establecimientos de comida vuelven a abrir sus puertas luego de permanecer cerrados por varias semanas a causa del coronavirus.

El gobernador del estado, Greg Abbott, levantó la instrucción de quedarse en casa y de forma progresiva los ciudadanos podrán incorporarse a sus actividades.

Sin embargo, este hombre hizo que el día de reapertura en este establecimiento fuera memorable, reseñó abcNews.

David Hernández, dueño del restaurante, contó a que el hombre pidió que se le cobrara dos veces el monto que había consumido

“Su cuenta llegó a $ 337, luego dijo que le cobraran dos veces, luego le dio al servidor una propina de $ 300 y otros $ 1000 al restaurante”, agregó.

Luego de haber dejado para el local cerca de $2,000 dólares, el hombre tomó el recibo y les escribió: “Buena suerte”.

El gesto de amabilidad que tuvo el cliente al dejar dicha propina, en medio de una crisis que todos tratan de sortear, dejó gratamente sorprendidos a los empleados del restaurante en Texas.

Así como al mesero, que según informó el medio, se trataba de un joven estudiante de último año de secundaria.

Cliente deja propina de $1,300 en restaurante que reabrió en Texas
El restaurante Ciscos en Austin, Texas, abrió luego de que el gobernador Greg Abbott aflojara las medidas para frenar al coronavirus a partir del 1 de mayo. Foto: GettyImages

Ciudadano regresa cheque de coronavirus que no era suyo

Albert Reyna, un hombre que vive en el condominio de Northwest Facet, de San Antonio, Texas recibe el cheque de estímulo económico del IRS por coronavirus de alguien más y decide hacer lo impensable para muchos, regresa el beneficio a la persona correcta, luego de recibir varias solicitudes por el dinero, publicó el portal de Fintech Zoom.

Muchas personas han estado atentas al estímulo económico que prometió el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como una medida para poder contener los efectos que ha dejado el aislamiento por la propagación del Covid-19.

Según se dijo, el cheque del IRS de una persona que vivía en el condominio que hoy habita Albert Reyna llegó a su buzón, pero inesperadamente él decidió no abrirlo, esperando una prueba del verdadero beneficiario para poder regresar el cheque.

Se informó que muchas personas recibieron sus recursos por medio de sus cuentas bancarias, otros lo hicieron en sus domicilios que fueron registrados.

Especifican que el cheque que recibió Albet Reyna tendía como destinatario al portador y éste utilizó sus redes sociales para poder contactar el beneficiario de origen, para que pudiera utilizar su cheque y enfrentar la pandemia.

Pero para sorpresa del ciudadano ejemplar, fueron varias las personas que intentaron usurpar la identidad del verdadero beneficiario, lo que causó problemas.

El medio de comunicación indica que el ciudadano dijo sobre esta situación: “Fue una desgracia, están hambrientos de dinero”, en referencia a las personas que lo contactaron, tratando de engañarlo sobre su identidad.

Incluso de tantas insistencias de la gente por querer obtener el cheque, cuando se acercó el verdadero dueño, Albert Reyna dudó y le tuvo que hacer una serie de preguntas para corroborar su identidad.

Al final el beneficiario soltó unas lágrimas y en agradecimiento le otorgó una propina Albert Reyna y éste de inmediato borró las publicaciones en las redes sociales.

Sobre los apoyos, la AP tuvo acceso la semana pasada a un memo de la Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes, en el que se indicaba que el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) realizaría alrededor de 60 millones de pagos en depósitos directos a mediados de abril, posiblemente esta semana.

El IRS tiene la información de depósitos bancarios de dichos individuos gracias a sus declaraciones fiscales de 2018 y 2019.

Posteriormente, a partir de la semana del 4 de mayo, según el memo, el IRS comenzaría a emitir los cheques físicos para los individuos. Indicó que se enviarán alrededor de 5 millones de cheques a la semana, lo que significa que el proceso podría tardar hasta 20 semanas en completarse.

Cualquier persona con ingresos netos por debajo de los 75,000 dólares anuales y con un número de la Seguridad Social recibirá un pago por 1,200 dólares. Eso significa que los matrimonios que presentan declaraciones conjuntas recibirán un pago de 2,400 dólares en caso de que sus ingresos netos sean menores a 150,000 dólares al año.

La cantidad disminuye constantemente para aquellos con ingresos superiores. Los que ganan más de 99,000 dólares, o 198,000 dólares en matrimonio, no tienen derecho a recibir el fondo de ayuda. Para los jefes de familia con un hijo, los beneficios comienzan a reducirse a partir de los 112,500 dólares de ingresos, hasta alcanzar cero a partir de los 146,500 dólares anuales.

Archivado como: Cliente deja propina de $1,300 en restaurante que reabrió en Texas

Regresa cheque coronavirus

Por otro lado se informó que el Fondo Mexicano Americano para la Defensa Legal y Educación demandó al gobierno de Estados Unidos por su negativa de dar pagos de ayuda por coronavirus a ciudadanos estadounidenses que estén casados con inmigrantes que no cuenten con un número de seguro social.

La querella fue entablada en Maryland a nombre de seis ciudadanos estadounidenses a quienes les negaron los cheques de ayuda por coronavirus debido a que declararon y pagaron impuestos con un cónyuge que tiene lo que se conoce como Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN por sus siglas en inglés), o una forma en la que los inmigrantes que no tienen un estatus legal pagan los impuestos federales, algo que hacen millones.

Archivado como: Cliente deja propina de $1,300 en restaurante que reabrió en Texas

Etiquetas: ,