Sismo sacude frontera entre Oklahoma y Kansas

Video: Mundo Hispánico / Foto: Shutterstock
  • En medio de la tormenta invernal, sismo de 4.2 se sintió esta mañana de viernes en Oklahoma y Kansas
  • Este es el segundo terremoto que reportó USGS en menos de 24 horas
  • El primero movimiento telúrico fue anoche de magnitud 2.9 en la misma zona

En medio de la tormenta invernal que sufre la mayor parte del territorio, un sismo de 4.2 se sintió esta mañana de viernes en Oklahoma y Kansas, de acuerdo al reporte del USGS y al portal de noticias de Fox News.

De acuerdo al reporte emitido por las autoridades del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), el terremoto golpeó la frontera entre Oklahoma y Kansas.

“¡Acabo de sentir un terremoto en la oficina del NWS!”, tuiteó la estación del Servicio Meteorológico Nacional en Tulsa. No hubo reportes inmediatos de daños.

Imagen tomada de Twitter @fox6now

Sin embargo, este es el segundo sismo que reportó la USGS en menos de 24 horas, ya que el primero fue anoche de magnitud 2.9 en la misma zona.

El terremoto se centró a pocos kilómetros al sureste de la ciudad de Manchester, Okla. sin embargo los habitantes en Tulsa, Oklahoma City y Wichita, Kansas, dijeron sentir el movimiento.

Hasta el momento no se reportaban víctimas ni daños de consideración, sin embargo las autoridades se encontraban haciendo un monitoreo sobre los reportes que recibieron en los lugares que se sintió.

Pero no solo el sismo en Oklahoma y Kansas ha afectado esa zona, ya que apenas hoy viernes 19 de febrero se hizo un reporte de daños sobre la tormenta invernal.

El hielo y la nieve se desplazaron hacia los Apalaches, el norte de Maryland y el sur de Pensilvania y el noreste.

Además el clima causó la muerte de al menos 57 personas, incluida una niña de 17 años que cayó a un lago helado en Oklahoma el jueves, según la patrulla de caminos de ese estado.

Las tormentas de esta semana -y las que están por llegar al este del país- encajan con un patrón de eventos extremos provocados por el cambio climático, y demuestran una vez más que las autoridades locales, estatales y federales no hicieron suficiente por prepararse para un clima más extremo y peligroso.

Al menos dos docenas de personas han muerto esta semana, algunas de ellas por incendios o intoxicación de monóxido de carbono cuando intentaban calentarse en sus casas. En Oklahoma City, una masa de aire ártico hizo caer las temperaturas de la capital del estado hasta los -25 grados Celsius (14 grados Fahrenheit).

“Esta es una clase de tormenta diferente”, dijo Kendra Clements, una de las personas en Oklahoma City que abrieron los edificios de sus empresas para cobijar a personas sin hogar, algunas de las cuales llegaron con signos de congelación, hipotermia y carámbanos en el pelo.

La escena adelantaba lo que los proveedores de servicios sociales y gobiernos describieron como un aumento de las necesidades de los más vulnerables conforme empeoran el clima y los desastres naturales.

Archivado como: Sismo Oklahoma Kansas

Imagen tomada de AP

Otros estadounidenses se ven en situaciones de riesgo. Los sistemas de energía de toda clase fallaron en el frío extremo, incluidas centrales eléctricas de gas natural que se quedaron fuera de servicio y, en menor medida, turbinas eólicas que se congelaron y dejaron de funcionar. }

Más de 100 millones de personas viven en zonas bajo alertas, avisos o advertencias por clima invernal, y se espera que los apagones continúen durante días en algunas partes del país.

La crisis hizo sonar la alarma para las redes energéticas de todo el país: Al empeorar el cambio climático, las condiciones graves que superan los precedentes históricos se vuelven más habituales.

Texas, por ejemplo, espera que su demanda energética toque techo en pleno verano, no en lo más crudo del invierno, como hizo esta semana.

Con información de AP

Suscríbete a nuestro boletín semanal y participa por una gift card de $100 cada mes. Recibe tus noticias favoritas en tu bandeja de correo electrónico desde hoy mismo.