El Seguro Social verificará datos de deportados para ver si paga o no beneficios

  • Pondrán lupa a ciudadanos extranjeros que trabajaron en Estados Unidos
  • Establecen acuerdo para utilizar información de ellos
  • Dan a conocer detalles sobre el nuevo esquema

La Administración del Seguro Social (SSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos confirmó este lunes que verificará los datos de inmigrantes deportados, esto para decidir si paga o no los beneficios que reciben.

Fue a través de un comunicado que se dieron detalles de un acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), para poder acceder a datos de inmigrantes que fueron  deportados o que registran salida voluntaria y así poder decidir si son elegibles para ganar beneficios (pago de compensaciones) por laborar en territorio estadounidense.

Además se informó que en el caso de inmigrantes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que su gobierno advierte que los extranjeros deportados “pueden estar sujetos a la suspensión de pagos o falta de pago por beneficios, o ambos, y también a la recuperación de compensaciones”. Esta determinación será basada en los informes que emita el Departamento de Seguridad Nacional.

 

 

Estos datos fueron dados a conocer en la página del medio de comunicación Univisión.

En la información subida a la página se establece que en el nuevo esquema, la Administración del Seguro Social empleará los datos “para determinar si (el extranjero deportado o que abandonó el país) se le suspenden pagos o beneficios, o bien se le pagan sus compensaciones”.

Sobre el tema del acuerdo sobre inmigrantes, se ha informado que también los pagos por incapacidad o invalidez están incluidos en el reporte de beneficios que se verán afectados por la aplicación de tales acciones.

Se ha indicado en el portal de internet del medio de comunicación que la reglamentación que ya fue publicada en el Registro Federal (diario oficial estadounidense), tiene un lapso para recepción de propuestas ciudadanas de alrededor de 30 días y se prevé su aplicación a partir del 19 de enero del próximo..

La Administración del Seguro Social explicó que los inmigrantes expulsados “pueden estar sujetos a la suspensión de pagos o falta de pago por beneficios, o ambos, y también a la recuperación de compensaciones”, sin embargo, se aclaró que la determinación solo se realizará en base a los datos que sean proporcionados.

En la página de internet del gobierno de Estados Unidos se indica que “la Administración del Seguro Social se creó en el 1935 con el propósito de asegurar el futuro de las personas que trabajan y se jubilan dentro de los Estados Unidos”.

Y continúa: “A través de los años, hemos evolucionado para ofrecer mayor respaldo financiero a millones de personas. Conozca más sobre el Seguro Social e infórmese mejor acerca de cómo le ayudamos a asegurar su presente y su futuro”.

Esta información de los inmigrantes ha dejado con incertidumbre a miles de personas extranjeras que han llegado a Estados Unidos para laborar y que quieren saber su condiciones en el sistema de salud de Estados Unidos.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+