Estados Unidos reestablecerá política para que solicitantes de asilo esperen en México

Estados Unidos de Joe Biden planea restablecer Quédate en México de Donald Trump para que solicitantes de asilo esperen en México

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Video: Mundo Hispánico / Foto: AP
  • Estados Unidos busca reestablecer política Quédate en México
  • Esta medida podría entrar en vigor en el mes de noviembre
  • Solicitantes esperarían en México hasta que comparezcan ante una corte

El gobierno de Estados Unidos liderado por Joe Biden, planea restablecer una política fronteriza (Quédate en México) del expresidente Donald Trump para que los solicitantes de asilo esperen en México hasta que tengan que comparecer ante una corte migratoria estadounidense, cumpliendo con un fallo judicial, de acuerdo al portal de Newsbreak y la agencia de noticias AP.

Esto dependerá de la aprobación del ejecutivo mexicano, que ha planteado preocupaciones que los funcionarios estadounidenses están tratando de solventar, dijo el Departamento de Justicia en un documento judicial presentado el jueves en la noche.

PETICIONES

Estados Unidos asilo México
Foto Twitter

El gobierno de México quiere que, como norma general, los casos se resuelvan en seis meses y que se garantice que los solicitantes de asilo tengan información oportuna y precisa sobre las fechas de las audiencias, así como un mejor acceso al asesoramiento legal.

Además, las autoridades mexicanas pidieron también exenciones para “poblaciones especialmente vulnerables” y una mejor coordinación de los lugares y horas a las se devolverá a los solicitantes de asilo al país para que tengan una certeza de todo el proceso.

ENTRARÍA EN VIGOR EN NOVIEMBRE

Quédate en México
Foto Twitter

Hasta esta fecha, alrededor de 70,000 solicitantes de asilo se han visto afectados por el programa “Quédate en México”, cuyo nombre oficial es “Protocolos de Protección al Migrante”, presentado por el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump en enero de 2019.

Joe Biden suspendió la iniciativa en su primer día como presidente. Un juez federal dio la razón a los estados de Texas y Misuri y en agosto ordenó al actual gobierno que restaure la política “de buena fe”. Según el expediente judicial, Quédate en México debería entrar en vigor alrededor de mediados de noviembre. Archivado como: Estados Unidos asilo México

PUGNA

Donald Trump
Foto Twitter

El juez federal de distrito Matthew Kacsmaryk en Amarillo, Texas, nombrado por Trump, dejó abierta la posibilidad de que la Casa Blanca pueda volver a tratar de anular la política, y las autoridades dijeron pronto harán publico un plan que esperan supere la revisión legal.

A su vez, el secretario de Seguridad Nacional del gobierno de los Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, puso fin a la política en el mes de junio tras una revisión interna y dijo que había logrado una “eficacia mixta”. Archivado como: Estados Unidos asilo México

CRUCES ILEGALES SE REDUJERON

Joe Biden
Foto Twitter

Los cruces ilegales en la frontera entre Estados Unidos y México se redujeron drásticamente después de que México, amenazado con una subida de aranceles por parte de Donald Trump, accedió en 2019 a la rápida expansión de la medida migratoria.

Los solicitantes de asilo para ir a Estados Unidos fueron víctimas de violencia durante su espera en México y enfrentaron una serie de obstáculos legales, como el acceso a un abogado y a la información sobre sus casos, de allí la preocupación de las autoridades mexicanas.

PREOCUPACIONES

Estados Unidos asilo México
Foto Twitter

Por su parte autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México dijeron el jueves que les preocupa que los solicitantes de asilo reciban un trato justo ante los tribunales bajo esta política, tengan acceso a contar con un asesor legal y estén seguros.

Las autoridades estadounidenses señalaron que el renovado programa “Quédate en México” se aplicará a quienes no entren al Título 42. La última vez, el programa se empleó principalmente con migrantes de países de habla hispana, pero los funcionarios dijeron que en esta ocasión no se ha determinado aún a que nacionalidades se aplicará.

VAN POR NUEVO PLAN DE INMIGRACIÓN

Quédate en México
Foto Twitter

Senadores demócratas podrían proponer que el gobierno utilice sus actuales facultades sobre permisos condicionales humanitarios para permitir que los inmigrantes permanezcan temporalmente en Estados Unidos, señalaron asistentes y activistas el miércoles, en el intento más reciente del partido por utilizar su enorme iniciativa de política doméstica para ayudar a millones de inmigrantes.

La idea está siendo promovida mientras el presidente Joe Biden y líderes demócratas intentan resolver importantes disputas al interior del partido y obtener el apoyo casi unánime de sus filas para hacer avanzar el gigantesco paquete social y ambiental a través de un Congreso prácticamente dividido por la mitad. El proyecto ha sido aplazado durante meses en medio de conflictos internos sobre el costo final de la medida y las iniciativas que incluirá.

Estados Unidos asilo México: AYUDA

Donald Trump
Foto Twitter

Ayudar a los inmigrantes a permanecer en el país -de preferencia con una vía para que se conviertan en residentes legales permanentes y posiblemente se naturalicen- es una máxima prioridad para los legisladores progresistas e hispanos, de acuerdo al información  obtenida.

La más reciente idea no alcanzaría dicho objetivo. Pero las posibles cláusulas especificarían que se podría otorgar el permiso condicional humanitario, o el derecho a permanecer temporalmente en el país, por cinco años a aquellos que han estado en el país desde 2011, y podría renovarse por otros cinco años.

Estados Unidos asilo México: PROPUESTA

Joe Biden
Foto Twitter

La propuesta permitiría que los inmigrantes evitaran la deportación, puedan trabajar y, en muchos casos, viajar, según un activista migratorio que habló bajo condición de anonimato a fin de describir la planeación interna. El mes pasado, la parlamentaria del Senado señaló que dos propuestas migratorias más radicales presentadas anteriormente por los demócratas no podían incluirse en el enorme proyecto de ley.

Bajo los procedimientos especiales que el Senado está usando para proteger la iniciativa de las tácticas dilatorias republicanas, la medida no puede contener cláusulas que no estén relacionadas principalmente a temas fiscales, y las perspectivas del plan más reciente no lucen alentadoras.

Estados Unidos asilo México: CLÁUSULAS

Estados Unidos asilo México
Foto Twitter

Las cláusulas que están siendo consideradas no les brindarían de manera explícita a los inmigrantes beneficiados una vía para convertirse en residentes permanentes legales o en ciudadanos estadounidenses. Pero alrededor de un millón de ellos que tienen familiares cercanos en Estados Unidos podrían sacar provecho a los procedimientos existentes para obtener dicho estatus, dijo el activista.

Los líderes demócratas sopesan esta idea, pero aún no se toma una decisión, dijeron tres asistentes demócratas del Senado que describieron la medida con la condición de preservar el anonimato. Uno de los asistentes dijo que los senadores latinos planean discutir el plan la semana entrante con el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer. El activista migratorio dijo que los legisladores tienen planeado presentar la nueva propuesta en la oficina de la parlamentaria la próxima semana.

Estados Unidos asilo México: INTENTO

Estados Unidos asilo México
Foto Archivo

El más reciente intento en materia migratoria por parte de los demócratas se produce en momentos en que los líderes del partido intentan recortar lo que en principio era un paquete de 10 años y 3,5 billones de dólares enfocado en atención médica, cambio climático, educación y aumentos de impuestos a los más ricos y a las corporaciones.

Los progresistas que están a favor de cifras más altas han presentado oposición a recortar las cifras, y los líderes demócratas necesitarán sus votos mientras un puñado de legisladores más centristas presionan a Biden y a los líderes del Congreso para aceptar una cantidad menor, quizá cercana a los 2 billones de dólares.

Continua artículo relacionado