CALIFORNIA: Distritos escolares de Los Ángeles y San Diego no tendrán clases presenciales en otoño

Distritos escolares de Los Ángeles y San Diego no tendrán clases presenciales en el otoño por coronavirus aún pese a presión de Donald Trump

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Los distritos escolares de Los Ángeles y San Diego no tendrán clases presenciales en el otoño por coronavirus
  • Existen preocupaciones relacionadas con la pandemia del Covid-19 por los aumentos de casos en el país
  • Las escuelas, que acogen a cerca de 700,000 estudiantes, continuarán con el aprendizaje en línea

Los distritos escolares de Los Ángeles y San Diego anunciaron que no tendrán clases presenciales en el otoño debido a preocupaciones relacionadas con la pandemia de coronavirus, que en las últimas semanas ha repuntado tras la reapertura económica de California, y pese a la presión de Donald Trump, de acuerdo a la agencia de noticias EFE y al portal de New York Times.

El anuncio se da en medio de los llamados de la secretaria de Educación, Betsy DeVos, y el presidente Donald Trump de reabrir las escuelas de todo el país.

El superintendente del Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD), Austin Beutner, dijo en un mensaje en video que las escuelas, que acogen a cerca de 700 mil estudiantes, continuarán con el aprendizaje en línea a medida que los casos de COVID-19 siguen en ascenso en el condado, el área más afectada por el virus en California.

Imagen tomada de Twitter @AustinLASchools

“La salud y la seguridad de todos en la comunidad escolar no es algo que podamos comprometer”, dijo Beutner, quien dirige el segundo distrito escolar más grande de la nación.

La decisión va en contravía de los deseos del mandatario, que la semana pasada propuso reabrir las escuelas a partir del otoño. “Queremos reabrir las escuelas. Todos lo quieren, las madres lo quieren, los padres lo quieren, los niños lo quieren. Es tiempo de hacerlo”, dijo Trump al encabezar un encuentro con autoridades de distintos niveles, representantes del sector educativo, padres de familia y estudiantes.

La idea ha sido respaldada por DeVos, que incluso habló de limitar recursos a las escuelas que no atiendan los lineamientos federales. Esto durante el anuncio de que las escuelas de los distrito de Los Ángeles y San Diego, California, no tendrán clases presenciales por coronavirus.

Por su parte Beutner dijo que el 18 de agosto las clases se reanudarán solo en línea, aunque a diferencia de la primavera pasada los estudiantes del LAUSD podrán esperar un “compromiso diario y en vivo” con sus maestros.

En su discurso el superintendente reconoció que la decisión decepcionaría a algunos padres y que un cierre prolongado podría llevar a “impactos de por vida” para algunos estudiantes. Pero, argumentó que los números de las pruebas de coronavirus del condado de Los Ángeles van en la dirección equivocada.

Hasta el 11 de julio, Los Ángeles registraba 133,549 casos positivos de coronavirus, y más de 3,800 pacientes contagiados fallecieron.

Esta misma preocupación llevó al Distrito Escolar Unificado de San Diego a realizar un anuncio similar. Las escuelas de este condado permanecerán cerradas, mientras las clases en línea se reanudarán el próximo 31 de agosto.

Los Ángeles y San Diego son los dos distritos escolares más grandes del estado, que registra más de 320.000 casos positivos de Covid-19 y 7,017 muertes relacionadas con la enfermedad.

Los casos de coronavirus aumentan considerablemente en prácticamente todo el mundo, por lo que la reapertura de escuelas es un punto esencial en algunas naciones, sobre todo en Estados Unidos, en un momento crucial para las aspiraciones presidenciales de Donald Trump para reelegirse.

Imagen tomada de Twitter @latimes

Archivado como: Coronavirus clases California

Apenas el pasado 7 de julio se publicó que el presidente Donald Trump propuso este martes reabrir las escuelas a partir de otoño, mientras el país avanza hacia los tres millones de contagiados por la COVID-19 y supera los 130,000 fallecidos a causa de la pandemia.

“Queremos reabrir las escuelas. Todos lo quieren, las madres lo quieren, los padres lo quieren, los niños lo quieren. Es tiempo de hacerlo”, dijo Trump al encabezar un encuentro con autoridades de distintos niveles, representantes del sector educativo, padres de familia y estudiantes.

Junto a la primera dama, Melania Trump, y el vicepresidente, Mike Pence, el gobernante indicó espera que la reapertura escolar se haga “rápidamente” en el próximo otoño.

Pese a admitir que se trata de una “enfermedad horrible”, Trump aseguró que “a los jóvenes les va extraordinariamente bien”, en referencia a las bajas estadísticas de decesos en los casos de contagios de personas jóvenes.

Incluso se declaró dispuesto a “presionar” a los gobernadores y a todos para conseguir este objetivo.

En una breve intervención, la primera dama defendió que cuando los niños no van a la escuela “se están perdiendo la risa de sus amigos”, aprender de sus maestros y la “alegría del recreo y el juego”.

Imagen tomada de Twitter @latinus_us

Archivado como: Coronavirus clases California

El secretario de Salud, Alex Azar, pidió durante el encuentro, celebrado en la Casa Blanca, que nadie use las guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) “como una forma de no reabrir las escuelas”.

Mientras que la secretaria de Educación, Betsy DeVos, destacó que “bajo el fuerte liderazgo del presidente”, la economía del país “está resurgiendo” y consideró que las escuelas ” deben hacer lo mismo”.

“Este es el momento de reabrir las escuelas, repensar la escuela, de ser más ágiles, más flexibles, más receptivos a las necesidades de los estudiantes en un mundo cambiante”, apuntó.

Donald Trump
Imagen tomada de Twitter @WhiteHouse

Archivado como: Coronavirus clases California

En cuanto a las soluciones para acabar con el coronavirus, la farmacéutica Novavax informó en un comunicado que fue seleccionada para la llamada “Operación Warp Speed” (“velocidad asombrosa”), lo que supone el desembolso 1,600 millones de dólares para acelerar la producción de 100 millones de dosis de una posible vacuna.

Novavax, cuyo anuncio fue premiado por el mercado con una subida de más del 20 % de sus acciones, señaló que podrá tener disponible esta vacuna a finales de este mismo año.

Imagen tomada de Twitter @WRadioec

Archivado como: Coronavirus clases California

Continua artículo relacionado