Cómo administrar el dinero para ahorrar más (VIDEO)

Si quieres aprender a administrar el dinero es fundamental contar con una planeación en la que se definan objetivos y metas a corto, mediano y largo plazo.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Toda administración personal parte del hogar, ya que ahí se generan los gastos más fuertes: comprar una casa, un automóvil o pagar la renta. Por ello, si quieres aprender a administrar el dinero es fundamental contar con una planeación en la que se definan objetivos y metas a corto, mediano y largo plazo, para tener unas finanzas saludables.

A continuación, expertos te brindan algunos consejos para lograrlo:

“Para vivir tranquilos, sin preocupaciones económicas y, por supuesto, sin deudas, debemos ser organizados en los ingresos y egresos. El primer paso es platicarlo con la pareja, ya que en un hogar están involucrados los dos, especialmente cuando se trata de dinero.

“Deben partir de un presupuesto, saber cuáles son sus gastos fijos, hacer los cambios necesarios y, lo más importante, que ambos pongan de su parte para lograr cada meta trazada pues, si uno no participa, el resultado será negativo”, indica la administradora Daniela Díaz Alcántara.

RECOMENDADA: Black Friday y Cyber Monday: Consejos para aprovechar al máximo las ofertas

Administración y planeación

Para empezar, para administrar el dinero de manera ideal se debe definir cuáles son los planes a futuro. Por ejemplo, a largo plazo, que sería de cuatro años en adelante, podría ser adquirir una casa o departamento, concretar la renta de un inmueble o cumplir con el pago de una hipoteca. Asimismo, determinar si tendrán hijos y cuántos.

En el mediano plazo, es decir, de dos a cuatro años, se consideran las remodelaciones o mejoras que requerirá el hogar, comprar un auto, elegir dónde estudiarán los niños, en qué colegio (público o privado) y cuál sería el monto que podrían pagar de colegiatura.

Foto: Shutterstock

Por último, a corto plazo, a más tardar en dos años, entraría la adquisición de insumos, así como el pago de bienes y servicios propios de una casa (luz, agua, gas, teléfono, etcétera).

“Debes tener muy claro dónde estás parado y a dónde quieres llegar. Eso lo lograrás a través de un programa de presupuesto. Realiza una suma del total de tus ingresos; si tu pareja trabaja, también sumen su parte, porque entre ambos cubrirán los gastos del hogar. El siguiente paso es calcular todos sus egresos, a fin de conocer cuánto ganan y gastan.

“Lo ideal es que hagan este plan de ingresos y egresos fijos por quincena, mes, bimestre o año, aunque entre más tiempo abarquen, más difícil de prever será. Opten por un periodo no tan extenso”, dice el asesor financiero Alberto Salgado.

Evita endeudarte

De acuerdo con el especialista, para administrar el dinero de manera productiva y gozar de unas finanzas sanas, también es necesario que apartes cierto porcentaje de lo que ganas a cubrir tus gastos.

Así que si piensas rentar, hipotecar o adquirir un inmueble, lo ideal es que no supere 30% de tus ingresos.

“Si tienes hijos, destina para su educación 20%; en alimentación, 20%; a esparcimiento y vacaciones, dedícale otro 10%; para vestido y salud, asigna 10%; y ahorra otro 10%.

Foto: Shutterstock

TE PUEDE INTERESAR: Moda: 8 errores comunes a la hora de escoger la ropa para ir al trabajo

“No podemos generalizar. Cada familia es diferente, cuenta con distintos integrantes, ingresos y necesidades. No existe una receta universal, pero sí puedes guiarte con los porcentajes señalados. Lo primordial es tener claro cuánto ganas y no gastar más de ello para evitar endeudarte”, recalca el asesor financiero.

Cuida los créditos

Salgado enfatiza que un grave error de la sociedad, a la hora de administrar el dinero, es pensar que las tarjetas de crédito son un ingreso extra: lo ven como si fuera una extensión de lo que perciben y eso es una gran mentira.

“Los créditos son buenos, pero hay que saber utilizarlos a nuestro favor. Por ejemplo, sí para solicitar una hipoteca o adquirir un vehículo, pero no para gastos perecederos, como comer en restaurantes o comprar electrodomésticos.

Foto: Shutterstock

“Es importante tener conciencia e inculcar a nuestros hijos la cultura del ahorro. Eso les evitará muchos problemas y deudas futuras. Mejor piensen en inversiones donde su capital aumente, en hacer uso adecuado de servicios como luz y agua, no gastarlos en exceso, solo lo necesario. Apuesten por nuevas fuentes de ingreso, quizás algo alterno al trabajo que tienen para contar con mayores ganancias”, finaliza el experto.

Continua artículo relacionado