Promesa de Trump a líder extranjero motivó una queja interna en inteligencia

Etiquetas:

Trump dijo que las características del nuevo muro en esta área hacen más difícil el ingreso de personas porque no es fácil de escalar ni de cortar.

El presidente firmó una de las columnas del muro durante su recorrido y luego tuiteó una imagen en la que aparece el concreto a sus espaldas junto con la frase “No más falso asilo”, reforzando así los comentarios que ha hecho antes en torno a los “criminales” que toman ventaja de la política migratoria de asilo humanitario estadounidense.

Trump aseguró que una vez sea levantada la nueva barrera los contingentes militares desplegados en la frontera serán retirados y se mantendrán solo los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Respecto a la cooperación de México para abordar la crisis migratoria, luego de enviar agentes de la Guardia Nacional mexicana tanto a la frontera con Estados Unidos como a la que dicho país comparte con Centroamérica, Trump resaltó que “están pagando por 27,000 soldados”.

También dijo que con subir los aranceles a México en un 5% por seis meses quedaría cubierto el costo total del muro, pero descartó que vaya a tomar una medida en ese sentido.

Menos de 15 personas, entre simpatizantes y trabajadores de Otay Mesa, una zona comercial al sur de la ciudad de San Diego, esperaron sobre las calles la llegada del convoy que transportó al presidente y a funcionarios federales, algunos de ellos de la Patrulla Fronteriza.

Trump arribó a California, un territorio hostil para él, el martes procedente de Nuevo México, en el marco de una gira de recaudación de fondos que lo llevó a San Francisco, a la que visitó por primera vez desde que es presidente y donde permaneció poco más de tres horas sin dejarse ver en público.

Posteriormente partió a Los Ángeles y fue parte de una cena de recaudación de fondos en Beverley Hills, para luego, ayer miércoles, dirigirse hacia San Diego, en el sur de California.

Entre los que esperaban al presidente a su llegada a la estación aérea militar de Miramar, en San Diego, estaba Yisroel Goldstein, rabino de la sinagoga Chabad en Poway, quien resultó herido en el tiroteo que se registró en abril de este año en este centro religioso.

[trend video=”467042″ player=”14557″ title=”Jorge Ramos confronta a Joe Biden”]

Síguenos para más contenido

Youtube
Página: 1 2 3 4