Gobierno de Trump suspende deportación de algunos indocumentados enfermos

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Gobierno de Trump suspende deportación de algunos indocumentados enfermos
  • Administración de Trump suspende deportación de indocumentados enfermos.
  • El USCIS confirmó la buena noticia para estos inmigrantes.
  • Muchos pacientes estaban en vilo por la orden de deportación dada por el gobierno de Trump.

La Administración de Donald Trump se echó para atrás y suspendió la deportación de algunos inmigrantes indocumentados enfermos, cuyos casos dijo que había dejado de considerar.

Relacionado

El gobierno del presidente Donald Trump reactivará un programa que ha permitido que algunos inmigrantes indocumentados que reciben tratamientos médicos por condiciones de salud raras y graves permanezcan en el país, informaron hoy los medios locales, reseñó Efe.

Trump deportación indocumentados

La semana pasada la guatemalteca María Isabel Bueso y otros inmigrantes con graves condiciones de salud testificaron ante un subcomité de la Cámara de Representantes explicando que su supervivencia depende de que permanezcan en Estados Unidos.

El grupo incluyó niños que sufren fibrosis cística y otras enfermedades, y quienes declararon que si se les envía a sus países de origen podrían morir.

Un mes antes el gobierno había notificado a esos inmigrantes que debían salir del país en 33 días.

El Departamento de Seguridad Nacional ha informado al Comité Legislativo que, por órdenes del secretario interino Kevin McAleenan, el gobierno de Trump reabrirá la consideración de las solicitudes para diferir las deportaciones de algunos indocumentados, según el diario The New York Times.

En un mensaje enviado al Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, el gobierno indicó que “reanuda la consideración de las solicitudes de dilación de acción de manera discrecional, caso por caso”.

[interest img=”https://res.cloudinary.com/mundo/image/upload/f_auto,q_auto/v1568944598/Captura-de-pantalla-2019-09-19-a-las-20.52.23_lrqsqs.png” url= “https://mundohispanico.com/alan-kaleb-pardo-maldonado-nieto-helena-rojo-cocaina/” title= “Detienen a Alan Kaleb Pardo Maldonado, nieto de Helena Rojo, por tráfico de cocaína”]

Bueso, de 24 años de edad, tiene diagnóstico de mucopolisacaridosis VI, un mal metabólico hereditario causado por la ausencia o el mal funcionamiento de ciertas enzimas. Además, sufre paraplejia.

La mujer llegó a Estados Unidos cuando tenía 7 años para participar en una prueba clínica y desde entonces ha estado recibiendo asistencia médica en Oakland, California.

[trend video=”469394″ player=”14557″ title=”Brisas de Tela sirve desde 2015 sabrosuras hondureñas en Norcross y Marietta”]

Grupos de derechos civiles y defensores de los inmigrantes iniciaron demandas ante los tribunales a comienzos de septiembre para impedir las deportaciones.

“En estos tiempos sombríos de continuos ataques del gobierno contra los derechos humanos y la dignidad humana, este parece ser un momento de buenas noticias”, indicó en una declaración el presidente del comité, el demócrata Jamie Raskin, de Maryland.

“Es notable que se requieran audiencias de emergencia en el Congreso y un clamor nacional para proteger a niños gravemente enfermos y que encaran la deportación”, añadió.

De acuerdo con AP, el gobierno de Trump revirtió el jueves su decisión de dejar de tomar en cuenta las solicitudes de los inmigrantes que buscan evitar la deportación debido a tratamientos médicos u otras adversidades, después de varias semanas de indignación pública y de una investigación del Congreso en torno a la medida.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS por sus siglas en inglés) confirmó que reanudará la consideración de solicitudes de “acción diferida” a discreción y caso por caso, como lo ha hecho en años anteriores.

[trend video=”468720″ player=”14557″ title=”Cree usted que el presidente Trump dice verdades o mentiras”]

La agencia indicó que dar marcha atrás a la decisión del 7 de agosto fue instrucción del secretario interino de seguridad nacional McAleenan, quien supervisa el USCIS. No dio más detalles.

La decisión de cancelar la añeja política generó críticas inmediatas por parte de médicos y abogados migratorios, especialmente en Boston, donde un gran número de familias afectadas se ha establecido para recibir atención médica en algunos de los principales hospitales del país.

Grupos en pro de los derechos civiles en la ciudad también presentaron una demanda federal bajo el argumento de que la agencia no había dado una notificación o justificación apropiada respecto a la cancelación, como lo requiere la ley.

A principios de mes, el USCIS, en una concesión parcial ante las críticas, reabrió las peticiones de alrededor de 400 solicitantes pendientes a los que se les habían emitido cartas de rechazo en las que también se les ordenaba salir del país en un periodo no mayor a 33 días o arriesgarse a una deportación.

A pesar del anuncio del jueves, los representantes demócratas dijeron que seguirán en busca de respuestas sobre cómo se llegó a la decisión de la cancelación. También dijeron que monitorearán a la agencia para asegurarse de que el cambio se sostenga.

[trend video=”467968″ player=”14557″ title=”Entrevista Salomundo “]

El 7 de agosto había entrado en vigor la polémica política de USCIS por la que se indicó a las familias de quienes solicitaron el alivio temporal de la deportación que “ya no consideran solicitudes de acción diferida”, a excepción de algunos casos militares. Eso había tomado a muchos por sorpresa y quedaron a la expectativa de lo que pudiera ocurrir con sus seres queridos que están enfermos.

En un principio, USCIS había dicho que dejaría que ICE determinara si los asuntos no militares “justifican una acción diferida”. Sin embargo, los procedimientos de ICE no concuerdan con estas medidas. Además, USCIS es la responsable de los beneficios legales de inmigración, tal como la autorización de trabajo o de residencia.

La agencia afirma a principios de mes que “reabriría casos de acción diferida no militar que estaban pendientes el 7 de agosto”. Explicó que se revisaría caso por caso para evaluar la situación. Se “están tomando medidas correctivas inmediatas para reabrir casos previamente pendientes”, dijo un funcionario en aquel momento.

Una semana antes de ese anuncio, unos 130 senadores de Estados Unidos y algunos miembros del Congreso enviaron una carta al secretario de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, y al director de USCIS, Ken Cuccinelli, para manifestar su desacuerdo con la “cruel” e “inhumana” medida.

Hacer que los pacientes regresen a su país de origen podría para algunos significar la muerte. Por lo que los legisladores argumentaron que “en muchos casos, los tratamientos salvan vidas”.

[trend video=”465997″ player=”14557″ title=”Qué opina sobre la nueva regla de carga pública que piensa implementar Trump”]