Práctica “inhumana” del gobierno de Trump rompe récords históricos

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Práctica “inhumana” del gobierno de Trump rompe récords históricos
  • EE.UU. tuvo en custodia a casi 70,000 menores inmigrantes, una práctica inhumana de gobierno de Trump que ha superado récords históricos del país.
  • La serie de estrictas políticas de inmigración de la administración Trump ha aumentado el tiempo que los niños pasan detenidos, a pesar de que el gobierno reconoce que les está causando daño físico y emocional.
  • El 5 de noviembre un juez federal ordenó al gobierno que brinde exámenes y tratamientos de salud mental a familias migrantes traumatizadas por la separación.

Práctica “inhumana” del gobierno de Trump rompe récords históricos.

Nuevos datos del gobierno mostraron este mes la cifra récord de 69,550 menores migrantes retenidos en custodia del gobierno de Estados Unidos durante el año pasado, suficientes bebés, niños y adolescentes para atiborrar un estadio promedio de la NFL.

Son más niños detenidos lejos de sus padres que en cualquier otro país, según investigadores de Naciones Unidas. Y está ocurriendo a pesar de que Washington reconoció que la detención puede ser traumática para los menores, lo que los pone en riesgo de padecer daños físicos y emocionales de largo plazo, reseñó The Associated Press.

Algunos de los menores migrantes que estuvieron en custodia este año ya fueron deportados. Otros se han reunido con familiares en Estados Unidos, donde tratan de ir a la escuela y reconstruir sus vidas. Unos 4,000 siguen aún bajo custodia del gobierno, casi siempre en albergues grandes e impersonales. Y llegan más cada semana.

Los casi 70,000 niños migrantes que permanecieron en custodia del gobierno este año representan un incremento del 42% en el ejercicio fiscal 2019 en comparación con 2018, pasaron más tiempo en albergues y lejos de sus familias que en años previos.

La serie de estrictas políticas de inmigración del gobierno de Trump ha aumentado el tiempo que los niños pasan detenidos, a pesar de que el gobierno reconoce que les está causando daño.

“Las primeras experiencias quedan literalmente integradas en nuestro cerebro y cuerpo”, dice el doctor Jack Shonkoff, que dirige el Centro para el Desarrollo del Niño de la Universidad de Harvard. A principios de año, le dijo al Congreso que “investigaciones revisadas por colegas durante décadas” muestran que detener a niños separados de sus padres o cuidadores primarios es malo para su salud. Es un problema de conexiones cerebrales, señaló.

Los niños más pequeños son quienes más riesgo corren porque sus sistemas biológicos están menos desarrollados, apuntó. El daño previo y la duración de la separación, también es más probable que generen un trauma.

Un adolescente hondureño que estuvo en un gran centro de detención durante cuatro meses antes de reunirse con su madre dijo que su miedo y su ansiedad se incrementaban cada día que pasaba.

“Había allí algo que nos hacía sentir desesperados. Era la libertad. Queríamos ser libres”, recuerda. “Había desesperación por todos lados”.

Otro adolescente hondureño, que llegó a Estados Unidos a los 16 años y estuvo más de un año retenido en una serie de albergues con cada vez más medidas de seguridad, dijo que vio a sus compañeros autolesionarse.

“A veces lloraban, solos, o se golpeaban contra la pared”, contó. “Pensé que se debía a que llevaban mucho tiempo allí”.

Los adolescentes hablaron bajo condición de guardar el anonimato por temores de seguridad.

Práctica inhumana del gobierno de Trump rompe récords históricos
Foto: Getty.

Archivado como: práctica inhumana del gobierno de Trump

El gobierno de Estados Unidos llama a los niños migrantes detenidos sin sus padres “niños extranjeros no acompañados”, UAC en la jerga burocrática.

La ley federal requiere que la Oficina de Reubicación de Refugiados del Departamento de Salud y Servicios Humanos les proporcione comida y alojamiento, además de atención médica y de salud mental. Pero la Oficina del Inspector General del departamento halló que no hay suficientes médicos ni atención especializada en los albergues donde se retiene a niños migrantes.

Mark Weber, portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos, dijo que, en una época en que Estados Unidos tiene retenidos a la mayor cantidad de niños migrantes en la historia de su iniciativa, “hay que darle crédito a la Oficina de Reubicación de Refugiados y al personal de la red de albergues por administrar un programa que fue capaz de expandirse rápidamente y unificar a la mayor cantidad de niños de la historia, todo en un ambiente increíblemente difícil”.

Práctica inhumana del gobierno de Trump rompe récords históricos
Foto: Getty.

Archivado como: práctica inhumana del gobierno de Trump

En una solicitud urgente para financiar un albergue de emergencia antes este año, el departamento advirtió que “Sin una forma de proporcionar estos servicios, existe un riesgo inaceptable de que miles de UAC no tengan cubiertas sus necesidades humanas básicas, lo que resultaría en lesiones o muertes de niños”.

En la edición de septiembre de la revista “Pediatrics”, la Academia Estadounidense de Pediatría dijo que los menores migrantes que son detenidos “enfrentan historias traumáticas casi universales”.

El grupo recomienda terapias específicas para ayudarles a recuperarse y reunirlos con sus familias, advirtiendo de consecuencias serias si no reciben tratamiento. Pero pocos de los miles de menores separados de sus padres están recibiendo terapia después de ser deportados a Centroamérica. La mayoría proviene de comunidades empobrecidas donde hay pocos o ningún recurso para la salud mental.

Estados Unidos está siendo demandado por cientos de millones de dólares por algunas familias que dicen que sus hijos sufrieron daños por su detención, y el 5 de noviembre un juez federal ordenó al gobierno que brinde exámenes y tratamientos de salud mental a familias migrantes traumatizadas por la separación.

Práctica inhumana del gobierno de Trump rompe récords históricos
Foto: Getty.

Archivado como: práctica inhumana del gobierno de Trump

El juez dictaminó que los abogados de los afectados presentaron evidencias de que la política de Washington “provocó un trauma mental severo a los padres y a sus hijos”, y que los funcionarios del gobierno de Estados Unidos eran “conscientes de los riesgos asociados con la separación de las familias cuando la implementaron”.

Ryan Matlow, experto en trauma infantil de la Universidad Stanford, señaló que el estrés tóxico en los niños se asocia con tasas más altas de depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, enfermedades cardiacas, cáncer e incluso una muerte temprana.

“Entonces, ¿queremos ser un país que le provoca más traumas a individuos que están experimentando una adversidad extrema y buscan refugio y ayuda en un país vecino?”, preguntó Matlow, quien se reunió con menores inmigrantes detenidos en varios de los mayores centros de detención. “¿Nos parecen bien las implicaciones de provocarle daño a menores vulnerables, niños de 2 y 3 años, y también a adolescentes? ¿Podemos aceptar eso?”.

Foto: Getty.

Archivado como: práctica inhumana del gobierno de Trump