Revelan fecha para la primera audiencia pública en el juicio de Donald Trump

El abogado personal de Trump presionaba así al Gobierno encabezado por su principal cliente para que no procesara a otro de sus representados, Betancourt.

Giuliani ha seguido aceptando ofertas de trabajo de clientes en el extranjero desde que comenzó a representar a Trump, y niega que eso suponga un conflicto de interés porque, según argumenta, no cobra nada por su trabajo para el presidente Trump.

El caso relacionado con Betancourt apunta a que un grupo de empresarios venezolanos y funcionarios de PDVSA conspiraron para robar unos 1.200 millones de dólares de la petrolera estatal y blanquearlos mediante la compra de propiedades inmobiliarias en Miami y complejos esquemas de inversión.

Betancourt no ha sido identificado hasta ahora como acusado en el caso -que también afecta a los hijastros del presidente venezolano, Nicolás Maduro- pero fuentes cercanas a la investigación afirmaron este mes al diario The Miami Herald que él es el “Conspirador 2” que aparece en la acusación criminal.

Según ese documento, el empresario y su primo, Francisco Convit Guruceaga, recibieron 272,5 millones de dólares gracias a la trama, aunque Betancourt ha negado “haber cometido delito alguno” a través de su abogado, Jon Sale.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+