El DUI, la herramienta “exprés” del gobierno para deportar inmigrantes

Agencia EFE
Actualizado en

El hispano, propietario de una mueblería, anotó que, en cambio, tiene “un sobrino ciudadano (estadounidense) que lleva cuatro detenciones por ebriedad y no lo juzgan como un indocumentado. Yo ni siquiera soy reincidente”, enfatizó a Efe Torres.

En las últimas semanas, varios operativos realizados por ICE en todo el país han dejado un saldo de 1,191 arrestos de inmigrantes, cuyas huellas dactilares forman parte del Buró Federal de Investigación (FBI).

Bajo el nombre de “Operación Calles Seguras” se ha buscado detener a inmigrantes indocumentados con antecedentes por manejar bajo la influencia de alcohol, de acuerdo con el director adjunto de campo de investigación de ICE en Boston, Todd Michael Lyons.

Licencia de conducir

“Estas personas estaban siendo pasadas por alto. Manejar bajo la influencia es una amenaza peligrosa, independientemente del país de origen. Es un crimen aún más perturbador cuando es cometido por alguien que no tiene el derecho legal de estar en este país”, señaló Lyons al dar a conocer el procedimiento.

Debido a estos operativos, que han dejado como resultado cientos de detenciones, la “deportación voluntaria” para evitar más problemas legales es una opción que ofrecen las autoridades migratorias.

El mexicano Rómulo Estrada entró legalmente al país con una visa de trabajo, un permiso que con el paso del tiempo venció.

Luego tuvo dos detenciones por DUI en Phoenix, Arizona, por lo que un juez le dio la opción de la “deportación voluntaria” para evitar enviarlo a un centro de detención.

Anterior Seguir Leyendo

Search

+