Estudio de Oxford Economics pronostica “derrota histórica” de Donald Trump en elecciones (FOTO)

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Estudio de Oxford Economics pronostica “derrota histórica” de Donald Trump en elecciones (FOTO)
  • Prevén “derrota histórica” de Donald Trump en las próximas elecciones
  • Estudio de Oxford Economics vaticina que crisis por coronavirus le pasará facgtura
  • Aumento del desempleo y la inflación evitará la reelección del mandatario republicano

El presidente estadounidense, Donald Trump, sufrirá una “derrota histórica” en las elecciones generales del próximo noviembre, en las que le pasará factura la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, según advierte un modelo predictivo desarrollado por Oxford Economics, de acuerdo a la agencia de noticias EFE y al portal de Daily Mail.

Este “think-tank” británico parte de un escenario de recesión en Estados Unidos en el que el aumento del desempleo y la inflación evitará la reelección del mandatario republicano, quien obtendría apenas el 35 % de los votos en esos comicios, frente al 55 % pronosticado por Oxford Economics antes de la Covid-19.

“Se necesitaría un milagro económico para que los resultados favorezcan a Trump”, indica el informe, que asume que la economía estadounidense no se habrá recuperado del impacto del coronavirus para el próximo otoño.

Entonces, cree que la economía norteamericana estará “en peores condiciones que en el peor momento de la Gran Depresión”, con el desempleo por encima del 13 %.

“Una tasa de paro superior al pico registrado durante la crisis financiera global, una caída del 6 % en los ingresos en los hogares respecto a los niveles anteriores al virus y una deflación transitoria harán que la economía sea un obstáculo casi insuperable para (Donald) Trump en noviembre”, agrega el informe.

En este contexto, Oxford Economics considera que el Partido Demócrata se encamina hacia una “clara victoria”, si bien su porcentaje de votos dependerá de la participación en las urnas y de la evolución de la pandemia.

Los observadores recuerdan que el modelo predictivo de este instituto de investigación británico ha acertado el resultado en 16 de las 18 últimas elecciones en Estados Unidos, con dos únicos fallos en 1968 y 1976.

El Daily Mail recuerda que cuanto compitió por la presidencia contra Hillary Clinton, obtuvo menos porcentaje del voto popular, pero que logró la victoria al obtener Wisconsin, Pensilvania y Michigan por distancias muy cortas, así como Florida.

Es importante aclarar que la derrotas en reelecciones para presidentes que vivieron crisis económicas, son un fenómeno muy común.

Además, de acuerdo al portal se señala que Donald Trump se quedaría con Florida como ocurrió en las pasadas elecciones, así como Missouri y Iowa.

A este estudio lo sustenta la precisión con la que ha determinado los triunfos y derrotas de otros que se postulan para la Casa Blanca.

A excepción de 1968 y 1976, ha acertado en sus predicciones, que datan desde el año de 1948. En esta ocasión explica que serán las consecuencias de la pandemia por el coronavirus que harán que Donald Trump pierda las elecciones de noviembre próximo.

En estos momentos la reapertura de las actividades en algunos estados fue muy criticada por algunos sectores que aún no estaban de acuerdo.

Sin embargo, el Gobierno de Estados Unidos ha advertido de los graves riesgos de continuar con la economía estancada.

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con “retener” fondos federales a dos estados clave en las elecciones presidenciales del próximo noviembre, Nevada y Michigan, por sus planes para facilitar el voto por correo por motivos de seguridad durante la pandemia del Covid-19.

En dos tuits, Trump dio un nuevo paso en su campaña contra el voto por correo, una opción que él mismo utilizó para participar en las primarias de Florida, pero que teme que pueda perjudicarle en noviembre, por lo que insiste, sin pruebas, en que puede llevar a un fraude electoral.

“Nevada ‘piensa’ que puede enviar papeletas ilegales de voto por correo, creando un escenario enorme de fraude electoral para el estado y Estados Unidos. ¡No pueden! Si lo hacen, yo ‘pienso’ que puedo retener los fondos al estado”, escribió Trump sobre los planes de Nevada de celebrar solo por correo sus primarias legislativas del 9 de junio.

El mandatario Donald Trump también dirigió esa amenaza a Michigan, al afirmar que el territorio “ha enviado solicitudes para votar por correo a 7.7 millones de personas” para sus primarias de agosto y las elecciones generales.

“¡Pediré que se retengan los fondos a Michigan si quieren ir por este camino de fraude electoral!”, añadió.

Trump no aclaró qué fondos podría retener y no está claro que pueda hacerlo legalmente, dado que los estados y localidades tienen la potestad de tomar decisiones sobre sus elecciones. Además, la mayoría de los fondos del paquete de estímulo por el coronavirus que estaban destinados a Nevada y Michigan ya se han entregado.

En declaraciones a la prensa más tarde, Donald Trump insinuó que no planea cumplir sus amenazas, al asegurar que no cree que vaya a ser “necesario” retener los fondos al menos en el caso de Michigan.

“Las papeletas enviadas por correo son algo muy peligroso, son objeto de un fraude masivo”, afirmó el mandatario, a pesar de que no hay pruebas al respecto y varios estudios han negado ese punto.

Los casos documentados de fraude electoral en EE.UU. son tan pocos que es “más probable que a una persona le parta un rayo que se haga pasar por otro votante en las urnas”, según indicó en 2017 el independiente Centro Brennan para la Justicia de la Universidad de Nueva York.

Sin embargo, Donald Trump afirmó tras su victoria electoral en 2016 que en esos comicios habían votado de 3 a 5 millones de indocumentados, sin proporcionar ninguna prueba; y creó una Comisión de Fraude Electoral para investigar sus propias denuncias que se disolvió unos meses después, sin haber encontrado ninguna evidencia de problemas.

El propio Donald Trump votó por correo en las primarias presidenciales de Florida hace dos meses, algo que su portavoz, Kayleigh McEnany, justificó este miércoles al afirmar que “es el presidente” y tiene “una razón” para no estar presente en su estado de residencia el día de las primarias.

Las preocupaciones de salud derivadas de la crisis del coronavirus han llevado a varios estados a aplazar sus primarias o a promover el voto por correo, algo que en EE.UU. solo se permite como opción generalizada -sin necesidad de justificación extra- en 29 estados.

Las amenazas de Trump se centraron en dos estados gobernados por demócratas -Nevada y Michigan- a pesar de que otros dirigidos por republicanos están facilitando también el voto por correo, como Virginia Occidental o Utah.

Con información de EFE