Después del coronavirus se pronostica un fenómeno devastador llamado el ‘cisne verde’ (FOTOS)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Después del coronavirus se pronostica un fenómeno devastador llamado el ‘cisne verde’ (FOTOS)
  • Después del coronavirus, se aproxima el ‘Cisne Verde’
  • El cambio climático que se espera después de la pandemia del coronavirus es alarmante
  • La naturaleza va a reclamar ‘lo que es suyo’ aseguran los expertos

Ante la pandemia que está viviendo el mundo por el coronavirus, ahora los expertos en la ciencia y la naturaleza, aseguran que se nos viene un crisis climática en la que la naturaleza ‘reclamará lo suyo, por lo que sucederán varios fenómenos naturales que amenazarán a los seres humanos. Esto se llama ‘el cisne verde’.

El llamado ‘cisne verde’, término que utilizó el Banco de Pagos Internacionales para eventos de graves consecuencias que son resultado de la crisis climática, se pronostican para la humanidad una vez que se controle o bien, termine la crisis del mundo actual por el coronavirus.

Expertos en este tipo de temas, aseguraron a Efe que el ‘cisne verde’ es inminente y se asemeja al llamado ‘cisne negro’, período en el que sucesos o hechos no pronosticados, afectaron de manera importante la economía mundial, por lo que vaticinan que luego del coronavirus, se nos viene un fenómeno similar alarmante.

Los contagios de coronavirus en el mundo ya suman más de 500 mil y las muertes casi llegan a 20 mil, además afectando la economía por la cantidad de negocios cerrados y trabajos en paro, así como la gente aislada en cuarentena en sus casas para evitar los contagios en todo el mundo.

Aunque muchos han señalado a China como el responsable por el coronavirus, un experto aseguró a Efe que esta pandemia que estamos viviendo es resultado de el uso no correcto de la fauna silvestre así como el tráfico de especies.

Un científico precisó que el error del ser humano es destruir los hábitats de distintas especies como el pangolín y los murciélagos, por lo que al estar en riesgo de contacto con los humanos, se potencia el riesgo de transmitir enfermedades propias de animales de este tipo, como posiblemente sucedió con el COVID-19 o coronavirus.

Por si fuera poco, el calentamiento global está ayudando a que los polos se derritan y esto genere que ciertos microorganismos que llevaban ‘dormidos’ mucho tiempo, despierten y ahora se comiencen a propagar y poner en riesgo la salud y la vida de la especia humana, que al estar enterrados millones de años, no se tiene ni idea de sus efectos ni consecuencias.

En los últimos días, se dice que la Tierra está dándose un ‘respiro’ con la cantidad de personas que han dejado mares, bosques y playas y calles desiertas, por lo que los animales y la fauna recupera su espacio, pues incluso la capa de ozono comienza a ‘repararse’ en el daño que el ser humano le hizo.

Sin embargo, según expertos en entrevista con Efe, señalan que los gobiernos ni las estructuras mundiales están preparadas para las consecuencias de un ‘cisne verde’, pues aumentaría la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, prediciendo lo peor.

A partir de este ‘paro’ por el coronavirus, sucederán desastres naturales más fuertes y con más frecuencia, habrá mayor escasez de agua, la disminución de cosechas, nuevas enfermedades que será difícil controlar, todo eso que representará una amenaza fuerte para el ser humano.

El aumento del promedio de la temperatura de la tierra para finales del siglo se pronostica en 4.5 grados, cuando lo ideal es 1.5 grados respecto a la temperatura preindustrial, por lo que de no lograr los objetivos ambientales, los fenómenos tipo cisne verde serán más frecuentes y potencializarían caos ecológico.

Además del cisne verde, Estados Unidos superó este viernes los 100,000 casos de COVID-19, que se ha cobrado ya las vidas de 1,581 personas, según los datos de la Universidad Johns Hopkins, que mantienen al país como primero en el mundo en cuanto a contagios.

De acuerdo con esas estadísticas, EE.UU. ha registrado 101,657 infectados; seguido de Italia, con 86,498; y China, con 81,897.

El estado de Nueva York concentra más del 40 % de los contagios documentados en el país, con 44,970 casos; seguido de su vecino Nueva Jersey, con 8,825; y California, que acumula 4,569.

En cuanto a las cifras de mortalidad dentro de EE.UU., el estado de Nueva York está a la cabeza con 527 decesos; por delante de Washington, con 157; y Nueva Jersey, con 108.

Pese a estos datos, durante la rueda de prensa diaria del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, alabó la labor de su Gabinete frente a esta crisis y al vicepresidente, Mike Pence, quien lidera en su Gobierno la lucha contra la pandemia.

“No estamos jugando. Hemos hecho un gran trabajo, y no hablo sobre mí, sino sobre Mike Pence, FEMA (la agencia federal para la gestión de emergencias), el cuerpo del Ejército”, dijo.

“Quiero que los gobernadores aprecien lo que hemos hecho”, agregó el republicano Trump, en respuesta a las críticas desde algunos estados en poder de los demócratas sobre su gestión de esta crisis.

https://twitter.com/CNNEE/status/1243663808679288838?s=20

Trump estampó este viernes su firma en el mayor paquete de estímulo económico de la historia del país, por valor de más de 2 billones de dólares, para contener el impacto económico de la pandemia del coronavirus.

El plan de estímulo, que representa alrededor de un 10 % del Producto Interior Bruto estadounidense, fue respaldado este viernes en la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, después de la aprobación el jueves en el Senado, controlado por los republicanos.

Trump firma paquete de estímulo por 2.2 billones de dólares para proveer asistencia a estadounidenses y empresas.

Actuando con una resolución excepcional en un tiempo extraordinario, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el viernes un paquete de rescate de 2.2 billones de dólares y lo envió al presidente Donald Trump para su firma, con lo que el gobierno federal lanzó un salvavidas a la economía y el sistema de salud, que se han visto fuertemente golpeados por la pandemia de coronavirus.

La Cámara de Representantes aprobó la iniciativa por votación a viva voz, luego de que una fuerte mayoría de ambos partidos se alineó detrás del proyecto de ley de ayuda económica más colosal en la historia de la nación.

“Hoy todos hemos reconocido que nuestra nación enfrenta una emergencia económica y de salud de magnitud histórica”, dijo la presidenta de la cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi.

Trump dijo que sancionará la ley inmediatamente.

https://twitter.com/bbcmundo/status/1243611515179204609?s=20

El paquete permitirá enviar pagos de hasta 1.200 de dólares por persona a millones de estadounidenses, reforzará los beneficios de desempleo, ofrecerá préstamos, subsidios y exenciones impositivas a empresas grandes y pequeñas, e inyectará miles de millones más a los estados, gobiernos locales y al casi desbordado sistema de atención médica de la nación.

Al comenzar la sesión por la mañana, no cabía duda de que la cámara, de una u otra manera, daría la aprobación final al paquete de rescate económico. Tanto los demócratas, que ven en la ley un regalo a las grandes empresas, como los republicanos, que la consideran un derroche de recursos, estaban dispuestos a respaldarla por el bien de la economía.

El tono general del debate fue conciliador, y legisladores de ambos partidos dijeron que la medida era necesaria para rescatar una nación devastada. Entre discurso y discurso se desinfectaron las tribunas de oradores.

“Si bien nadie estará de acuerdo con todas las provisiones de esta ley de rescate, enfrentamos un reto pocas veces visto en la historia de Estados Unidos. Debemos actuar ahora para evitar un costo mucho mayor en vidas e ingresos”, dijo el legislador republicano Kevin Brady, de Texas.

El miércoles por la noche, el Senado aprobó el proyecto por unanimidad, lo que generó elogios de Trump, que está ávido por promulgar la ley.

La ley otorgará 1.200 dólares en pagos individuales a las personas y otorgará préstamos baratos, subsidios y exenciones impositivas a empresas en peligro de quebrar a medida que decenas de millones de estadounidenses se someten a confinamientos voluntarios y cuarentenas.

Elementos cruciales de la ley jamás han pasado por una prueba, como los subsidios a pequeñas empresas para que sigan pagando a sus empleados y préstamos complejos a las grandes empresas. Se reembolsará a millones de personas que han conservado sus empleos.

Por el momento Estados Unidos encabeza la tabla mundial de infecciones, con más de 86.000 casos. Unas 1.300 personas han muerto de COVID-19.

https://twitter.com/AfpFactual/status/1243492965625937920?s=20