Árnica al estilo de la abuela: 5 usos caseros que te hacen bien

El árnica, es una planta que tiene su origen en Europa pero que se puede encontrar en múltiples regiones de Asia y América del Norte.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
(Updated: 04/07/2021)

  • Cuando la naturaleza está a nuestro favor: flores para sanar nuestro cuerpo
  • La abuela no estaba confundida ¡el árnica tiene grandes poderes!
  • 5 usos caseros del árnica que te harán bien

Ya lo decía la abuela: el árnica puede ayudar con todo. El Arnica Montana, mejor conocida como simplemente Arnica, es una planta que tiene su origen en Europa pero que se puede encontrar en múltiples regiones de Asia y América del Norte. Cualquiera que se encontrara con esta flor quedaría encantado con su belleza, ya que su color amarillo la hace destacar de otroas; sin embargo, lo que más impresiona de esta planta son sus múltiples propiedades, que pueden sacar un apuro a más de uno.

Existen muchas formas de aprovechar las virtudes y propiedades de esta planta. Antes de pasar a ellas, nos gustaría mencionar que es muy importante que tengas en cuenta que cuando las cosas son complicadas o no se presentan mejorías reales en una condición que padezcas, acudas con el profesional de salud indicado para que él pueda ayudarte y proporcionarte el tratamiento que necesitas.

Quizá la principal propiedad de esta planta es la capacidad de actuar como un antiinflamatorio natural que puede ser aplicado de diferentes maneras para ayudar al cuerpo a restaurar su estado saludable; además, tiene propiedades analgésicas y antimicrobianas que ayudarán a disminuir las molestias causadas por golpes y raspaduras en la piel, ayudando a evitar infecciones derivadas de las heridas.

Árnica
MH archivos

Té de árnica

Este es fácil de preparar y sirve para aliviar el dolor corporal, pero también guarda un gran secreto: su consumo beneficia al organismo y le ayuda a desinflamar el estómago y a mejorar la digestión, lo cual puede contribuir a la pérdida de peso o a la desinflamación generalizada del cuerpo. Solamente necesitas unas hojas de árnica y agua.

Modo de preparación: Pon a hervir dos tazas agua con unas ramas de árnica; pasados unos diez minutos, y una vez que hierva el agua, retira del fuego y deja que repose hasta que alcance una temperatura ambiente, para que no cause molestias al tomarla. Se recomienda beber té de árnica en ayunas para tener mayores beneficios, sin importar la hora del día ¡verás cómo mejoran tus molestias! Asimismo, puedes utilizar esta mezcla para aplicarte compresas en zonas afectadas por el reumatismo, la artritis, quemaduras y golpes.

árnica
MH archivos

Baño de árnica

Nuestros pies trabajan mucho durante el día. Esta crema sirve para aliviar dolores y mejorar la circulación en piernas y pies; después de un día largo de trabajo es normal empezar a sentir los estragos del esfuerzo y la tensión. Una manera de relajarse y desinflamar los pies es mediante la aplicación de baño con árnica que alivie esa sensación de pesadez.

Modo de preparación: Necesitas de 30 a 50 gramos de árnica y dos tazas de agua. Calentar el agua y añadirle las flores de árnica, para que al hervir se suelten todas las propiedades de esta planta; es tan sencillo que lo único que tienes que hacer es sumergir los pies en esta mezcla y empezar a disfrutar de sus beneficios. Procura no hacerlo cuando el agua todavía está hirviendo y esperar a que alcance una temperatura tibia, ya que de otra forma podrías causarte lesiones que te causen mayores incomodidades.

árnica
Shutterstock

Shampoo de árnica

Sigue los mismos pasos para preparar el té de árnica, pero en un litro de agua y agregando a la mezcla unas ramitas de romero; esto dará como resultado una potente mezcla que será capaz de combatir los microorganismos que habitan en tu cuero cabelludo y ayudarán a que te cabello luzca limpio y radiante. Brillarás como nadie.

A diferencia de otras mezclas, es importante que filtres las hojas antes de utilizarla ya que basta con las propiedades de la mezcla para estimular el crecimiento del pelo, ya que ambas plantas favorecen la activación de la circulación ¡increíble! Combinación maravillosa, limpieza y crecimiento en el cabello. Una tentación muy difícil de evitar.

MH archivos

Tintura de árnica

La tintura de árnica la puedes conseguir en una tienda naturista o farmacia homeopática, y la puedes aplicar directamente en la zona o mezclarla con otros ingredientes para potenciar sus propiedades. Es bien conocido que el árnica es un gran aliado para aliviar las molestias ocasionadas por quemaduras de leves a moderadas.

Modo de preparación: Vierte una cucharadita de tintura de árnica en una taza de agua tibia; después, sumerge paños limpios en la mezcla y coloca en la zona donde se encuentra la quemadura. No hagas mucha presión en el área afectada, y retira después de unos minutos, de manera que repitas esta maniobra las veces que consideres necesarias para aliviar los malestares.

MH archivos

Aceite de árnica

Hemos recorrido un par de usos de la árnica, pero aquí el último de la lista, se trata del aceite de árnica. Los beneficios del aceite de árnica son variados; puede ayudar para reducir las várices, aliviar el dolor por desgarres musculares, o simplemente para utilizar como aromatizante relajante.  Sin más preámbulo, te dejamos el modo de creación.

Modo de preparación: Coloca unas ramas de esta planta en un frasco de vidrio resistente a las altas temperaturas; añade a la mezcla una porción de aceite de oliva y colócala a baño maría durante aproximadamente 7-10 minutos. Una vez que haya alcanzado el hervor remueve la mezcla con un palillo de madera, de forma que se integren todos los ingredientes y se consiga una mezcla homogénea que pueda aplicarse fácilmente en cualquier zona. Procura que el frasco se encuentre en una temperatura cálida y que no dure más de un mes, ya que pasado ese tiempo perderá sus propiedades.

MH archivos

Etiquetas:
Continua artículo relacionado