Gobierno de Trump pedirá autorización para deportar a menores no acompañados

blank
blank


El Gobierno de Donald Trump pedirá al Congreso de Estados Unidos autorización para deportar a los menores no acompañados que llegan desde Centroamérica como una de las medidas para atacar la actual crisis migratoria, que ha desbordado la capacidad de las agencias gubernamentales para gestionarla.

La petición la tramitó la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, a través de una carta al Legislativo.

En la misiva, Nielsen solicita al Congreso “autoridad para devolver a los menores no acompañados a sus familias en sus países de una manera segura y ordenada si no tienen derecho legal a quedarse (en EE.UU.)”.

TE PUEDE INTERESAR: Conmueve último deseo de inmigrante al borde de la muerte

“Actualmente, podemos reunir a muchos menores no acompañados de México con sus familias y devolverlos a su país, cuando corresponde, pero legalmente no podemos hacerlo con los menores de países no contiguos”, explica Nielsen.

deportar a menores no acompañados

“Requerimos autoridad para tratar equitativamente a todos los menores que llegan”, añade.

Además de permiso para deportar a menores no acompañados centroamericanos, el Gobierno de Trump también solicitará autoridad para mantener detenidas a las familias que piden asilo hasta que se resuelvan sus procesos judiciales migratorios.

TE PUEDE INTERESAR:  Tras ‘ataque’ de Trump, AMLO responde y Jorge Ramos ‘enfurece’

En la actualidad no se permite la detención de menores por más de 20 días en virtud de un acuerdo judicial de 1997 conocido como “Flores”, por lo que las familias con niños son puestas en libertad mientras se estudian sus solicitudes.

Finalmente, Nielsen también pide al Congreso que autorice a las personas interesadas en solicitar asilo a que completen los trámites en sus países de origen en Centroamérica “en lugar de emprender el peligroso viaje hacia el norte”.

Estas medidas servirían para atacar, en la opinión del Gobierno, las causas de la “emergencia” fronteriza y “restituir el orden”.

Las llegadas de inmigrantes a Estados Unidos por la frontera sur están en sus niveles más altos de los últimos trece años y este mes de marzo superarán las 100,000 personas.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank