Texas: Dos niños hispanos quedan huérfanos debido al coronavirus

Los niños Nathan e Isaiah García perdieron a su padres por el coronavirus con dos semanas de diferencia y han quedado huérfanos.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Niños huérfanos: Los hermanos Nathan e Isaiah García, de 14 y 11 años, perdieron en Houston, Texas, a sus dos padres por el coronavirus.
  • Naomi Esquivel, de 30 años, falleció el jueves 2 de julio y su esposo Carlos García murió el viernes 17 de julio, de acuerdo a sus familiares.
  • La comunidad hispana de Texas está conmovida con la tragedia y se han lanzado a donar miles de dólares para que los chicos pueda enfrentar la vida.

Los niños Nathan e Isaiah García perdieron a su padres por el coronavirus con dos semanas de diferencia y han quedado huérfanos.

Naomi Esquivel, de 39 años, falleció el jueves 2 de julio del 2020, hace dos semanas, en Houston y el viernes 17 de julio su esposo Carlos García, de 44 años, también murió. La desgracia ha conmovido a la comunidad hispana de Texas que se ha organizado para ayudar a los dos chicos que han quedado en la orfandad.

La trágica historia de los hermanos Nathan e Isaiah García, de 14 y 11 años, refleja la dimensión del drama de una pandemia que azota al mundo y que en Houston se ha ensañado con la comunidad hispana pues muchas familias no tienen seguro médico ni recursos para enfrentar la enfermedad.

“Simplemente no puedo encontrar palabras para expresar cómo me siento” dijo Fernando Mendoza, hermano de Naomi Esquivel, al hablar del deceso de su cuñado y detalló “desafortunadamente perdimos a mi bella hermana Naomi Esquivel hace casi tres semanas y ahora me rompe el corazón informar que su esposo Carlos García falleció hace unos días” explicó.

Carlos García y Naomi Esquivel estaban unidos hace 24 años y ambos eran descendientes de inmigrantes como muchas otras familias hispanas que llenan los barrios hispanos del sur y el sureste de Houston.

Para Mendoza su cuñado Carlos García no sólo fue el esposo de su hermana.

“Carlos no fue simplemente alguien con quien Naomi tuvo hijos, fue parte de nuestra familia, durante 24 años dedicó su vida no sólo a ella sino también a otros, fue un hermano más, un hijo para mis padres y un padrino para todos los niños de la familia” explicó Mendoza sobre la huella que dejó en sus vidas Carlos García.

Ahora la familia de los dos pequeños clama a la comunidad que se una para ayudarles a enfrentar la turbulencia.

La familia de los dos niños abrió en la red social GoFund Me la cuenta Living Expenses for Nathan and Isaiah (Gastos de vida para Nathan e Isaiah) para quien quiera ayudarles a que los chicos tengan ingresos económicos ahora que no tienen a sus papás.

Daniel Esquivel, hermano de Naomi Esquivel, es el responsable de la cuenta solidaria.

“El 17 de julio… Carlos García, un padre muy querido, falleció debido a la falta de oxígeno. Se le encontró inconsciente y, después de muchos intentos, el personal del hospital no pudo revivirlo” detalla Daniel Esquivel sobre la muerte del padre de Nathan e Isaiah.

Los niños Nathan e Isaiah García, de 14 y 11 años, han quedado huérfanos debido al la terrible pandemia que azota al mundo. (Fotos: Cortesía de la familia García-Esquivel)

De acuerdo a Daniel Esquivel el dinero que sea recaudado se usará para que los pequeños Nathan e Isaiah García puedan enfrentar la vida, hasta la mayoría de edad, con todos los gastos necesarios cubiertos para sobrevivir.

“Quiero agradecer a todos y cada uno de ustedes lo que están haciendo y sepan que la familia agradecemos su generosidad en estos tiempos de tristeza para todos” detalla Daniel Esquivel ante la abrumadora generosidad de la comunidad que le está tendiendo una mano a sus sobrinos.

Rita Márquez-Mendoza, madre de Naomi, explicó que “aún no hemos ni procesado el dolor por la muerte de mi hija y ahora tenemos que enterrar a Carlos su esposo… mis nietos han quedado sin sus padres, esta enfermedad es terrible” dijo la desconsolada madre.

Para los familiares de Naomi Esquivel la mujer tenía “un corazón de oro, una hermosa y contagiosa sonrisa, llevaba el corazón por delante y dejaba una huella a todos los que la conocían y lograran convertir a sus amigos en su familia ya que siempre estaba lista para dar una mano, ayudar a quien lo necesitara” detallan sus familiares y aseguran que su muerte “deja un profundo vacío en los que nos quedamos atrás”.

Naomi Esquivel y Carlos García estuvieron casados durante 24 años y se convirtieron en una pareja sólida y amada por sus familiares y amigos.

La muerte de Naomi Esquivel y Carlos García evidencia una problemática que en el análisis del microcosmos del Condado de Harris, en donde se encuentra Houston, puede servir para analizar también el problema a nivel nacional en relación a los hispanos y el coronavirus.

De acuerdo al Departamento de Servicios de Salud Pública del Condado de Harris, en estadísticas hasta el momento de escribir esta historia, de los 30,729 casos que hay reportados en el condado 9,100 son hispanos.

En el área metropolitana de Houston los hispanos son el motor y la gasolina de la economía porque, pese a la pandemia, son la mayoría de la gente que está saliendo a trabajar a cuidar niños, limpiar casas, limpiar oficinas, en la construcción, como meseros y podando el céspedes, entre otros servicios.

Si alguien de la familia contrae el virus saliendo a trabajar es muy probable que lo pase a otros miembros en su vivienda.

Según la organización sin fines de lucro Salud América!, que se dedica a crear conciencia sobre el cuidado y la salud entre los hispanos de Estados Unidos, el impacto del coronavirus en el país es brutal pues 55 de cada 100 casos son de hispanos o afroamericanos.

Un estudio de la organización asegura que 19 de cada 100 hispanos en Estados Unidos no tiene seguro médico. Según la organización los hispanos son la comunidad del país que cuenta con menos personas aseguradas para tener servicios médicos.

Además tan sólo 16 de cada 100 hispanos en el país se puede dar el lujo de trabajar desde su casa y el resto tiene que salir para poder proveer dinero para su familia.

Otro factor, de acuerdo a la organización, es que muchos hispanos no se pueden dar el lujo de mantener la tan socorrida Susana Distancia para protegerse del coronavirus pues debido precisamente a que muchos trabajan en la industria de servicios es fundamental que tengan contacto con otras personas sin saber si son portadores del coronavirus o no.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado