TEXAS: Jonathan Santos es un fugitivo acusado de homicidio imprudente

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Jonathan Santos tiene una orden de arresto por homicidio imprudente, al causar un accidente en el que murió Ignacio Dávila-Calvillo
  • Santos ya había sido detenido en Laredo, Texas, sin embargo un juez lo dejó libre bajo fianza
  • Nunca volvió a sus citas en la corte y ahora lo buscan agentes de la Oficina del Alguacil del Condado de Webb

El hispano Jonathan Santos tiene una orden de arresto en Texas por haber causado un aparatoso accidente en el que murió una persona.

Santos, de 29 años, es buscado por agentes de la Oficina del Aguacil del Condado de Webb (WCSO, por sus siglas en inglés) como presunto responsable de la muerte del trabajador hispano Ignacio Dávila-Calvillo, de 58 años, luego de un aparatoso accidente en la ciudad fronteriza de Laredo, Texas, en noviembre del 2019.

A Jonathan Santos ya lo habían detenido desde el día del accidente los agentes del Departamento de Policía de Laredo (LPD, por sus siglas en inglés) y en la cárcel fue acusado de homicidio imprudente, en un accidente con su camioneta y a toda velocidad.

Sin embargo, el hombre recibió el derecho a la libertad bajo fianza por el juez que lleva su caso y en la audiencia de rutina que tenía programada para el pasado jueves seis de agosto del 2020 Santos ya no llegó a la corte.

Cuando los agentes fueron a buscarlo descubrieron que el hombre ya había dejado su casa. Entonces se le declaró, oficialmente, fugitivo acusado del delito grave de homicidio imprudente en el estado de Texas y ahora los agentes del WCSO tiene que encontrarlo para volverlo a detener.

La orden de arresto en contra de Santos, consultada por MundoHispánico en Texas, por el cargo de homicidio da detalles del accidente en el que murió Ignacio Dávila-Calvillo.

Jonathan Santos
Jonathan Santos está en la lista de fugitivos en Texas (FOTO Oficina del Alguacil del Condado de Webb)

Según diversos testigos en la noche del viernes 27 de noviembre del 2019 sobre la Guadalupe Street, en el centro de Laredo, una camioneta Dodge Durango de color azul viajaba por la vía a toda velocidad y por varias cuadras.

Diversas personas aseguraron que vieron el auto ir a toda carrera sobre la céntrica calle y cambiando de carril constantemente.

En un momento, según los testigos, alrededor de las 9:45 de la noche se escuchó un gran impacto frente al 1900 Guadalupe Street y los testigos al voltear vieron que la camioneta Dodge Durango había impactado un pequeño Toyota Scion en color negro contra un poste en la acera.

La fuerza del impacto fue tal que el pequeño Scion Toyota casi se parte en dos al ser prensando por la camioneta Dodge Durango y el poste. Los vecinos llamaron entonces al número de emergencia para reportar el accidente.

Ignacio Dávila-Calvillo era un inmigrante y padre de familia que falleció cuando Jonathan Santos lo embistió con su camioneta (FOTO Cortesía de la familia Dávila)

En su reporte los primeros agentes del LPD que llegaron al lugar del accidente asentaron que encontraron a dos varones, uno en cada carro, y que el conductor del Toyota Scion había fallecido en el lugar debido a la fuerza del impacto.

Por medio de su licencia de manejo al hoy occiso se le identificó como Ignacio Dávila-Calvillo, de 58 años, casado y padre de dos hijos. El hombre era el sostén económico de su familia.

En las pruebas periciales que se hicieron en la autopsia a su cuerpo se comprobó que Dávila-Calvillo había muerto por la fuerza del choque y en un segundo.

Los policías se dieron cuenta que en la camioneta Dodge Durango estaba otro hombre hispano herido y pidieron una ambulancia para trasladarlo a un hospital. También por medio de su licencia se le identificó como Jonathan Santos.

A Santos, en las pruebas médicas que se realizaron en el hospital, se le determinó que había consumido una droga de receta médica que se llama Xanax, que en las calles se conoce como ‘bars’ y que mucha gente usa para drogarse, pues produce un efecto similar al del estado alcohólico.

Cuando los oficiales del LPD investigaban el accidente que había provocado Santos, un agente tuvo que atender el reporte de otro choque y, al principio, parecía que no tenían nada que ver  uno con el otro.

Una mujer llamó al número de emergencias para reportar que frente al 2300 de Guadalupe Street, una camioneta azul la había chocado momentos antes.

El agente que llegó al lugar para atender el reporte anotó los datos y entonces la mujer le dijo que en la calle había quedado tirada la defensa de la camioneta que le había pegado.

Un agente fue a revisar la defensa tirada y al comprobar el número de la placa resultó, que era la de la camioneta Dodge Durango azul propiedad de Jonathan Santos. El oficial reportó entonces lo que acababa de descubrir y que vinculaba los dos casos.

Los detectives de División de Crímenes Vehiculares del LPD, por medio de los videos de las cámaras de seguridad de las calles y negocios, descubrieron que Santos había chocado a la mujer y luego del impacto intentó escapar a toda velocidad por la Guadalupe Street hasta que chocó con el Toyota Scion de Ignacio Dávila-Calvillo quien estaba cambiando de carril, con rumbo al oeste, cuando le dieron el golpe que terminó con su vida.

El sábado 29 de noviembre Jonathan Santos dejó el Laredo Medical Center, en donde lo atendían de sus lesiones, e inmediatamente fue detenido por los detectives del LPD.

La primera declaración que dio de los hechos en los que murió Dávila-Carrillo fue que no se acordaba de nada en el cargo de homicidio que le imputaban las autoridades.

Santos detalló que en la tarde de ese viernes tomó varias pastillas de Xanax porque padece de ataques y convulsiones y usaba el medicamento, sin receta, para calmar sus padecimiento. No detalló cómo ni con quién consiguió las medicinas.

Lo último que Jonathan Santos aseguró recordar es que en el atardecer de aquel viernes estaba manejando con rumbo a la tienda de conveniencia Sunrise Store para comprar bebidas. Después de eso asentó que no sabía qué había pasado. Tampoco sabía por qué estaba en la Guadalupe Street.

Entonces los agentes del LPD lo acusaron de homicidio imprudente al manejar bajo los efectos de una droga, sin receta, y causar el accidente en el que murió Ignacio Dávila-Calvillo. Luego lo llevaron detenido a la Cárcel del Condado de Webb.

Sin embargo, el martes diez de diciembre del 2019 el juez que lleva su caso le permitió que enfrentara su proceso en libertad luego del pago de una fianza. Fue la última vez que lo volvieron a ver.

El seis de agosto del 2020 tenía que presentarse en la corte y no llegó. Desde entonces las autoridades no saben de su paradero.

Ahora los agentes del WCSO piden a la comunidad hispana de Texas que si alguien conoce el paradero fidedigno de Jonathan Santos se comuniquen a su oficina al 523-4408. Todas las pistas se mantendrán anónimas.

Acerca de Mundo Hispanico.com – sitio web de noticias e información en español.

MundoHispánico es la empresa número uno de medios digitales en español en Estados Unidos que opera de forma independiente.

Desde su inicio en Atlanta, Ga. en 1979, MundoHispanico.com, propiedad de Mundo Hispano Digital Network, ha crecido rápidamente. Se ha convertido en el periódico semanal en español más leído en el sureste del país; y en uno de los sitios web de noticias e información en español más grandes de Estados Unidos.

Además de perfilarse como líder en noticias de última hora para la audiencia de habla hispana en Estados Unidos; MundoHispanico.comcuenta con varias plataformas optimizadas para el marketing, como Mundo Dinero, Mundo Motor, Mundo Latina y Mundo Fan, que brindan a nuestro público contenido exclusivo y relevante sobre estos temas que los apasionan.

MundoHispánico tiene 8 millones de seguidores en Facebook que interactúan con todas sus plataformas, con noticias de última hora y coberturas de video en vivo de los principales hechos de trascendencia nacional. Encuéntranos en Instagram, Youtube y Twitter.

Etiquetas: , ,