Texas: Joven hispana mató de un balazo en la cabeza a su novio

Un muchacho de Houston, Texas, murió por el disparo accidental que le dio en la cabeza su novia Blanca Mariah Banda, de 18 años.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Blanca Mariah Banda, de 18 años, le dio un tiro a su novio con una pistola que ella pensó que estaba descargada y por eso apretó el gatillo.
  • Banda le dijo a las autoridades de Texas que vio claramente cuando su novio le quitó el cargador al arma y no se explica por qué salió la bala que cegó la vida del joven.
  • El hoy occiso, antes de morir, le advirtió a su novia que la pistola todavía estaba cargada, pero ella no hizo caso. La hermana de 13 años del muchacho muerto estaba en la casa en la que sucedieron los hechos en Texas.

Un muchacho de Houston, Texas, falleció por el disparo que le dio en la cabeza su novia Blanca Mariah Banda, de 18 años, y quien ya está detenida.

La muchacha clama que todo fue un accidente debido a una confusión.

El Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés), según los documentos legales del caso consultados por MundoHispánico, revela en su investigación que ambos muchachos estaban en el departamento del novio en el complejo Villa Nueva Apartments, en el 5300 West Gulf Bank, en el noroeste de la ciudad, la noche del lunes 9 de diciembre de 2019. Algo que la muchacha hacía con frecuencia.

Por alguna razón que aún las autoridades de Texas desconocen la joven comenzó a hurgar en las cosas del novio en un momento poco antes de las 9:00 de la noche. Al revisar  el cuarto del joven, la chica encontró una pistola propiedad del novio, quien la tomó un momento, y luego la descuidó dejándola a un lado.

La muchacha le preguntó al joven si su arma estaba cargada. El joven le contestó que sí. Pero ella se acercó, tomó la pistola y sin mediar palabras le disparó  directamente en el lado izquierdo de la cabeza y le perforó todo el cráneo.

Después de que efectuó el disparo, la chica llamó asustada al número de emergencias del HPD y contó lo que acababa de pasar.

Banda, antes de que llegaran las autoridades de Texas, también llamó a su abuela. La joven le contó a su familia entre sollozos que ella encontró el arma y su novio le quitó el cargador. Aseguró que no entendía cómo es que había quedado una bala adentro de la pistola.

En el departamento también estaba la hermanita de 13 años del joven hoy occiso, pero la adolescente estaba en otro cuarto del departamento y no fue testigo de la muerte de su hermano mayor.

Los patrulleros del HPD al llegar al departamento pidieron que el muchacho fuera trasladado de emergencia a un hospital de la zona, pues estaba herido en estado muy crítico.

Sin embargo, al llegar al hospital el joven ya no pudo sobrevivir a la herida tan grave en la sien izquierda y que casi le ‘voló’ el cerebro. Los mismos doctores que luchaban por salvarle la vida tuvieron que declararlo muerto.

El Instituto de Ciencias Forenses del Condado de Harris (IFS, por sus siglas en inglés) identificó a la víctima como Demone Anthony Bailey, también de 18 años, afroamericano.

La muchacha, en su primera declaración ante el HPD, asentó que cuando su novio le dijo que el arma estaba cargada ella pensó que no era cierto, que el muchacho bromeaba, y asegura que por eso apretó el gatillo de la pistola.

Texas Joven hispana mató balazo en la cabeza
Blanca Mariah Banda, de 18 años, fue detenida por un cargo de asalto mortal agravado por el disparo que le dio a su novio en la cabeza con una pistola que ella pensó que estaba descargada. (Fotos: Departamento de Policía de Houston)

Agentes de la División de Asaltos Violentos y de la División de Crímenes Familiares del HPD, con base a su declaración, detuvieron a Banda y fue acusada de asalto mortal agravado con un arma mortal. Además, decomisaron la pistola como evidencia del incidente. La muchacha no enfrenta cargos por asesinato.

La joven fue llevada a la Cárcel del Condado de Harris acusada de asalto agravado con arma de fuego como causa de la muerte de Bailey ante el juez Greg Glass, de la Corte Criminal 208 de Distrito en el Condado de Harris.

El juez le fijó a la chica una fianza de 100,000 dólares para que pudiera enfrentar su proceso en libertad. Sin embargo, hasta el momento de escribir esta historia, la fianza no había sido pagada, por lo que la muchacha continuaba detenida.

Durante la primera audiencia del caso en la mañana del jueves 12 de diciembre, el juez Glass le pidió a dos expertos en salud mental, uno de la cárcel y otro afuera del sistema judicial, que hicieran una evaluación mental de la chica para saber si se encontraba totalmente consciente y responsable de sus acciones cuando disparó la pistola.

Los patrulleros del Departamento de Policía de Houston atendieron el reporte de un joven muerto de un balazo en la cabeza en un departamento del noroeste de la ciudad y descubrieron que la presunta responsable, de manera accidental, era la propia novia del hoy occiso.

Es irónico que Bailey haya muerto presuntamente a manos de su novia en un caso de asalto agravado, ya que el muchacho, al momento del suceso, también enfrentaba un cargo de asalto violento, aunque menor.

Los archivos criminales del Condado de Harris, consultados por MundoHispánico, muestran que Demone Anthony Bailey fue detenido el lunes 1 de abril de 2019 acusado de golpear con los puños y patadas a una persona que el HPD sólo identifica como J.S. para proteger su identidad y evitar represalias.

Según el reporte del caso, J.S. pidió la presencia del HPD porque en la mañana del aquel lunes Bailey lo atacó a puñetazos, lo derribó, y cuando ya estaba en el suelo, lo pateó hasta provocarle diversas lesiones.

El HPD detuvo en ese entonces a Bailey, quien fue llevado ante el juez David L. Singer, de la Corte Criminal 14 de Distrito en el Condado de Harris, quien le permitió que saliera en libertad bajo una fianza de 100 dólares. Desde que sucedió el incidente, Bailey estaba bajo juicio, el cual no había llegado a una resolución desde entonces.

Hasta el momento de escribir esta historia, el juez Glass, quien lleva el caso de Banda, no había designado cuándo sería la siguiente audiencia del caso, pues esperaba recibir la evaluación de los dos expertos sobre la condición mental de la muchacha residente en Texas.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado