Texas: Hispano tiende emboscada a un amigo y lo mata a balazos

El hispano Julio Ventura fue acusado de matar a balazos, en una emboscada, a un amigo suyo en el suroeste de Texas, informaron autoridades.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Homicidio en emboscada: Julio Ventura está acusado de haber matado a su amigo Pedro Fraga-Montes luego de una discusión entre ambos en un vecindario del suroeste de Houston, Texas.
  • Según las autoridades de Texas, Ventura se acercó, sin ser visto, por el lado derecho del carro de su presunta víctima, para ejecutar la emboscada y matarlo de varios balazos.
  • El caso continúa abierto porque el presunto asesino no ha querido declarar qué fue lo que pasó tan grave entre los dos hombres para que tomara la drástica decisión de matar a su amigo y vecino.

Julio Ventura fue acusado de homicidio por matar a balazos, en una emboscada, a un amigo suyo en el suroeste de Houston, Texas.

Ventura, de 25 años, está acusado de homicidio en contra de Pedro Fraga-Montes, de 30 años.

La víctima falleció sentado en su carro al ser atacada por el presunto asesino, quien se aproximó por detrás desde el lado derecho del carro y, por ello, nunca lo vio venir, según los documentos legales del caso consultados por MundoHispánico en Houston.

El domingo 9 de febrero, Fraga estacionó su carro frente a su casa en el 12823 Colony Heath Lane, en el vecindario de Westbury, en el suroeste del área metropolitana, a las 3:30 de la madrugada.

De repente, desde otra casa, salió Ventura y se trabó en una discusión con Fraga-Montes. La causa de la pelea entre los dos es desconocida hasta ahora, ya que la investigación continúa abierta.

Luego de hacerse de palabras y gritos, el asunto parecía haber terminado luego de que Ventura se retiró del lugar y el otro hombre se quedó sentado en su carro de manera despreocupada.

Súbitamente, Ventura volvió a aparecer en la calle y se aproximó al carro de Fraga-Montes por el lado derecho sin ser visto por su rival y quien, aparentemente, estaba distraído.

De repente, desde el lado de la ventanilla del pasajero, Ventura sacó una pistola y le asestó varios balazos a su rival, quien quedó herido adentro del auto.

Enseguida, una serie de hechos fortuitos encadenados y casi inmediatos fueron los que permitieron detener al presunto responsable de la emboscada y asesinato en Texas.

Un vecino que escuchó los disparos llamó rápidamente al número de emergencia de las autoridades para reportar el tiroteo.

A pocas cuadras del lugar hacía su ronda un oficial del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés), quien aceleró al darse cuenta de que estaba prácticamente a la vuelta de la esquina de donde habían sucedido los hechos.

Cuando el patrullero llegó a la calle en Colony Heath Lane, lo primero que vio fue a un hombre hispano corriendo por la banqueta con una pistola en la mano y quien iba con rumbo hacia la puerta de otra casa.

El oficial le cerró el paso con su patrulla al sospechoso y le ordenó que se detuviera y soltara el arma. Enseguida pidió apoyo a otros oficiales para cerrar el paso a la calle y seguir con las investigaciones.

Aún sin que el HPD supiera exactamente qué había pasado, Ventura ya estaba detenido en una patrulla.

Julio Secar Ventura, de 25 años, está detenido acusado del homicidio de su amigo Pedro Fraga-Montes a quien presuntamente ultimó a balazos al emboscarlo sin que su víctima se diera cuenta que lo atacarían ya que estaba distraído sentado en su carro. (Foto: Departamento de Policía de Houston)

Los agentes del HPD, al ver herido a Fraga-Montes en su auto, pidieron la presencia de paramédicos del Departamento de Bomberos de Houston (HFD, por sus siglas en inglés), quienes acudieron al lugar para transportar al hombre a un hospital de la zona.

Sin embargo, los paramédicos ya no pudieron hacer nada por Fraga-Montes, pues cuando llegaron el hombre ya había fallecido.

Agentes de la División de Homicidios del HPD se presentaron en el sitio cuando el hombre fue declarado oficialmente muerto, y en sus primeras investigaciones descubrieron que Ventura y Fraga-Montes, además de vecinos, eran amigos.

Con base a declaraciones de testigos, pruebas periciales, videos de las cámaras de seguridad de las casas aledañas y al testimonio del primer patrullero que arrestó a Ventura cuando corría, la División de Homicidios del HPD presentó cargos de asesinato en contra del hispano por la muerte Fraga-Montes.

Texas emboscada

Ventura se acogió a su derecho de no declarar nada, por lo que hasta ahora es un misterio para las autoridades saber qué fue tan grave y prendió la discusión entre los dos amigos para que uno sintiera el deseo de matar al otro.

Julio Secar Ventura, su nombre completo, fue llevado ante el juez Randy Roll, de la Corte Criminal 179 de Distrito en el Condado de Harris, quien le leyó en la mañana del lunes 10 de febrero los cargos de los que se le acusan.

El juez Roll le permitió a Ventura que enfrente su proceso en libertad si paga una fianza de 100,000 mil dólares que, hasta el momento de escribir esta historia, no había sido pagada, por lo que el hombre continuaba detenido en la Cárcel del Condado de Harris.

Debido a que Ventura no quiso declarar por qué le disparó a su amigo, los agentes de la División de Homicidios continúan entrevistando a personas que los conocieron a los dos y sabían de su amistad para tratar de saber  cuál fue el problema que surgió entre ellos.

Por esa razón, los documentos legales en la corte del juez Roll señalan que el caso continúa abierto.

No es la primera vez que Julio Secar Ventura está en problemas con las autoridades, según revelan los registros criminales del Condado de Harris.

El 30 de julio de 2015, Julio Secar Ventura fue detenido, luego de una inspección de rutina en su auto, por llevar marihuana en una cantidad de uso personal y sólo se le acusó de un delito menor de posesión de droga.

Luego de un año desde que el juez Álex Salgado, en ese entonces en la Corte Criminal 001 de Distrito en el Condado de Harris, encontró al hombre culpable, pero no le dictó sentencia en cárcel debido a la poca cantidad de droga que llevaba, le ordenó que completara un programa de seis meses de rehabilitación.

El Código Penal del Estado de Texas detalla que el cargo de asesinato, como el que se le acusa a Julio Secar Ventura tras cometer la emboscada, enfrenta una pena de 5 a 99 años de cárcel a quien se le encuentre culpable luego de que pase su juicio.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado