Texas despedirá el año con tormentas severas y nevadas: Autoridades en máxima alerta

Las autoridades en Texas están en máxima alerta ante una advertencia de tormentas y nevadas que pueden causar un caos en las carreteras.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: Oficina del Alguacil del Condado de Harris / Video: MH
  • El Servicio Meteorológico Nacional advirtió de la llegada de un frente frío a Texas con lluvias y nevadas.
  • Las carreteras del estado durante los dos últimos días del año podrían tener inundaciones repentinas.
  • El Departamento de Seguridad Pública de Texas pide a los conductores que extremen precauciones en los caminos ante las posibles tormentas y nevadas.

Las autoridades en Texas están en máxima alerta ante una advertencia de tormentas y nevadas que pueden causar un caos en las carreteras.

De acuerdo con el Centro Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) un frente frío llegará a Texas este miércoles 30 de diciembre y continuará durante los dos últimos días del año.

El frente frío chocará con un viento cálido que proviene de las aguas del Golfo de México y el encuentro de esas dos fuerzas meteorológicas provocará tormentas severas, nevadas y tal vez tornados en Texas.

Las diversas corporaciones policiales han pedido a la población que extreme precauciones al tomar las carreteras en su viaje para visitar a la familia y amigos en la jornada del Fin de Año.

Para las áreas en el norte de Texas, arriba de la carretera I-10, el NWS advierte que tal vez haya nevadas, lo que provocará que se congelen los puentes, con el efecto llamado ‘Black Ice’, que cubre de hielo imperceptible el asfalto.

De acuerdo al NWS, los termómetros bajarán de manera severa y durante el 30 y 31 de diciembre la temperatura se mantendrá en los 40 grados Fahrenheit como máximo, por lo que se recomienda que la gente se abrigue.

Las brigadas de trabajadores del Departamento de Transporte en Texas (TXDOT, por sus siglas en inglés) ya comenzaron a preparar los puentes, colocando sustancias antiderrapantes, para prevenir accidentes en la lluvia y la nieve.

En la ciudad de Odessa, en el oeste de Texas y casi en la frontera con Nuevo México, el NWS advirtió que los pobladores podrían ver caer desde el jueves de 2 a 10 pulgadas de nieve, por lo que pidieron a la población que se mantenga alerta.

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que diversas partes de Texas podrían tener tormentas severas e inundaciones en las calles y carreteras e incluso algunos tornados. (Foto: Oficina del Alguacil del Condado de Harris)

Los patrulleros de caminos del Departamento de Seguridad Pública de Texas (TxDPS, por sus siglas en inglés) ya están en guardia para ayudar a los automovilistas.

El TxDPS, por medio de un comunicado, le pidió a la población que planea salir de viaje que revise con las autoridades las condiciones de las carreteras antes de tomar su camino, pues muchas zonas pueden verse afectadas por inundaciones.

Para consultar las condiciones de cualquier carretera, el TxDPS tiene la página Drive Texas (Maneje en Texas) con información actualizada cada minuto sobre las condiciones de todos los caminos principales en el estado.

El TxDPS pide a los conductores que si se encuentran con caminos que tengan escarcha o nieve reduzcan la velocidad, mantengan una mayor distancia en relación al vehículo que va adelante y no usen la opción de Cruise Control.

Las predicciones para las condiciones del clima en Texas en los dos últimos días del año, indicadas en morada y azul, señalan el paso de nieve y heladas por el estado. (Foto: Servicio Meteorológico Nacional)

Al momento de escribir esta historia, en la madrugada del miércoles, los pueblos de Cuero y La Grange, al sur y norte de la carretera I-10 entre Houston y San Antonio, ya reportaban tormentas severas e inundaciones de acuerdo con el NWS.

El TxDPS le pide a la población que viajará de una a otra ciudad para pasar la jornada del Fin de Año con sus familiares y amigos que se preparen con algunas cosas extras para el viaje en caso de una eventualidad.

Las autoridades piden que la gente lleve en el auto cobijas o un saco de dormir, ropa térmica, una caja de primeros auxilios y una navaja de supervivencia, agua, comida, ropa cálida, cables de corriente y un raspador de hielo para el parabrisas.

De acuerdo al NWS, el área metropolitana de San Antonio, en el centro de Texas, podrá ver hasta una o dos pulgadas de lluvia acumulada en sus calles, por lo que advierten a la población no manejar en calles inundadas.

Además, todas las personas en las poblaciones a lo largo de la carretera I-35, de sur a norte, desde Laredo hasta Dallas, deberán manejar con cuidado por el viento severo que golpeará los carros y traerá consigo granizo y poca visibilidad.

Las autoridades del Condado de Val Verde y el Condado de Edwards, en el oeste de Texas arriba del pueblo de Del Río, ya emitieron una alerta de heladas para sus pobladores y se les ha pedido que permanezcan en sus casas.

El NWS señaló que si bien la advertencia de tormentas puede cambiar a nevadas, el frente frío no es tan fuerte como para que la nieve se mantenga en el estado por varios días, y se irá disipando poco a poco hacia principio del próximo año.

Por los caminos del sur, al despertar la mañana del jueves 30 de diciembre, el TxDPS ni ninguna otra corporación policial en Texas había reportado ningún accidente provocado por las condiciones climatológicas.

El TxDPS tiene disponible el número 800.452.9292 para informar a la población de Texas sobre las condiciones en las carreteras y asistir a los conductores. Si usted enfrenta una emergencia, llame directamente al 911.

Continua artículo relacionado