Ondulación con diseño: una tendencia en la arquitectura moderna

La conjunción de dos planteamientos arquitectónicos, teóricamente contrarios, le dan forma a una nueva tendencia en la arquitectura moderna.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Fotos: Agencia Reforma / Video: MH
  • La ondulación en el diseño es una tendencia en la arquitectura moderna.
  • Se trata de la unión de dos planteamientos teoricamente contrarios.
  • Es una propuesta de diseño de afamados arquitectos contemporaneos.

La conjunción de dos planteamientos arquitectónicos, teóricamente contrarios, le dan forma al discurso volumétrico de esta residencia, una tendencia en la arquitectura moderna.

La parte norte de la construcción, delineada por una fachada resuelta con un trazo estructural que toma como base el ángulo recto con un sentido relativamente abstracto, enmarca la resolución trasera del programa: una ondulante contrafachada que abre la totalidad de sus habitaciones a la vista posterior del terreno.

PENSANDO EN LA PRIVACIDAD

Foto: Agencia Reforma

En un área total de 480 metros cuadrados, la firma compuesta por los arquitectos Wilhelmus Maas, Jacob van Rijs y Nathalie de Vries despliega una propuesta sin mayor complejidad conceptual que brindar a los residentes la privacidad y el aislamiento deseados, diseñando un proyecto habitacional con exactitud en forma y función.

“Al equilibrar los requisitos de la entidad para desarrollar una arquitectura de estilo retro, la casa se convirtió en una versión contemporánea del modernismo de los años 30, pues se utilizó ladrillo crema y poco profundo, ventanales de cristal con altura de piso a techo, integrando el contraste de lo plano y lo fluido, de lo abierto y lo cerrado, lo flexible y lo definido”, explicó Maas.

ENTRE FORMA Y FUNCIÓN

Foto: Agencia Reforma

La progresión espacial de la obra sucede a través de una sangría curva que corta la fachada, da entrada al lugar y conduce al vestíbulo por medio de un pasillo inicialmente cerrado y sin demasiada iluminación, comparado con el resto de la vivienda. Repartida en dos niveles, áreas privadas y públicas, estos espacios disponen de la misma dinámica y culminan con un sutil punto focal: un árbol de olivo que vive como epicentro de convivencia.

En correspondencia con este pequeño gesto de diseño, en crescendo, la casa potencia su trazo para todo tipo de convivencia, pues en un serpenteante ritmo acomoda el flujo de cada una de sus estancias. Además de la solución formal, la vivienda cuenta con sistemas bioclimáticos, aprovechando y dotando de otro uso a la solución de su forma.

POTENCIA SU FORMA

Foto: Agencia Reforma

Cada uno de los espacios habitables absorben la mayor parte de la luz solar. En verano, para calibrar la temperatura, la casa se protege con la ligera inclinación de los pisos.

Debido a su trazo, algunas áreas se asientan de forma perimetral dejando la mayor parte del espacio para un libre tránsito. El piso instaló de manera progresiva para seguir su camino hacia el exterior y convertir el patio en una extensión del hogar, como si fuera una estancia más.

Continua artículo relacionado