15 señales de que estás lista para escribir una novela

Cuando tu pasión son las historias, podría ser que estés lista para crear una novela por cuenta propia. Aquí hay 15 señales de que (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Actualmente, entre la auto-publicación y las prensas de boutique que producen todo lo que se encuentran, hay más oportunidades que nunca para convertirse en autor. Ya que la parte de publicar se ha hecho más fácil, enfoquémonos en la parte difícil de escribir una novela: escribirla. Noviembre es el Mes de Escritura de Novela Nacional, ¿estás lista para escribir ese libro? ¿Eres suficientemente disciplinada?

Esther Freud, autora de The Lucky Break, explica su proceso: “Cuando empecé a escribir tenía tanto miedo de que no podría llegar a hacerlo, que me hacía comenzar desde el momento en el que me levantaba. Las páginas se acumularon. La historia creció. En un año, tenía mi primera novela.” Freud cita al miedo como su obstáculo y establecer una meta como su señal de que estaba lista. Aquí hay 15 señales de que podrías estar lista para empezar a escribir una novela también.

1. Lluvia de ideas creativa

Papeles que contienen ideas para novela en pared
Shutterstock

Tienes pensamientos incontrolables sobre el libro y sus personajes. El libro siempre está en tu mente y te es difícil concentrarte en lo que está pasando a tu alrededor porque estás siguiendo a tus creaciones a lo largo de sus días.

2. Documentas la vida como novela

Llevas una libreta y pluma todo el tiempo porque constantemente piensas en nuevas ideas y soluciones para la trama y forma de tu libro.

3. Divagas acerca de tu novela

Shutterstock

Hablas sobre tu novela a quien sea que quiera escuchar. Tus amigos y tu familia ya conocen por nombre a tus personajes.

4. Tu pasión redactar es inquebrantable

A pesar de las distracciones, como tu vida social y responsabilidades como tu trabajo, cuando se trata de escribir una novela, sientes que nadie ni nada puede detenerte.

5. Te levantas temprano para redactar

Shutterstock

Como John Grisham, quien escribía una página cada día antes de que empezara su horario de trabajo, estás dispuesta a levantarte temprano cada mañana para escribir antes del trabajo.

6. Esbozas

Tienes un esbozo terminado, que hace que el ver a la pantalla cada mañana sea mucho más fácil. Tu esbozo te da una silueta general de tu libro, una dirección y algunos pedazos jugosos en los que ya trabajaste.

7. Tienes un lugar para escribir

Shutterstock

Has creado el lugar perfecto para escribir una novela. Un espacio calmado y silencioso que te permite entrar y ponerte a trabajar rápidamente.

8. Estás animada con tu novela

A pesar de cualquier tendencia a deprimirte, estás lista para ser positiva y terminarla.

9. Eres fuerte

Mujer redactando novela
Shutterstock

Estás preparada para cierto grado de rechazo. Cuando y si las casas editoriales rechazan tu libro, te auto-publicarás o irás a Amazon con la frente en alto.

10. Bloggeas

Tienes una buena presencia en línea gracias a tu blog o columna existente. Tu libro encaja con el blog, o podrías incluso tener una base de fans creciente y una plataforma para auto-promocionarte.

11. Ahorras

Mujer acostada cerca de chimenea leyendo novela
Shutterstock

Eres financieramente estable durante el tiempo que te tomará escribir tu novela y tendrás algo extra para promocionarla.

12. Plan de Marketing

Ya tienes un plan de marketing establecido y confías en que podrás posicionar tu novela de manera favorable. Tu plan de marketing toma en cuenta los cambios dramáticos que ha habido en la industria editorial y el mercado de venta de libros, y puede usar este conocimiento para vender tu libro.

13. Escribes todos los días

Shutterstock

Has hecho al escribir una práctica diaria y eres muy disciplinada.

14. Amigos que les importa tu novela

Tienes uno o más lectores de confianza que te dan opiniones y crítica sobre tu trabajo. Otro par de ojos, conectado al cerebro de alguien más puede ayudarte con tu escritura.

15. Conoces tu nicho

Shutterstock

Has definido tu nicho de mercado, que es otra manera de decir que tienes una audiencia clara en mente. Si apuntas a esa audiencia mientras escribes, estarás lista para venderles el libro.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado