Cortesía Departamento de Policía del condado Nassau

Presunto miembro de la MS-13 enfrenta cargos por asesinatos a machetazos

Un presunto miembro de la MS-13 enfrenta cargos por el homicidio de dos personas, a las cuales habría asesinado junto con otros pandilleros a machetazos, informaron las autoridades.

Al comparecer ante el tribunal de distrito de Hempstead, Kevin G. López Morales, de 20 años, se declaró inocente por los homicidios de Ángel Soler, de 15 años (en julio de 2017), y de Josué Amaya Leonor, de 19 años (en septiembre de 2016).

Sin embargo, cuando fue confrontado por las autoridades mientras se encontraba detenido en un centro de inmigración, López Morales “hizo algunas declaraciones incriminatorias”, señaló el comandante de la unidad de homicidios del Departamento de Policía del condado Nassau, Stephen Fitzpatrick.

RELACIONADO: Presidente Trump irá a Nueva York en ofensiva contra MS-13

Ambas víctimas se convirtieron en objetivos de la MS-13 porque creían que pertenecían a la pandilla rival, la Calle 18, comentó Fitzpatrick, quien añadió que López Morales es originario de El Salvador y tuvo un arresto previo relacionado a marihuana el año pasado.

Los restos de Soler y Amaya fueron encontrados en operaciones por separado, enterrados en áreas boscosas de la costa sur de Long Island, reportó Newsday.

“Lo horripilante y el salvajismo de esta pandilla no serán tolerados en el condado Nassau”, dijo Madeline Singas, fiscal de distrito de Nassau, quien agregó que las autoridades creen que han tenido éxito en ejercer “una tremenda presión sobre la MS-13” y la han debilitado.

“Seremos implacables en nuestra persecución de esta pandilla … Creo que se sienten vulnerables, como deberían, porque la presión está encima”, aseguró Singas.

TE PUEDE INTERESAR: Inmigración utiliza nuevas tácticas contra indocumentados

Las autoridades indicaron que los cinco sospechosos de la muerte de Soler ya están bajo custodia, pero algunos involucrados en el asesinato de Amaya, que creen fue perpetrado por al menos siete pandilleros, aún permanecen prófugos.

Cuatro de los acusados en el homicidio de Soler también fueron parte de la muerte de Amaya, sostuvo Fitzpatrick.

Los registros judiciales señalan que López dijo a la policía que miembros de la MS-13 atrajeron a Amaya al bosque con la promesa de marihuana, antes de golpearlo repetidas veces con machetes y enterrarlo en una tumba preexcavada porque se creía que era parte de la Calle 18.

ES TENDENCIA:

Top Stories