Mark Zuckerberg enfrenta al jurado de nuevo, esta vez por las elecciones

Mark Zuckerberg se encuentra de nueva cuenta en el medio de la polémica; esta vez, son las elecciones presidenciales el motivo que ha llevado al dueño de Facebook a declarar ante la justicia.

Las elecciones presidenciales del 3 de noviembre pasado continúan siendo un tema de conversación, toda vez que existen tensiones latentes entre la actual administración y el ganador proyectado, Joe Biden.

En días pasados, Mark Zuckerberg y Jack Dorsey, directores ejecutivos de Facebook y Twitter, respectivamente, se presentaron a declarar ante el Senado, en un intento por regular el contenido que se comparte dentro de estas plataformas.

Mark Zuckerberg declara ante el Senado: el partido republicano teme que Facebook sea fuente de desinformación que ponga en riesgo las elecciones

  • Una vez más, Mark Zuckerberg se enfrenta a la justicia; esta vez, es el partido republicano el que acusa al empresario de interferir con las elecciones
  • El Senado confía en reformar las leyes para conseguir que las plataformas digitales no se deslinden tan fácilmente de lo que se publica en ellas
  • Facebook y Twitter han sido las dos plataformas que más acusaciones de desinformación han recibido, por lo que han sido llamados a dialogar con las autoridades

De acuerdo con el portal Queens Citizen, el partido republicano ha emitido una acusación formal en contra de Facebook y Twitter, en la que se deja entrever que estas plataformas han interferido en las elecciones presidenciales llevadas a cabo el 3 de noviembre pasado.

Integrantes del partido republicano aseguran que la manera en la que Facebook y Twitter han manejado los tópicos de conversación en sus plataformas podrían afectar los intereses de Donald Trump, ya que la censura ha sido una de las estrategias más utilizadas por ambas.

Por su parte, los demócratas se han centrado en el hecho de que el actual presidente, Donald Trump, aún no ha concedido su derrota, hecho que consideran ha contribuido al aumento de un debate violento entre integrantes de ambos partidos.

Foto: Shutterstock

Hoy, las tensiones parecen haber aumentado, y tanto Zuckerberg como Dorsey han participado en conferencias virtuales ante el Senado para buscar un punto de conversación que favorezca los intereses de toda la ciudadanía.

El senador Lindsay Graham, de Carolina del Sur, hizo un llamado para realizar reformas a la sección 230 de la Ley de Decencia en las Telecomunicaciones.

Un comité ya se encuentra trabajando en el Acto EARN IT, con el cual se busca eliminar las protecciones legales que favorecen a las compañías y las exentan de tener responsabilidad legal por lo que en ellas se comparte.

El senador Graham declaró a los medios que “No quiero que el gobierno se dé a la tarea de decirle a Estados Unidos cuáles tuits son legales y cuáles no lo son.”

El senador Richard Blumenthal fue más allá al dirigirse a Zuckerberg y a Dorsey, alegando que “Han construido herramientas de terror que persuaden y manipulan […] se hicieron de una gran cantidad de dinero por medio del robo de datos de nuestras vidas privadas y de la promoción de discursos de odio y represión electoral.”

Foto: GettyImages

No es la primera vez que Mark Zuckerberg se enfrenta a la justicia: Descubre por qué las elecciones han representado un problema para Facebook y Twitter

Una de las principales acusaciones hechas a ambas plataformas tiene que ver con las votaciones en Georgia, en donde se elegirá cuál de los partidos tendrá mayor dominio en el Senado.

Según el portal NBC, Facebook y Google tomaron la decisión de restringir los anuncios políticos dentro de sus aplicaciones, al menos hasta que se termine el proceso electoral en Georgia, donde falta definir la mayoría del Senado.

Esta decisión no fue bien recibida, y fue uno de los puntos principales que llevaron a Zuckerberg y a Dorsey a presentarse ante los senadores.

Por su parte, el comité de campaña democrática al senado sugirió que la restricción a los anuncios políticos hará que los ciudadanos no cuenten con información útil relacionada con el proceso de votación.

Sin embargo, Facebook se mantuvo firme en la decisión tomada, enfatizando en el hecho de que el silencio electoral podría evitar enfrentamientos violentos relacionados con las elecciones.

La plataforma emitió un comunicado en el que explican que “Los anunciantes pueden esperar que esta medida dure por al menos un mes más, aunque es posible que se reanuden los anuncios antes de este plazo.”

Scott Fairchild, director ejecutivo del Comité Democrático de Campaña al Senado, describió la prohibición de los anuncios políticos como una “represión”, al mismo tiempo que exigió una excepción para el estado de Georgia.

Fairchild explicó que “La desinformación orgánica es el problema real de estas plataformas, y continuar con la prohibición de los anuncios está ocasionado un daño actual a las organizaciones que trabajan en favor de los votantes en Georgia.”

En una entrevista con CBS, Julia Rosen,  consultora digital con residencia en Los Ángeles, llegó a la conclusión de que la decisión de Facebook afectaría de manera negativa a las campañas electorales restantes en el estado de Georgia, y fue enfática al decir que “Por años, ha sido difícil llegar a una audiencia de personas que han interactuado o seguido una página sin pagarle a Facebook para favorecer el alcance”; además, dijo que “Con la prohibición de los anuncios políticos, esa posibilidad no existe. No es posible hablar con tu audiencia.”

Zuckerber y Dorsey contribuyeron con el diálogo de manera voluntaria, pero el Senado fue categórico al señalar que ambos empresarios contaban con la responsabilidad social de presentarse al diálogo para encontrar un camino hacia la implementación de medidas que responsabilicen a ambas plataformas por el contenido emitido dentro de ellas.

Foto: Shutterstock