Javier Ramos, conductor de Uber, fue asesinado para robarle su carro

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
FOTO Cortesía de la Familia Ramos
  • Javier Ramos, fue asesinado de un balazo en Chicago cuando trabajaba horas extras como conductor de Uber
  • Ramos murió del balazo en la cabeza que le dio un presunto pasajero para robarle su auto
  • El crimen de Ramos ha indignado a la comunidad hispana, ya que el hombre era padre de una niña de 9 años

Javier Ramos, un conductor de Uber, fue asesinado a balazos en Chicago, Illinois, por el pasajero que llevaba y quien le robó el auto. La División de Homicidios del Departamento de Policía de Chicago (CPD, por sus siglas en inglés) continúa investigando el incidente que ha causado profunda indignación entre la comunidad hispana.

El asesinato de Javier Ramos, de 46 años y un querido padre de familia de una niña de nueve años, ha causado un clima generalizado de preocupación entre otros conductores de servicios de autos de transporte compartido, como Uber o Lyft, ante el temor de que los robos a mano armada de sus vehículos se conviertan en una nueva tendencia del crimen en Chicago.

Javier Ramos y su muerte absurda

Javier Ramos, de 46 años, era padre de una niña de 9 años y trabajaba de conductor de Uber (FOTO Cortesía de la Familia Ramos)

Hasta el momento de escribir esta historia, los agentes de la División de Homicidios del CPD no han dado a conocer detalles de la investigación en el asesinato de Javier Ramos, ni tampoco han detenido a nadie como presunto responsable de la muerte del trabajador hispano.

El reporte que hizo el CPD del incidente en el que murió Javier Ramos, y que enviaron a MundoHispánico por correo electrónico, detalla que el hombre antes de morir tal vez peleó con su atacante para que no le robaran su auto y en el forcejeo, el ladrón lo hirió dejándolo tirado en la calle.

El reporte del crimen

FOTO: Cortesía de la Familia Ramos

De acuerdo con la investigación de las autoridades, Javier Ramos estaba cubriendo su turno nocturno como conductor de Uber a las 2:30 de la madrugada del 23 de marzo del 202,0 cuando recibió la llamada para atender a un pasajero que necesitaba que lo llevaran a una zona del West Side de Chicago.

El conductor fue a recoger al pasajero que necesitaba sus servicios, no se detalla en los documentos en dónde lo recogió, y el destino de la ruta le marcó que debía llevarlo a la dirección marcada con el 3700 de West Douglas Boulevard, en un vecindario conocido como Lawndale.

Un disparo en medio de la noche

Javier Ramos
FOTO Cortesía de la Familia Ramos

Cuando Javier Ramos llegó al lugar señalado para dejar al pasajero, éste sacó un arma y le ordenó que se bajara del vehículo. Sin embargo, el conductor del auto de Uber no acató la orden del ladrón y comenzó a forcejear con su rival, lo que desató una pelea. De repente, en medio de la oscuridad de la noche, sonó un disparo que alertó a los vecinos.

El ladrón del auto mató al conductor hispano de Uber y luego lo sacó del carro, para dejarlo tirado en medio de la calle. Luego del asesinato el presunto ladrón salió a toda velocidad en el auto de Javier Ramos, llevándose también su teléfono celular. Los alarmados vecinos que escucharon el disparo salieron a ver qué pasaba y vieron el cuerpo del hombre tirado en la calle.

Los doctores lucharon por salvar la vida a Javier Ramos

Javier Ramos
FOTO Cortesía de la Familia Ramos

Uno de los vecinos y otros automovilistas llamaron al número de emergencias para reportar el hallazgo del hombre tendido en la calle. Al principio, las autoridades que atendieron la llamada pensaron que a Javier Ramos lo habían atropellado porque el reporte que llegó al número de emergencias decía que un hombre estaba tirado en medio del West Douglas Boulevard.

Sin embargo, cuando los primeros patrulleros del CPD llegaron al lugar del reporte, descubrieron que la víctima identificada por su licencia de manejo como Javier Ramos estaba herida en estado crítico con un balazo en la cabeza y ordenaron que paramédicos lo llevaran al Hospital Mount Sinai, para ser atendido de sus lesiones.

Javier Ramos, una cadena de desgracias

Javier Ramos
FOTO Cortesía de la Familia Ramos

Mientras Javier Ramos estaba en cirugía con los doctores tratando de salvarle la vida, el hombre falleció debido a la gravedad de sus lesiones por el balazo en la cabeza. Cuando el conductor hispano de Uber falleció, a las 7:45 de la mañana, los doctores llamaron a los agentes de la División de Homicidios para reportarles el deceso.

Los agentes de la División de Homicidios del CPD comenzaron las investigaciones en el lugar del incidente y, gracias a algunos testigos que localizaron en el West Douglas Boulevard, los agentes pudieron determinar la secuencia de hechos que terminaron con el asesinato de Javier Ramos.

Un padre devoto y trabajador

Javier Ramos
FOTO Cortesía de la Familia Ramos

Javier Ramos era padre de una niña de nueve años y trabajaba el turno nocturno como conductor de Uber, de manera paralela a su trabajo regular, para sacar a su familia adelante, según el testimonio que la afligida Hortencia Ramos, la prima del hoy occiso, ofreció a diversos medios de comunicación en Chicago, Illinois.

Hortencia Ramos dijo que cada persona que conoció a su primo ‘Javi’, como ella lo llamó con cariño, sabía que el hombre era un padre devoto de su hija, con la que amaba pasar su tiempo libre y que para darle una mejor vida a ella, es que había decidido tomar el trabajo como conductor de Uber en las noches para ganar un dinero extra.

La comunidad enfrenta un profundo dolor por Javier Ramos

FOTO Tomada de Twitter

Hortencia Ramos pidió a las autoridades que la muerte de su primo Javier Ramos no quede en vano, ya que la víctima pudo haber sido “cualquier otro padre de familia en la comunidad, el hijo de alguien o el padre de alguien”, explicó la mujer, quien aseguró que la comunidad tiene que unirse para evitar la violencia que azota la ciudad.

El asesinato de Javier Ramos ha causado un profundo dolor en la comunidad hispana de Chicago, Illinois, sobre todo entre los prestadores de servicios en la noche, ya que algunos consideran que están expuestos e indefensos ante el ataque de criminales violentos y armados.

El esfuerzo de los hispanos

Javier Ramos
FOTO Tomada de Twitter

Sabrina Contreras-Blake, de 36 años, es una madre soltera y originaria de Durango y quien trabaja al igual que Javier Ramos como conductora de Uber en las noches, en Chicago, para allegarse algo de dinero para sacar adelante a sus dos hijas adolescentes que estudian la preparatoria y quienes se quedan al cuidado de su madre.

“Ha sido algo muy triste lo que pasó y le da a uno mucho miedo porque lo mataron cuando se estaba tratando de ganar unos centavos extras para su hija… yo trabajo de mesera de día y en las noches también me salgo a ‘uberear’, por eso sé lo que uno arriesga cuando anda en la calle y sobre todo en algunos barrios” dijo Contreras-Blake, por teléfono, a MundoHispánico.

La vigilia para recordar a Javier Ramos

FOTO Tomada de Twitter

Sabrina Contreras-Blake, junto con otros cientos de personas, atendió el viernes 26 de marzo del 2020 en la noche a una vigilia ecuménica en el lugar en el que mataron a Javier Ramos. El sentimiento de dolor e impotencia que corrió entre los asistentes a la vigilia, es el reflejo de una comunidad en Chicago que se siente vulnerable ante la violencia.

Hortencia Ramos, la prima de Javier Ramos y quien se ha convertido en la vocera de su familia, dijo al canal de televisión WGN9 de Chicago, durante la vigilia para conmemorar al hoy occiso, que la comunidad hispana ya no se siente segura en ningún lugar cuando salen a trabajar.

“Ya no te sientes seguro”

FOTO Tomada de Twitter

“Llegas a un punto en el que ya no te sientes seguro en ningún lugar”, dijo Hortencia Ramos y explicó que es “frustrante, te enoja hasta lo más profundo de tu corazón, que alguien le arrebate la vida a otra persona y no le conceda ningún valor a esa vida. Hoy en día un carro o una cartera son más valiosos que un ser humano”, dijo contundente.

Hasta el momento de escribir esta historia, la División de Homicidios del CPD no ha podido determinar la identidad del presunto asesino de Javier Ramos, pese a que todas las transacciones de un conductor de Uber quedan registradas en su historial de trabajo. Los agentes también están tratando de recuperar imágenes de video de la zona del asesinato.

Regresar al Inicio