Tormenta tropical Beta causa fuertes Inundaciones en Texas (FOTOS)

Las autoridades indicaron que más de 50 puntos en el área metropolitana de Houston están inundadas e intransitables por Beta.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto y video: MH archivos
  • Las autoridades indicaron que más de 50 puntos en el área metropolitana de Houston están inundadas e intransitables
  • Se prevé que la lentitud del paso de Beta empeore las condiciones para la costa sureste de Texas
  • Beta se convierte en la novena tormenta con nombre en tocar tierra en EE. UU.

Inundaciones en Texas. La tormenta tropical Beta se detuvo el martes a lo largo de la costa de Texas, inundando calles en Houston y Galveston horas después de tocar tierra en medio de una temporada de huracanes inusualmente ocupada, de acuerdo con The Associated Press.

La tormenta tocó tierra el lunes por la noche justo al norte de Port O’Connor, Texas, y tiene la distinción de ser la primera vez que una tormenta con el nombre de una letra griega toca tierra en Estados Unidos.

Los meteorólogos se quedaron sin los nombres tradicionales de las tormentas la semana pasada, lo que obligó al uso del alfabeto griego por segunda vez desde la década de 1950.

Inundaciones en Texas: tormenta Beta se estaciona en Houston
Carretera 288 entre el 610 y la I-45, Houston, Texas. Foto: MH

El martes temprano, Beta estaba a 10 millas (15 kilómetros) al este-sureste de Victoria, Texas, con vientos máximos de 40 mph (64 kph), dijo el Centro Nacional de Huracanes de EE. UU. La tormenta se movía hacia el noroeste cerca de 3 mph (4 kilómetros) y se espera que se detenga tierra adentro sobre Texas hasta el miércoles.

“Actualmente tenemos marejadas ciclónicas y lluvias en este momento”, dijo la meteoróloga del Servicio Meteorológico Nacional Amaryllis Cotto en Galveston, Texas.

Hasta el momento, las autoridades locales han reportado graves inundaciones en la ciudad de Houston debido a Beta, que tocó tierra en Bahía de Matagorda con vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora.

Asimismo, las autoridades indicaron que hay más de 50 puntos en el área metropolitana de Houston que están inundados y no se puede transitar en estos momentos.

Cotto dijo que han caído de 15 a 30 centímetros (6 a 12 pulgadas) de lluvia en el área, con cantidades aisladas de hasta 45 centímetros (18 pulgadas). Se esperan inundaciones repentinas peligrosas hasta el miércoles, dijo Cotto.

Inundaciones en Texas: tormenta Beta se estaciona en Houston
Foto: MH.
Beta sigue amenazando con fuertes lluvias e inundaciones en la costa de Texas, donde permanece casi estacionaria para dirigirse este miércoles hasta el viernes a Louisiana y Mississippi, según la agencia Efe.

Los meteorólogos del NHC, con sede en Miami, señalaron que las bandas de lluvia de Beta continuarán llevando aguaceros al sureste de Texas y causando problemas de inundaciones “importantes”.

Mientras el huracán Teddy amenaza con condiciones de tormenta tropical a Canadá, especialmente con fuertes lluvias y vientos y “destructiva” marea a la provincia canadiense de Nueva Escocia.

Teddy, que se encuentra 555 kilómetros al sur de Halifax (Nueva Escocia), presenta vientos máximos sostenidos de 165 kilómetros por hora y se dirige rápidamente hacia el noroeste a cerca de 44 kilómetros por hora.

El centro de Teddy se desplazará sobre el este de Nueva Escocia el miércoles y luego cerca o sobre Terranova.

Inundaciones en Texas: tormenta Beta se estaciona en Houston
Foto: MH
Por su parte, la tormenta tropical Paulette se debilita en su desplazamiento hacia el este noreste del sur de las islas Azores a 22 kilómetros por hora.

El NHC reportó que se encontraba a unos 535 kilómetros al sureste de las Azores y redujo sus vientos máximos sostenidos a 5 kilómetros por hora.

Cuando faltan aún más de dos meses de la temporada de huracanes, 23 tormentas con nombre se han formado hasta ahora, que dan crédito a la “extremadamente activa” temporada de 2020 que pronosticó la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de EE.UU.

Las previsiones de la temporada ciclónica 2020, que termina el 30 de noviembre, suponen un récord de hasta 25, que supera las 21 que la NOAA pronosticó para 2005, cuando Katrina ocasionó la muerte de más de 1.800 personas y daños por unos 125.000 millones de dólares, especialmente en Luisiana.

La NOAA prevé este año entre 19 y 25 tormentas tropicales con nombre, lo que significa que tengan vientos de 63 kilómetros por hora, de las cuales 7 a 11 podrían convertirse en huracanes, con vientos de 119 kilómetros por hora, con hasta 6 muy poderosos.

Los meteorólogos y funcionarios aseguraron a los residentes de Texas que no se esperaba que Beta fuera otro huracán como Harvey o la tormenta tropical Imelda.

Harvey en 2017 arrojó más de 50 pulgadas (127 centímetros) de lluvia en Houston, causando 125 mil millones de dólares en daños en Texas. Imelda, que azotó el sureste de Texas el año pasado, fue uno de los ciclones más húmedos registrados.

El lunes, el gobernador Greg Abbott emitió una declaración de desastre para 29 condados de Texas antes de la llegada de Beta.

Se pronostica que Beta arrojará fuertes lluvias en la esquina suroeste de Louisiana tres semanas después de que el huracán Laura azotara la misma área.

La lluvia y la marejada ciclónica llevaron al gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, a declarar el estado de emergencia.

En Lake Charles, al alcalde Nic Hunter le preocupaba que la lluvia de Beta pudiera retrasar los esfuerzos en su comunidad de Luisiana para recuperarse después de Laura, que dañó alrededor del 95% de las 30.000 estructuras de la ciudad.

Hunter dijo que la preocupación por otra tormenta era “un costo emocional y mental para muchos de nuestros ciudadanos”.

Partes de la costa de Alabama y Florida Panhandle todavía se tambaleaban por el huracán Sally, que rugió en tierra el miércoles, causando al menos dos muertes.

Continua artículo relacionado