Comunidad inmigrante es más vulnerable al Covid-19 por la falta de seguro de salud

  • Inmigrantes deben acudir al médico si presentan síntomas similares a los del Covid-19
  • Organizaciones pro Derechos Humanos en Estados Unidos llaman a la comunidad hispana a descartar la enfermedad en caso de que sea necesario, sin importar su estatus migratorio
  • Sin embargo, las probabilidades de que millones de personas no busquen ayuda médica porque no tienen seguro o no tienen documentos son muy altas

Autoridades y organizaciones pro inmigrantes en todo el territorio estadounidense han exhortado desde el inicio de la propagación del Covid-19, a que todas las personas se realicen las pruebas de diagnóstico del virus en caso de presentar síntomas similares.

Sin embargo, el panorama no es tan sencillo para aquellos que residen en el país sin documentos legales o para aquellos que no tienen seguro médico.

Y es que no solamente es el gasto que implica ver a un doctor en Estados Unidos sino el riesgo en el que el individuo se colocaría frente a la deportación.

Aunque el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) recalcó a través de un comunicado de prensa “que el público debe saber que ICE no realiza operaciones en instalaciones médicas, excepto en circunstancias extraordinarias” y recordó que la política de la agencia es “evitar realizar arrestos en lugares sensibles, que incluyen escuelas, lugares de culto e instalaciones de atención médica, como hospitales, consultorios médicos, clínicas de salud acreditadas e instalaciones de atención de emergencia o urgente, sin aprobación previa o en circunstancias exigentes”, prevalece el miedo en la comunidad.

Según la Kaiser Family Foundation, alrededor de 30 millones de personas en EE.UU. no están dentro de una póliza de seguro médico, y otros 40 millones sólo poseen planes básicos, considerados por algunos expertos como deficientes por tener copagos y seguros de costos muy altos que sólo pueden ser utilizados en casos extremos.

Adelina Nicholls, directora ejecutiva de la Alianza Latina pro Derechos Humanos de Georgia (GLAHR), recordó a los inmigrantes en el estado y en todo el territorio que su estatus migratorio no debe ser un limitante para protegerse ante la amenaza del virus Covid-19.

Nicholls enfatizó en evitar el contagio y la propagación de la enfermedad acatando todas las medidas compartidas por las autoridades sanitarias e hizo un llamado a la calma y a no entrar en pánico haciendo compras innecesarias.

En días pasados, líderes de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA), en conjunto con otras organizaciones comunitarias, se reunieron para recordar a la población inmigrante de California y de todo el país que la salud es un derecho humano y sin importar la procedencia o el idioma que hablen deberán ser atendidos en los centros de salud.

Según expertos, las personas sin acceso a la atención médica se enfermarán, propagarán la enfermedad con mayor frecuencia porque no reciben atención o aislamiento, o diagnóstico y tratamiento.

La norma de la Carga Pública es otro de los temas más sonados luego de la declaración de la emergencia nacional por parte de la administración de Trump.

inmigrantes seguro médico

Foto: Getty.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+