Revocan orden de reducir número de indocumentados por coronavirus en Centro de Detención

  • Revocan orden de reducir número de indocumentados en Centro de Detención
  • La Administración de Donald Trump se anota una victoria en los juzgados
  • Se solicitaba bajar número de inmigrantes ante contingencia por coronavirus

Indocumentados coronavirus. La administración del presidente Donald Trump se anotó una victoria al conseguir que un panel del Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito en Los Ángeles revocara la orden de un juez de reducir el número de indocumentados confinados en el Centro de Detención de Adelanto, California, debido al coronavirus, informó EFE.

La noticia se da luego de que se confirmara la muerte del primer inmigrante internado en el centro de detenciones de Otay Mesa, California, con el mayor número de contagios de Covid-19 en Estados Unidos.

La decisión de los jueces Barry Silverman, Jacqueline Nguyen y Daniel Collins fue en respuesta a una solicitud de emergencia hecha por la Administración de Donald Trump para detener una orden preliminar que exigía disminuir el número de detenidos en el centro de Adelanto como una medida para controlar la propagación del Covid-19, reportó el periódico Los Angeles Times.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) tenía hasta los primeros días de mayo para cumplir el fallo del magistrado Terry J. Hatter Jr., del Tribunal de Distrito en Los Ángeles y que exigía a la agencia reducir el número “a un nivel que permita a los detenidos restantes mantener una distancia social de seis pies entre sí en todo momento y en todos los lugares, incluso mientras duerme, come, se ducha y realiza otras actividades diarias”.

El juez Hatter Jr. dictaminó que las reducciones en la población del centro, que actualmente alberga a unos 1,300 detenidos, debían comenzar antes del 27 de abril y completarse para el 4 de mayo.

El magistrado no mencionó en su fallo el número específico al que debía reducirse la población del centro ubicado en el condado de San Bernardino, al este de Los Ángeles.

A pesar del revés judicial y victoria para Donald Trump, para la Unión Americana de Libertades Civiles, (ACLU), que interpuso la demanda, los jueces del Noveno Circuito dejaron intacto la orden de Hatter Jr. de que se cumplan con las pautas para dadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) contener los contagios de Covid-19.

En su demanda, ACLU argumenta que los detenidos en el centro de Adelanto duermen en literas colocadas a hasta unos 3 pies de distancia. En algunos casos los migrantes tienen que compartir hasta con siete personas celdas de no más de 10 pies de largo y ocho de ancho. Además, comparten lavabos, inodoros, mostradores y duchas, sin limpiador desinfectante disponible, así como las mesas para comer.

La organización ha liderado más de 15 demandas en todo el país exigiendo que se reduzca la población de indocumentados puestos en centros de detención, que suman casi 30,000.

El jueves pasado, el juez federal Dana Sabraw, con sede en San Diego (California), ordenó al centro de detenciones con el mayor número de contagios de Covid-19 en el país, Otay Mesa, liberar a más de 50 detenidos en alto riesgo de contraer el coronavirus.

Síguenos para más contenido

Youtube
Página: 1 2 3 4 5 6