Revocan orden de reducir número de indocumentados por coronavirus en Centro de Detención

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Revocan orden de reducir número de indocumentados por coronavirus en Centro de Detención
  • Revocan orden de reducir número de indocumentados en Centro de Detención
  • La Administración de Donald Trump se anota una victoria en los juzgados
  • Se solicitaba bajar número de inmigrantes ante contingencia por coronavirus

Indocumentados coronavirus. La administración del presidente Donald Trump se anotó una victoria al conseguir que un panel del Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito en Los Ángeles revocara la orden de un juez de reducir el número de indocumentados confinados en el Centro de Detención de Adelanto, California, debido al coronavirus, informó EFE.

La noticia se da luego de que se confirmara la muerte del primer inmigrante internado en el centro de detenciones de Otay Mesa, California, con el mayor número de contagios de Covid-19 en Estados Unidos.

La decisión de los jueces Barry Silverman, Jacqueline Nguyen y Daniel Collins fue en respuesta a una solicitud de emergencia hecha por la Administración de Donald Trump para detener una orden preliminar que exigía disminuir el número de detenidos en el centro de Adelanto como una medida para controlar la propagación del Covid-19, reportó el periódico Los Angeles Times.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) tenía hasta los primeros días de mayo para cumplir el fallo del magistrado Terry J. Hatter Jr., del Tribunal de Distrito en Los Ángeles y que exigía a la agencia reducir el número “a un nivel que permita a los detenidos restantes mantener una distancia social de seis pies entre sí en todo momento y en todos los lugares, incluso mientras duerme, come, se ducha y realiza otras actividades diarias”.

El juez Hatter Jr. dictaminó que las reducciones en la población del centro, que actualmente alberga a unos 1,300 detenidos, debían comenzar antes del 27 de abril y completarse para el 4 de mayo.

El magistrado no mencionó en su fallo el número específico al que debía reducirse la población del centro ubicado en el condado de San Bernardino, al este de Los Ángeles.

A pesar del revés judicial y victoria para Donald Trump, para la Unión Americana de Libertades Civiles, (ACLU), que interpuso la demanda, los jueces del Noveno Circuito dejaron intacto la orden de Hatter Jr. de que se cumplan con las pautas para dadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) contener los contagios de Covid-19.

En su demanda, ACLU argumenta que los detenidos en el centro de Adelanto duermen en literas colocadas a hasta unos 3 pies de distancia. En algunos casos los migrantes tienen que compartir hasta con siete personas celdas de no más de 10 pies de largo y ocho de ancho. Además, comparten lavabos, inodoros, mostradores y duchas, sin limpiador desinfectante disponible, así como las mesas para comer.

La organización ha liderado más de 15 demandas en todo el país exigiendo que se reduzca la población de indocumentados puestos en centros de detención, que suman casi 30,000.

El jueves pasado, el juez federal Dana Sabraw, con sede en San Diego (California), ordenó al centro de detenciones con el mayor número de contagios de Covid-19 en el país, Otay Mesa, liberar a más de 50 detenidos en alto riesgo de contraer el coronavirus.

Pero hasta este martes, ICE había liberado a solo dos detenidos inmigrantes de 131 personas identificadas como “médicamente vulnerables”, advirtió Monika Langarica, abogada de ACLU en un comunicado.

Según la agencia federal, hasta este martes se han contabilizado 674 casos de indocumentados con coronavirus en los centros de detención distribuidos en el país, en los que se han hecho 1,346 pruebas.

https://twitter.com/ICEgov/status/1257444965669654534?s=20

Indocumentados coronavirus

Por otro lado se dio a conocer que el primer inmigrante internado en el centro de detenciones de Otay Mesa, California, con el mayor número de contagios de Covid-19 en Estados Unidos, murió este miércoles, informó a EFE el activista Jeff Valenzuela, de la organización Pueblo Sin Fronteras.

La fuente indicó que el inmigrante salvadoreño, de 57 años de edad, perdió la vida después de más de una semana de permanecer intubado.

Alrededor de 200 personas están contagiadas en el centro de detenciones, en un brote que se inició a mediados de marzo.

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) informó por su parte este miércoles que tenía 132 inmigrantes contagiados con el virus causante de la Covid-19, 26 más que el día anterior.

Aparte de los detenidos por el ICE, el centro de detenciones, situado a unos kilómetros de la frontera con México, tiene también a cuando menos medio centenar de detenidos del Marshal federal, que sigue sin actualizar cifras en dos semanas.

https://twitter.com/ICEgov/status/1258146889519771650?s=20

Indocumentados coronavirus

Adicionalmente se sabe de 18 guardias también están contagiados de Covid-19, pero la empresa propietaria de esa cárcel particular, CoreCivic, tampoco ha proporcionado cifras nuevas.

Desde hace semanas un centenar de inmigrantes llevan a cabo una huelga de hambre en demanda de seguridad ante los contagios.

Alberto, un inmigrante de Honduras, advirtió en llamada telefónica reciente a Efe que “estamos en riesgo de un brote incontenible” al interior del centro de detenciones.

CoreCivic solo ha entregado un cubrebocas desechable a cada inmigrante que firmó documentos en inglés en que libera a la empresa de cualquier daño a su salud. La mascarilla desechable es para todo el tiempo que cada inmigrante permanezca detenido.

https://twitter.com/CoreCivic/status/1258051074574991360?s=20

Indocumentados coronavirus

Toda información del centro de detenciones se conoce gracias a inmigrantes que llaman por teléfono cuando tienen oportunidad.

El magistrado federal Dana Sabraw ordenó que el ICE entregue una lista de inmigrantes en alto riesgo que tendrán que ser liberados para prevenir que se contagien de Covid-19. La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que busca esa liberación mediante demanda colectiva, espera la entrega de la lista esta semana.

Andrea Flores, subdirectora de política de inmigración de ACLU, emitió un comunicado en el que dijo que la muerte del inmigrante es “una terrible tragedia, y era completamente predecible y prevenible”.

Con información de EFE