ICE comenzará pruebas voluntarias de ADN para identificar a inmigrantes

  • La próxima semana comenzaría ICE las pruebas de ADN.
  • El gobierno busca frenar la inmigración “ilegal”.
  • Defensores de inmigrantes aseguran que es una práctica para intimidar a solicitantes de asilo.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE en inglés) comenzará las pruebas voluntarias de ADN en los casos en que los funcionarios sospechen que los adultos afirman de manera fraudulenta ser padres de niños cuando cruzan la frontera entre Estados Unidos y México.

La decisión se produce cuando los funcionarios de Seguridad Nacional están cada vez más preocupados por los casos de trata de niños a medida que un número creciente de familias centroamericanas cruzan la frontera, lo que pone a prueba los recursos hasta el punto de ruptura, reseñó CBS News este jueves.

Las autoridades fronterizas también comenzaron recientemente a aumentar los datos biométricos que toman de los niños menores de 13 años, incluidas las huellas dactilares, a pesar de los problemas de privacidad y la política del gobierno que restringe lo que se puede recopilar.

Los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional dijeron que el programa piloto de ADN sería muy limitado, e indicaron a CBS News que comenzaría la próxima semana en la frontera sur.

La prueba rápida de ADN que efectuaría ICE tomará aproximadamente dos horas y se obtendrá con al frotar la mejilla tanto del adulto como del niño. Los padres deben limpiar al niño, indicaron los funcionarios.

Los defensores de inmigrantes dijeron que les preocupa que, con el argumento de detener el fraude, los agentes puedan tomar información personal de los niños que podría ser utilizada en su contra más adelante. Pero los funcionarios del DHS mencionaron que las pruebas se destruirán y no se utilizarán como evidencia en ningún caso criminal.

Sin embargo, Vera Eidelman, abogada del Proyecto de Discurso, Privacidad y Tecnología de la American Civil Liberties Union (ACLU), calificó el plan como “otro ejemplo más de la administración de Trump que busca intimidar y disuadir a los solicitantes de asilo”, y agregó que “la recolección forzada de ADN es coercitiva e intrusiva, y plantea serios problemas de privacidad y libertades civiles”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+