Hispanos hacen carrera callejera y desatan una persecución policiaca

  • La misma vieja historia: un conductor acaba detenido tras una persecución policiaca
  • Policías de Norcross le acusan de hacerla de piloto de carreras en las calles; él lo niega
  • La mejor forma de ahorrase una infracción: seguir protocolos propios, evitándosela

Un video muestra a oficiales de la ciudad de Norcross, en el Condado de Gwinnett, montando una persecución policiaca a bordo de sus patrullas cuando un conductor que participaba en una carrera callejera intentó huir de la autoridad.

Como es previsible, los oficiales terminaron deteniendo al sujeto, quien al principio niega haber incurrido en una infracción vial al conducir a exceso de velocidad, pero termina reconociendo su falta.

No hay que mucho que decir sobre el vídeo y sus características, excepto que en esta ocasión el conductor no opuso resistencia alguna ni discutió ni faltó al respeto a los policías, quienes, en consecuencia, no ejercieron ninguna acción violenta en contra del supuesto infractor.

El suceso ha ocurrido de noche y el desenlace de la breve persecución ocurrió frente a un local comercial donde se lee un letrero: “Se habla español”. El guiador presenta una licencia de conducir, los policías le esposan, revisan el auto y protagonizan todas las tareas usuales en casos de esa índole (revisar el auto, la documentación, requisar al conductor y demás).

persecución policiaca

Departamento de Policía de Norcross, Georgia

Y aunque no sucede otra escena de relevancia en el vídeo, ni se conoce la identidad de sus protagonistas, si el conductor fue multado o terminó en la corte, lo cierto es que el caso demuestra, por enésima ocasión, que el pretender escapar de la policía es prácticamente inútil, dado el equipamiento de los policías y el propio entrenamiento de ellos.

¿Hay una receta para evitar ser detenido por la policía al conducir un vehículo, sobre todo cuando se es latino, en función de las repercusiones que podría conllevar una situación semejante cuando se vive en un país que no es el propio?

Sí, la hay: uno mismo. ¿Cómo es eso? Pues muy fácil: la mejor forma de no ser detenido por una infracción es NO cometer infracciones. Obvio.

Y para evitar situaciones semejantes, lo mejor es que sea el propio conductor quien trace y cumpla a cabalidad sus propias reglas de conducción, y esto solo puede lograrse haciendo rutinas previstas en un protocolo, su propio protocolo personal.

persecución policiaca

Departamento de Policía de Norcross, Georgia

Esto implica que el conductor se haga responsable de sus propias normas. Por ejemplo: verificar a diario el estado de luces y faros. Si alguno no enciende o está roto, alguna función no actúa (direcciones, stops, altas), lo mejor es usar el transporte público hasta reparar las averías. Así de fácil.

Pero si se participa en conductas cuasidelictivas, como cometer la tontería de hacerla de piloto de carreras en competencias callejeras, entonces sí que no hay salvación alguna, como parece ser el caso del sujeto que aparece en el vídeo.

Otras obviedades: si hay hijos pequeños, deben ir en asientos para niños; mientras se conduzca, no usar el celular; los cinturones de seguridad deben de funcionar y portarse en la conducción; el número de pasajeros debe corresponder a la capacidad del vehículo; sujetar el volante con ambas manos.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+