Hispano fugitivo en Texas por asalto sexual es detenido en Alaska

Miguel Saldaña fue detenido en Alaska luego de estar fugitivo en Texas más de dos años por un caso de asalto sexual agravado a una mujer.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Hispano fugitivo: Miguel Saldaña evadió la justicia por tres años luego de ser acusado por asalto sexual a una chica a la que, además, forzaba a prostituirse en Corpus Christi, Texas.
  • El juez que recibió su caso le otorgó el derecho de que saliera bajo el pago de una fianza de 75,000 dólares pese a que la víctima testificó que temía por su vida si el hombre volvía a la calle.
  • La Fiscalía del Condado de Nueces, en Corpus Christi, le solicitó al juez que reconsidere su decisión de la libertad bajo fianza, ya que cree que Saldaña podría volver a escapar.

Miguel Saldaña fue detenido en Alaska luego de estar fugitivo en Texas más de tres años por un caso de asalto sexual agravado a una mujer.

Saldaña, de 36 años, era buscado por el Departamento de Policía de Corpus Christi (CCPD, por sus siglas en inglés), entre otras corporaciones, acusado de asalto sexual agravado en contra de una mujer a la que además forzaba de manera violenta a prostituirse en Texas.

Un caso que se remonta hasta el 2016, según detalla su orden de arresto consultada por MundoHispánico en Texas, en Corpus Christi, una ciudad costera frente al Golfo de México y en donde la mayoría de la población es de origen hispano.

De acuerdo con la orden de arresto de Saldaña, la gravedad de las acusaciones es tan fuerte que el juez David Stith, de la Corte Criminal 319 en el Condado de Nueces, decidió restringir algunos de los documentos del caso a consulta pública para proteger la identidad de la víctima.

Sin embargo, en los documentos que sí se pueden consultar se detalla que Saldaña es el presunto responsable de forzar de manera violenta a que una chica se prostituyera en los clubs de Corpus Christi.

Cuando la muchacha era castigada por no cumplir lo que el hombre le exigía, la atacaba sexualmente y la tenía cautiva en un cuarto de hotel.

En un momento de descuido, la víctima pudo escapar de Saldaña y llamó a las autoridades para contarles lo que estaba ocurriendo. Cuando el CCPD intentó detener al hombre, en diciembre de 2016, el muchacho ya había escapado y no se supo nada de él desde entonces.

Sin embargo, las autoridades descubrieron luego de años de investigación que Saldaña vivía en Alaska y en donde ya estaba casado con una mujer. El hombre seguía utilizando su propio nombre. Gracias a eso las autoridades lo pudieron localizar.

Un grupo de agentes viajó desde Texas a Alaska, no se detalla a qué lugar, en donde con apoyo de las autoridades locales arrestaron al sujeto sin que pusiera resistencia.

Desde el viernes 3 de enero de 2020, Saldaña está detenido en la Cárcel del Condado de Nueces acusado de varios delitos graves: asalto sexual agravado, lesiones, forzar a alguien a la prostitución con amenazas o violencia y privación ilegal de la libertad.

La Fiscalía del Condado de Nueces sometió una petición al juez Stith para que el cargo de tráfico sexual también sea agregado a sus cargos. Sin embargo, hasta el momento de escribir esta historia, ese delito no había sido aceptado por el juez.

El juez Stith le fijó una fianza de 75,000 dólares a Saldaña para que pueda enfrentar su caso en libertad.

Miguel Saldaña, de 36 años, al momento de escribir esta historia continuaba detenido pese a que el juez le permitió salir en libertad con el pago de una fianza a lo que la víctima y los fiscales se opusieron y le pidieron al magistrado que reconsidere su decisión. (Foto: Cárcel del Condado de Nueces)

Miguel Saldaña fue detenido en Alaska luego de estar fugitivo en Texas más de dos años por un caso de asalto sexual agravado a una mujer.

Sin embargo, la víctima testificó ante el juez el lunes 6 de enero para pedirle que no lo deje salir bajo fianza, pues ella temía por su vida, ya que describió al hombre como una persona violenta y, aunque saliera a la calle con un monitor de geolocalización satelital (GPS, por sus siglas en inglés) supervisado por las autoridades, de todos modos él podría hacerle daño.

La Fiscalía del Condado de Nueces también le pidió al juez que reconsidere la fianza que le otorgó a Saldaña explicando que, dado que ya escapó durante más dos años, había riesgo de que el acusado lo hiciera nuevamente.

En los registros criminales de Texas se detalla que Saldaña fue acusado en 2005 de un caso de amenazas, a un testigo en un juicio, en un caso que se llevó en el Condado de Harris en Houston. Los fiscales también le presentaron eso al juez para que reconsidere su decisión de otorgar la fianza.

Hasta el momento de escribir esta historia la fianza de Saldaña no había sido pagada y el acusado continuaba detenido en la Cárcel del Condado de Nueces en Corpus Christi. El juez tampoco había tomado una decisión sobre las peticiones que le hicieron la víctima y los fiscales.

El abogado defensor de Saldaña alegó que la fianza se debe sostener a favor de su cliente, ya que él ahora está casado en Alaska y debe viajar allá para atender a su familia mientras continúa su juicio en Texas.

De acuerdo con el Código Penal del Estado de Texas, tan sólo el cargo de asalto sexual agravado, como el que se le acusa a Saldaña, indica una pena de 25 a 99 años a quien se le encuentre culpable de ese delito.

De acuerdo con las leyes, la pena deberá cumplirse en una prisión del Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ, por sus siglas en inglés) especializada en contener a ofensores sexuales.

 

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado