¡Detente!: 5 horribles razones por las que no deberías reventar granos

A todo mundo le ha pasado que detecta unos granos... o más cuando se levanta por la mañana, pero, sin importar qué, no debes (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Todos son culpables de reventar granos en algún momento. De acuerdo a la Academia Americana de Dermatología (AAD), “el acné es la enfermedad cutánea más común en los Estados Unidos, afectando a aproximadamente entre 40 y 50 millones de americanos anualmente”. Mientras que es increíblemente común, también puede ser muy doloroso, incómodo y traumatizante. Nuestro yo adolescente está de acuerdo con esto, probablemente llenándose de maquillaje y crema para el acné. Así que, ¿qué es exactamente el acné?

¿Y qué genera a esos horribles granitos que odiamos tanto? La AAD explica que el acné se define como una “enfermedad cutánea inflamatoria crónica que se caracteriza por comedones (puntos negros y blancos), espinillas y bultos más profundos (quistes o nódulos) que se dan en la cara, cuello, pecho, espalda, hombros y antebrazos”. Tus granos podrían ser causados por mil cosas, desde cambios hormonales hasta estrés o genética.

Shutterstock

Como cualquiera que haya tenido una espinilla vergonzosamente grande sabe, es muy tentador apretarla hasta reventarla. No sólo es una manera satisfactoria de deshacerte de tu frustración (por tu acné o quizá por tu día) sino que también parece una manera simple de erradicar a esa espinilla para siempre. O al menos, eso es lo que piensas.

Mientras que podría haber un canal sobre cómo reventar granos en YouTube –sí, leíste bien-, la terrible realidad es que reventar granos es mala idea. Si se hace bien (o sea, por un dermatólogo) puede tener el efecto deseado de ayudar a que un grano se cure más rápido. Pero hecho mal, reventar un grano puede tener serias repercusiones. Aquí hay 5 horribles razones para dejar de reventar granos.

1. Lo empeora

Una mujer reventando un grano en la piel de su mejilla
Shutterstock

Mientras que podrías pensar que reventar un grano hará que desaparezca más rápido, podrías estar empeorándolo. Claro, aliviarás la presión causada por tu grano, y puedes hacer al pus desaparecer, pero es un alivio temporal. Reventar granos empeora la inflamación. De hecho, los Servicios de Educación de Salud de la Universidad de Georgetown reportan: “poco después de reventar un grano, éste reaparecerá, frecuentemente más rojo e irritado”. Así que mientras que piensas que te estás haciendo un favor, en realidad estás haciendo a ese grano más notorio e irritado. Podrías sangrar, lo que no es bonito, y en general ese grano se quedará más tiempo que si simplemente lo hubieses dejado ser.

2. Puedes dejar marca

Shutterstock

La dermatóloga Jeanine B. Downie explica que reventar granos nunca es buena idea porque “con frecuencia exacerba el problema y puede dejarte marcas”. Las cicatrices aparecen porque cuando revientas un grano en realidad estás rompiendo tu piel para sacar el pus. Como cualquier otro corte, cuando rompes tu piel podrías generar irritación, lo que puede causar marcas permanentes. Y, aunque estamos seguros de que no quieres tener ese grano, estamos también seguros de que una marca que dure para siempre es mucho peor.

3. Podrías introducir bacterias a tu piel

Reventar granos significa que literalmente estás rompiendo tu piel para deshacerte de lo que hay debajo de la superficie del grano. No estás mejorando ese grano, sino que estás dañando tu piel y abriendo más el área afectada, lo que hace fácil que las bacterias se introduzcan. Reventar granos puede “introducir las espinillas más profundo en tu piel, causando una mayor inflamación”, explica el doctor Joshua Zeichner, dermatólogo en la Ciudad de Nueva York.

4. Podrías sufrir una infección grave

Shutterstock

La mayoría de los granos infectados son incómodos de mirar y molestos de tener todo el día. Pero en algunos raros casos, si revientas un grano en el “Triángulo del Peligro” de tu rostro (la piel alrededor de tu nariz y tu labio superior) podrías hacer más daño que una simple inflamación. La dermatóloga Cynthia Bailey explica: “los vasos sanguíneos de aquí se comunican directamente con vasos sanguíneos en tu cerebro.

Si el pus de un grano infectado se mete a tu piel en lugar de salir a la superficie, podrías tener un problema mucho más serio que simplemente acné; la infección de tejido más profunda puede expandirse hasta el cerebro, donde puede generar una muy rara condición llamada trombosis del seno cavernoso”. Suena terrorífico y lo es. Esta grave infección puede generar daño neurológico e incluso muerte en casos muy severos. Es increíblemente rara pero es algo con lo que se debe tener cuidado.

5. Tu piel podría dañarse permanentemente

Una mujer perturbada viendo su piel por medio del espejo
Shutterstock

Al reventar un grano de manera inadecuada, podrías sufrir cicatrices permanentes y marcas que duran mucho más que tus años de adolescencia. Incluso si te cuidas muy bien, reventar un grano mal podría causar marcas que son irreversibles. Nadie quiere mirarse en el espejo y ver recordatorios del tiempo pasado reventando granos. Cuando veas un grano y quieras atacarlo, resiste el impulso y piensa en el panorama general y en el futuro de tu bello rostro.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado