Dictan condena a hispano que cometió un asesinato por órdenes de una pandilla

David Dorantes
Actualizado en

Durante su investigación los agentes descubrieron que Beltrán tenía historial criminal y en los meses previos a su muerte había cumplido una sentencia de ocho años en una prisión del Sistema de Justicia Criminal de Texas (TDCJ, por sus siglas en inglés).

Gracias a eso también se investigó a su compañeros de celda y amigos en presidio. Sin embargo, desde su liberación, el hombre ya había dado muestras de haber enderezado su vida y estaba alejado de problemas concentrado en criar a su hija que había nacido mientras él estaba en la cárcel, según declaró su familia.

Edward Beltrán, desde que salió de la cárcel en los meses previos a su asesinato, había compuesto su vida y estaba concentrado en criar y educar a su hija. El hombre ya había decidido alejarse de problemas y malas amistades. (Foto: Cortesía de la familia Tovar)

Un testigo que habló con el SAPD les aseguró a los policías que la noche anterior a que se encontrara el cuerpo de Beltrán él lo había visto con otra persona al que sólo conocía como Paul y que, efectivamente, manejaba una camioneta Van en color blanco.

Los agentes descubrieron que el tal Paul era Paul Gutiérrez y quien estaba en libertad condicional por un delito federal. El hombre efectivamente era dueño de una camioneta blanca tipo Van. En la camioneta los oficiales descubrieron evidencia, restos de sangre, del cuerpo de Beltrán cuando la mandaron a analizar.

Archivado como: asesinato por encargo

Anterior Seguir Leyendo

Search

+