Más de 2.4 millones solicitan ayuda por desempleo y nueva cifra asciende más de 38 millones

  • Desempleo Estados Unidos. Más de 2.4 millones de personas más solicitaron la última semana ayuda de desempleo por el coronavirus en Estados Unidos.
  • La nueva cifra hace ascender el total de desempleados a más de 38 millones de personas en todo el país desde la emergencia.
  • El nuevo dato de desempleo significa un duro golpe para el presidente Trump, que ha puesto a la economía en el pedestal de sus promesas, y a pocos meses de las elecciones presidenciales.

Desempleo Estados Unidos. Más de 2.4 millones de trabajadores despedidos solicitaron beneficios de desempleo en Estados Unidos la semana pasada, ya que el brote de coronavirus llevó a más empresas a recortar empleos, a pesar de que la mayoría de los estados han comenzado a permitir que algunas empresas vuelvan a abrir bajo ciertas restricciones.

Más de 38 millones de personas han solicitado ayuda por desempleo en los dos meses transcurridos desde que el coronavirus obligó por primera vez a millones de empresas a cerrar sus puertas y reducir su fuerza laboral, dijo el jueves el Departamento de Trabajo.

Aún así, el número de solicitudes ha disminuido en comparación con las más de 3 millones la semana pasada, lo que sugiere que un número cada vez menor de empresas está reduciendo sus nóminas.

Sin embargo, según los estándares históricos, el último recuento muestra que el número de solicitudes semanales de desempleo sigue siendo enorme, lo que refleja una economía que se está hundiendo en una grave recesión.

El ritmo de la semana pasada de nuevas solicitudes de ayuda sigue siendo cuatro veces el récord que prevaleció antes de que el coronavirus golpeara fuertemente en marzo.

El nuevo dato de desempleo significa un duro golpe para el presidente Trump, que ha puesto a la economía en el pedestal de sus promesas, y a pocos meses de las elecciones presidenciales.

Hogares y empresas de latinos reciben poca ayuda en la pandemia de COVID-19

Casi la mitad de los hogares latinos con bajos ingresos no recibieron la ayuda de emergencia por la pandemia de COVID-19 aprobada por el Congreso, y una proporción similar de empresas hispanas han tenido dificultades para obtener préstamos de estímulo económico, dijeron este miércoles dirigentes latinos.

“Para muchos políticos la comunidad latina sigue siendo invisible”, afirmó el representante Joaquín Castro, demócrata de Texas y presidente del Caucus Hispano en el Congreso. “Debido a la pandemia, los latinos son el grupo con la tasa más alta de desempleo”.

Por su parte, la senadora Catherine Cortez Mazto, de Nevada y la primera latina elegida a la cámara alta del Congreso estadounidense, dijo que “los latinos encaran problemas de larga data en el acceso al cuidado de la salud y padecen enfermedades crónicas, pero son ahora trabajadores esenciales que arriesgan sus vidas para ayudar a otros”.

Henry Muñoz, fundador de SOMOS, una red de asistencia médica para minorías, dijo que en la consideración de nuevas leyes de emergencia “los gobernantes de este país necesitan comprender lo que está ocurriendo en nuestras comunidades, donde la COVID-19 ha magnificado las desigualdades históricas”.

Castro, Cortez y Muñoz señalaron que en los próximos paquetes de ayuda y estímulo económico que apruebe el Congreso debe haber recursos asignados específicamente a las minorías, y que esos beneficios han de extenderse a los inmigrantes, tanto documentados como indocumentados.

Los dirigentes hispanos participaron en una teleconferencia de prensa en la cual Matt Barreto, cofundador de Latino Decisions, divulgó los datos de una encuesta realizada del 10 al 16 de mayo entre 1.800 adultos latinos en una muestra representativa nacional acerca del impacto de la pandemia entre los hispanos de Estados Unidos.

Archivado como: desempleo Estados Unidos

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+