Corte derriba caso que impulsó discurso antiinmigrante de Trump

  • Derriba Corte caso judicial por homicidio y posesión de arma que impulsó el discurso antiinmigrante del candidato Donald Trump en 2016
  • Tribunal estatal de Apelaciones de California exonera al mexicano José Inés García Zárate por portación de una pistola
  • Enfrenta ahora cargos por violar la Ley de Inmigración

 

El caso judicial que impulsó el discurso antiinmigrante de Donald Trump cuando era candidato a la Presidencia por el Partido Republicano, en 2016, fue revertido por un Tribunal de Apelaciones de California que esta semana revocó definitivamente la condena al mexicano indocumentado José Inés García Zárate, acusado en 2015 de disparar y matar a una mujer en un muelle de la ciudad de San Francisco.

El proceso judicial contra el mexicano García Zárate fue la insignia de Donald Trump para promover el cierre de las fronteras, la construcción del muro fronterizo y la persecusión de indocumentados en territorio estadunidense a cargo de autoridades federales, por considerar que los inmigrantes eran un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos.

José Inés García Zárate era un vagabundo que mientras estaba sentado en una banca del muelle Embarcadero de San Francisco, el 1 de julio de 2015, encontró un envoltorio que -sin él saberlo-, contenía una pistola cargada y sin seguro.

García Zárate recogió el envoltorio y la pistola se disparó.

El proyectil rebotó en el concreto del muelle e impactó en la espalda de Kate Steinle, una mujer de 32 años que caminaba con su padre y un amigo por el muelle 14.

Steinle murió dos horas después en un hospital y José Inés fue arrestado de inmediato.

Cae caso judicial que impulsó discurso antiinmigrante de Trump

AP

El 30 de noviembre de 2017, un jurado absolvió a García Zárate de todos los cargos de asesinato y homicidio involuntario.

En el mismo proceso fue declarado culpable de posesión de un arma de fuego, pero esa condena fue revocada el pasado viernes.

Los abogados de García Zárate argumentaron que el tiroteo no fue intencional, que el vagabundo encontró el arma envuelta en una tela debajo de su asiento en el muelle y que se disparó accidentalmente.

Esta prueba derivó que el Tribunal de Apelaciones del Primer Distrito dictaminara que el juez que condenó a García Zárate por posesión de arma cometió un error cuando no le dio al jurado “la instrucción de posesión momentánea”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+