Crónica: Cae escondido en México uno de los más buscados

  • Crónica: Cae escondido en México uno de los más buscados.
  • Ahora por fin los familiares de las víctimas podrán ver justicia.
  • El sujeto era considerado armado y peligroso y el FBI ofrecía una fuerte recompensa por su captura.

Por más de una década Santiago Villalba Mederos logró evadir a las autoridades estadounidenses, pero finalmente el brazo de la justicia lo alcanzó.

El mexicano, de 29 años, es el principal sospechoso de haber matado a balazos a una pareja de hermanos en la ciudad de Tacoma (Washington) la tarde del 25 de marzo de 2010.

Ese fatídico día Camile Love, de 20 años, recibió un disparo en el pecho que acabó con su vida en el acto. De inmediato, el hermano de la víctima, de 21 años, intervino para tartar de defenderla, pero también fue abatido a tiros.

Al final ambos perecieron en ese ataque y el homicida se dio a la fuga.

Tras indagar, la policía determinó de que los muchachos fueron asesinados por error e informaron que el imputado se confundió de auto y los abordó creyendo que se trataba de otras personas con quienes pretendía ajustar cuentas.

Y es que todo indica que Villalba Mederos, en ese entonces de 19 años, era miembro activo de una peligrosa pandilla local.

Desde entonces, las autoridades comenzaron a buscar al sujeto, pero pasó el tiempo y no pudieron dar con él, por lo que pasaron al caso al Buró de Investigación Federal (FBI).

El FBI determinó de que el presunto asesino había huido a México con tal de no pagar por sus crímenes por lo que la agencia federal lo colocó en su lista de los 10 fuguitivos más buscados y hasta puso una recompensa de 10,000 a quien ayudara a su captura.

De paso, los investigadores contactaron a sus colegas mexicanos para pedirles su apoyo y ese trabajo en conjunto dio buenos resultados.

El pasado 5 de junio las autoridades mexicanas lograron dar con el paradero de Villalba Mederos y atraparlo.

El mexicano ahora está de regreso en EE.UU. donde enfrenta cargos por doble homicidio en primer grado, conspirar para cometer un crimen y posesión de un arma de fuego durante la comisión de un delito, entre otros.

“Esta detención fue producto de la buena colaboración que tienen nuestros investigadores con las autoridades internacionales y gracias a ellos,”, declaró a la prensa Raymond Duda, el agente especial que tenía asignado este caso.

Pero Villalba Mederos no es el único miembro de la familia que llegó a Estados Unidos y se involucró en actos delictivos. Su hermano mayor, Jesús Richard Mederos en 2018 también cayó preso en el condado de Pierce (Washington) acusado también de cometer un asesinato.

Crónica escondido México buscados

Vaya que familia más ejemplar. Aunque nada les devolverá a sus seres queridos, ojalá que finalmente los familiares de las víctimas de los hermanos Mederos por fin tengan cierta paz de saber que los verdugos de ellos ya están tras las rejas.

Por otro lado, que bueno es saber que aunque un criminal logre cruzar fronteras, las órdenes de arresto en su contra nunca expiran porque al menos eso deja abierta la posibilidad de que tarde o temprano se haga justicia.

Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.

Página: 1 2