Cómo funciona una tarjeta de crédito y su uso correcto en Estados Unidos

A continuación, te presentamos algunos datos que debes de tomar en cuenta antes de tramitar una tarjeta de crédito, independientemente (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: Shutterstock
A continuación, te presentamos algunos datos que debes de tomar en cuenta antes de tramitar una tarjeta de crédito, independientemente de la institución financiera que elijas para esta tarea. ¡Conoce todo acerca de las tarjetas de créditos!

Una de las tarjetas más solicitadas en los bancos es la de crédito, ya que permiten acceder a importantes beneficios, siendo el principal de ellos la adquisición de servicios o bienes que es complicado pagar de contado.

Ventajas y desventajas de la tarjeta de crédito

Cerrar la vista de las mujeres con tarjeta de crédito mientras pagan en línea en una laptop
Foto: Shutterstock

Las tarjetas de crédito ofrecen la ventaja de comenzar a nutrir un historial de crédito de manera independiente a las cuentas de ahorro, y pueden llegar a ofrecer importantes beneficios y recompensas en efectivo.

Entre las desventajas de las tarjetas de crédito se encuentra que el consumidor es más propenso a caer en fraudes bancarios, además de que se ve obligado a pagar una tarifa anual por el uso del plástico.

Tipos de tarjetas de crédito

Foto de una joven morena de moda sosteniendo bolsas plásticas de tarjetas de crédito venta aisladas en color azul
Foto: Shutterstock

1 Tarjeta de crédito tradicional

Las tarjetas de crédito tradicionales son aquellas que le permiten al consumidor adquirir prácticamente cualquier servicio o bien en un momento determinado, ya sea que no cuente con efectivo en ese momento o que desee acceder a una promoción específica.

Este tipo de tarjetas de crédito ofrecen la ventaja de ser aceptadas en la mayoría de los establecimientos en cualquier momento del día, además de ofrecer un servicio de atención 24/7 para resolver quejas o dudas del cliente.

2 Tarjeta de crédito asegurada

Sorprendida mujer de brunette feliz con suéter sentada en el suelo con ordenador portátil mientras sostiene una tarjeta de crédito y mira la cámara sobre fondo amarillo
Foto: Shutterstock

Una tarjeta asegurada es una excelente opción para solicitar un crédito o para asegurarse de mantener un historial crediticio favorable. Esta opción permite pagarle a la institución financiera una cantidad pactada para cubrir todos los gastos en caso de quedarse sin fondos para cubrir su deuda.

Esto es especialmente útil cuando las personas pierden un empleo o se enfrentan a circunstancias imprevistas que les impiden continuar realizando los pagos de su tarjeta de crédito.

3 Tarjetas de crédito de recompensa

Mujer sonriente sentada al aire libre hablando por teléfono móvil haciendo pagos en línea en su tablet computadora afuera en un soleado día de otoño
Foto: Shutterstock

Las tarjetas de crédito de recompensa son ideales para las personas que requieren hacer uso de un bien y servicio de manera recurrente. Por ejemplo, en este rubro caben las tarjetas de recompensa de viajes, estaciones de gas, etc.

En el caso de una tarjeta de recompensas de viajes, el consumidor podrá acceder a recompensas por el uso de una aerolínea específica, por acudir a un hotel o utilizar un alquiler de autos determinado.

4 Tarjeta de crédito con devolución de efectivo

Cerrar mano hembra levanta maqueta de plantilla Tarjeta de crédito bancaria con servicio en línea aislado en fondo verde
Foto: Shutterstock

Entre las opciones disponibles de tarjetas de crédito existen algunas que sirven expresamente para pagar bienes o servicios que son considerados como básicos o necesarios, lo que, aunado a un programa de recompensas, permite al usuario ahorrar una importante cantidad de dinero de manera mensual o anual.

Estas tarjetas funcionan por medio del retorno en efectivo de un cierto porcentaje de las compras realizadas por el consumidor. Es decir, que si la tarjeta tiene una promoción cashback del 2%, por cada 80 dólares el consumidor recibirá 1.6 dólares en cash back.

5 Tarjetas de crédito de tiendas

Mujer comprando medicamentos y productos médicos en la farmacia, está tomando la tarjeta de crédito de la cartera
Foto: Shutterstock

No solo las instituciones bancarias cuentan con las facultades para otorgar créditos. Las tiendas departamentales y establecimientos cuentan con tarjetas en las que es posible obtener un crédito para comprar ropa, zapatos, electrodomésticos, entre otros.

Cada tienda cuenta con un sistema de pago específico, por lo que es sumamente importante conocer los términos y condiciones del establecimiento para aprender a utilizar de manera adecuada el crédito en cuestión.

Tasas, cargos y características a tomar en cuenta antes de elegir tarjeta de crédito

Retrato de jovencita feliz con el pelo rizado que muestra una tarjeta de crédito aislada sobre fondo blanco
Foto: Shutterstock

Cada tarjeta de crédito es diferente y ofrece beneficios diferentes. Lo más común es que las instituciones financieras cobren una tarifa anual por el uso de la tarjeta, además de cobrar intereses por cada pago atrasado o por cada promoción que el consumidor haya elegido.

La tasa de interés anual promedio para las tarjetas de crédito emitidas en Estados Unidos es del 19.62%, y el interés se cobra únicamente en caso de que el usuario no pague de manera puntual sus deudas mensuales.

Cómo hacer pagos con una tarjeta de crédito

Cerrar la mano masculina y levitar la plantilla de la tarjeta de crédito del banco de simulación con servicio en línea aislado en fondo azul
Foto: Shutterstock

Una de las principales recomendaciones es la de evitar tramitar más de una tarjeta de crédito al mismo tiempo; esto, para no incurrir en gastos que excedan los ingresos con los que se cuentan de manera mensual o anual.

El usuario deberá conocer cuál es la tasa de interés cobrada por la institución financiera o encargada de emitir la tarjeta de crédito, y de esta manera elegirá el plan de pagos que más le convenga, siempre asegurándose de pagar de manera puntual y no ser víctima de fraude bancario.

Cuál es el uso correcto de una tarjeta de crédito en Estados Unidos

Una mujer sostiene una tarjeta de crédito y usa un ordenador portátil. Concepto de compras en línea. Cierra.
Foto: Shutterstock

Una de las dudas más recurrentes que tienen los usuarios tanto antes de tramitar una tarjeta como antes de usarla, es saber cómo pueden utilizar de manera óptima este servicio y no adquirir deudas imposibles de cubrir con el paso del tiempo.

A continuación, te presentamos cinco consejos que puedes seguir para utilizar una tarjeta de crédito de manera adecuada para evitar eventualidades que puedan poner en riesgo tu historial crediticio.

1 Los pagos mínimos pueden ser una trampa

Mano del cliente que paga con tarjeta de crédito sin contacto con la tecnología NFC.
Foto: Shutterstock

Uno de los “atractivos” de las tarjetas de crédito son los pagos mínimos, que permiten abonar una cantidad mensual a la deuda adquirida por medio de la tarjeta; sin embargo, para los expertos, el pago mínimo podría no ser la mejor idea.

Esto es porque pagar únicamente la cantidad mínima podría impactar de manera negativa en el historial crediticio, además de que es un factor que contribuye al pago excesivo de intereses, especialmente cuando se llega a tener la necesidad de saltarse un pago.

2 No agotes tu límite de crédito

Niña joven sonriente y divertida con ropa informal de denim posando aislada en un retrato de estudio de fondo de pared naranja
Foto: Shutterstock

Quizá una de las tentaciones que conlleva tener una tarjeta de crédito es la de tener una gran cantidad de dinero disponible para la compra de un producto o el acceso a un servicio; sin embargo, si bien se trata de una oportunidad importante en caso de emergencia, la recomendación siempre será la de no sobrepasar el límite establecido.

Al sobrepasar el límite de crédito asignado en la apertura de la cuenta, el usuario deberá pagar una tarifa adicional, misma que deberá ser aprobada por el consumidor y que puede ascender a 35 dólares o más, dependiendo del banco y de la cantidad extra que el usuario decida utilizar.

3 Evita tarifas adicionales

Imagen de cierre de un hombre dando tarjeta de crédito al camarero en el café
Foto: Shutterstock

Existen al menos tres tarifas adicionales que los usuarios deben pagar en la mayoría de las instituciones financieras; en primera instancia, se encuentra la tarifa anual por el uso de la tarjeta de crédito, así como las tarifas por transferencias realizadas en el extranjero y por exceder el límite de crédito.

Además, es posible evitar el pago de tarifas por pagos tardíos, aunque siempre lo más aconsejable será mantenerse dentro del crédito establecido por la institución financiera para no incurrir en gastos extra inesperados.

4 Mantén buenos hábitos de pago

Muchas manos levantando y manteniendo una tarjeta de crédito de oro, con fondo blanco
Foto: Shutterstock

Como te mencionamos anteriormente, las tarjetas de crédito mantienen un mínimo de pago que suele ser atractivo para la mayor parte de los clientes, pero esta técnica de pago no es recomendable, y el consejo más recurrente para los usuarios será pagar de manera puntual el total de sus deudas.

Pagar de manera puntual el total de las deudas o abonar una cantidad mayor a la mínima de manera mensual, sin incurrir en retrasos en los pagos, ayudará a que el consumidor obtenga un informe crediticio favorable.

5 Lo que se debe evitar

Mujer guapa con suéter que muestra el pulgar hacia arriba y sostiene la tarjeta de crédito mientras hace guiños y mira la cámara sobre fondo amarillo
Foto: Shutterstock

Una de las reglas principales al tener una tarjeta de crédito es nunca comprar más de lo que es posible pagar; en pocas palabras, aunque la tentación sea grande y el crédito amplio, es importante utilizar la tarjeta de crédito solo cuando se tiene la certeza de que ese pago podrá ser cubierto.

También debe evitarse el retiro en efectivo de las tarjetas de crédito, ya que este suele tener un interés mucho más elevado que, a largo plazo, resultará contraproducente para los intereses del consumidor.

Continua artículo relacionado