Cae banda de hispanos que prostituía a mujeres latinas en Rhode Island

  • Policía de Rhode Island desmanteló una banda de hispanos que prostituía a mujeres inmigrantes indocumentadas
  • Un matrimonio y tres hombres operaban al menos tres casas de citas para explotar sexualmente a las mujeres
  • Vecinos se quejaron de que “los clientes” tocaban a sus puertas cuando confundían la dirección donde se encontraban las prostitutas

Una banda de hispanos que prostituía a mujeres latinas inmigrantes indocumentadas en Rhode Island fue desmantelada por el Departamento de Policía de la ciudad de Providence.

La banda estaba compuesta por cinco personas y operaba tanto en Providence como en la comunidad de New Bedford.

Las mujeres, sobre todo de origen dominicano y mexicano, eran llevadas con falsas pretensiones a casas en esas comunidades para luego ser forzadas a la explotación sexual.

No se ha comprobado aún si la transportación era desde sus países de origen.

De acuerdo al reporte de la policía, el arresto de los cinco implicados se llevó al cabo después de cinco meses de exhaustiva investigación, de vigilancia a sus operaciones y de acumulación de pruebas para finalmente ejecutar el operativo que llevó al desmantelamiento del grupo delictivo.

Los arrestados fueron identificados como Mairenya Valdez, de 37 años de edad; Milton Estrada, de 35; Héctor Segura, de 37; Rodolfo Gálvez, de 66; y Carlos López, de 56 años.

Según reporta el canal 12 de la cadena Fox en Rhode Island, Valdez y Estrada conforman un matrimonio. Tras la detención enfrentarán varios cargos que incluyen tráfico de personas con fines de servidumbre sexual y transporte y facilitación de clientes con fines de prostitución.

Segura, López y Gálvez fueron acusados ​​de transportar y facilitar la prostitución y la conspiración.

El comandante de la policía de Providence, David Lapatin, explicó en conferencia de prensa que Mairenya Valdez y Milton Estrada fueron los autores intelectuales de la operación, mientras que Rodolfo Gálvez, Carlos López y Héctor Montilla Segura fueron sus cómplices en el crimen fungiendo como los encargados de trasladar a las mujeres a las casas de citas, principalmente a la vivienda ubicada en el número 53 de la calle Cumerford, en el vecindario Silver Lake de Providence.

Además, tenían otra casa de resguardo en la Avenida Ohio, cerca de Cumerford.

“Traficaban mujeres que vendrían del extranjero”, dijo el comandante. “Las alojarían en diferentes lugares, siendo Cumerford uno de ellos, lugar que convirtieron en una casa de prostitución. Cada semana cambiaban a las chicas de lugar, las transportaban de Providence a New Bedford y quizá probablemente a otros lugares. Siempre las rotaban de lugar”, amplió Lapatín.

Al momento del operativo cuatro mujeres procedentes de República Dominicana y México fueron rescatadas en Providence y en New Bedford.

El capitán de la Policía de Providence, Kevin Lanni, detalló que una vez que los oficiales entraron a la casa, encontraron a las mujeres junto con los hombres listos para la actividad sexual.

“Las cuatro mujeres que teníamos no hablaban inglés, por lo que eran muy vulnerables a ser obligadas a esa línea de trabajo. “Originalmente pensaron que irían allí para recibir masajes y sólo para trabajar, pero cuando llegaron al lugar, se dieron cuenta de que les iban a pedir que realizaran actos sexuales”.

No obstante, en la conferencia de prensa la policía apuntó que es probable que haya más de cuatro víctimas involucradas en este caso, quienes ofrecían a los clientes “todos los servicios disponibles”.

 

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+