Deciden no desconectar a bebé arrancado del vientre de Marlen Ochoa-López

blank
blank

  • El esposo de Marlen Ochoa-López tomó una drástica decisión con su bebé
  • El bebé de Marlen abrió los ojos por primera vez el domingo
  • Marlen fue asesinada para sacarle a su bebé del vientre

 

Yovani López, el padre del recién nacido que fue arrancado del vientre de su madre, Marlen Ochoa-López, por dos mujeres que enfrentan cargos de homicidio, no quiere desconectar al bebé, que aunque se mantiene en estado crítico y con cerebro inactivo, abrió los ojos por primera vez el domingo.

Cecilia García, pastora y portavoz de la familia de Marlen Ochoa-López, la madre de 19 años que fue estrangulada con nueve meses de embarazo, dijo que López tiene esperanza de que el bebé pueda de alguna manera recuperarse.

“Él quiere explorar todas las opciones antes de tomar alguna decisión (definitiva),” dijo este martes García.

 

 

La portavoz expuso que Giovanni abrazó a su hijo por primera vez el domingo y el bebé, nombrado Yovanny Jadiel, abrió sus ojos por primera vez, algo que vieron como una señal de esperanza.

“Como otros, todos nosotros somos motivados por la fe, nosotros tenemos fe y su padre y el resto de la familia cree que el pequeño se va a recuperar.

 

 

Marlen Ochoa-López fue asesinada el 23 de abril pasado y su hijo arrancado de su vientre presuntamente por Clarisa Figueroa, de 46 años de edad, y su hija de 24 años Desiree, quienes enfrentan cargos de homicidio en primer grado por la muerte de la joven.

Ochoa-López debía dar a luz el cinco de mayo y su desaparición fue reportada el 23 de abril, el mismo día en que fue a visitar el hogar de las acusadas, ubicado en el suroeste de Chicago.

Piotr Bobak, de 41 años de edad y novio de Clarissa, fue acusado de ayudar a ocultar un homicidio.

Se trata de un crimen que asombró al país entero.

 

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank