Anderson Mejía Ventura, pandillero de la MS 13, recibe dura condena (FOTOS)

EL hispano de 19 años, Anderson Ernesto Mejía Ventura, miembro de la pandilla MS 13, fue condenado a 80 años de cárcel por dos homicidios. 

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: Oficina del Fiscal del Condado de Harris.
  • Anderson Ernesto Mejía Ventura, de 19 años, recibió una dura condena por dos homicidios.
  • Mejía Ventura es confeso pandillero de la MS 13 en Texas y fue condenado a 80 años de cárcel.
  • El muchacho fue declarado culpable por el asesinato de Nayeli Guzmán y Johnny Páramo Torres.

Anderson Ernesto Mejía Ventura, miembro de la pandilla MS 13, fue condenado a 80 años de cárcel por dos homicidios. La Oficina del Fiscal del Condado de Harris, en Houston, Texas, anunció la sentencia que recibió Mejía Ventura al ser declarado culpable por la muerte de Johnny Páramo Torres y Nayeli Guzmán.

El pandillero de la MS 13 Anderson Ernesto Mejía Ventura, de 19 años, aún está en la cárcel del Condado de Harris a la espera de ser trasladado a la prisión del Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ, por sus siglas en inglés) en la que deberá vivir su larga condena.

Anderson Mejía Ventura recibe una dura condena

Anderson Mejía Ventura recibe una dura condena
Anderson Ernesto Mejía Ventura, de 19 años, fue condenado a 80 años de cárcel luego de que se se declaró culpable de dos brutales asesinatos en Houston, Texas. (Foto: Oficina del Fiscal del Condado de Harris)

Aunque Anderson Ernesto Mejía Ventura fue condenado a 80 años, 40 por cada una de sus víctimas, el joven en realidad sólo pasará la mitad en prisión pues el juez Josh Hill de la Corte Criminal 232 de Distrito en el Condado de Harris apuntó que las dos sentencias deberán cumplirse de manera simultánea.

De acuerdo con los documentos legales del caso el joven Anderson Ernesto Mejía Ventura en la noche del viernes 4 de mayo de 2018 ahorcó con una liga industrial a Nayeli Guzmán y fue parte del grupo que mató a balazos a Johny Páramo Torres el sábado 4 de agosto del 2018. Los crímenes no están relacionados entre sí.

Una confrontación mortal en La Unión

Una confrontación mortal en La Unión
Johnny Páramo Torres tuvo la desgracia de cruzarse en su camino con un grupo de pandilleros de la MS 13 y una confrontación con ellos terminó con su vida. (Foto: Especial para MundoHispánico)

En el atardecer del sábado 4 de agosto del 2018 el joven Johny Páramo Torres fue a cenar al restaurante La Unión, de comida típica de El Salvador, ubicado en el 9575 Wilcrest Drive, en el suroeste del área metropolitana de Houston.

De acuerdo a la investigación de los agentes de la División de Homicidios del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) cuando Johnny Páramo Torres estaba adentro del restaurante tuvo una confrontación con un grupo de jóvenes hispanos, uno de ellos era Anderson Ernesto Mejía Ventura.

Johnny Páramo Torres se va para evitar una pelea

Johnny Páramo Torres se va para evitar una pelea
El estacionamiento del restaurante La Unión, en el suroeste de Houston, fue el escenario en el que los pandilleros de la MS 13 asesinaron a Johnny Páramo Torres. (Foto: Especial para MundoHispánico)

El grupo con el que Johnny Páramo Torres discutió adentro del restaurante La Unión fue descrito por algunos testigos como tres muchachos jóvenes y una chica. Según algunas personas que hablaron con las autoridades los jóvenes eran conocidos en esa zona de Houston por ser parte de la pandilla MS-13.

Anderson Ernesto Mejía Ventura, quien encabezaba al grupo, se molestó con Johnny Páramo Torres por la discusión que tuvieron adentro del restaurante y lo retó a golpes. Sin embargo, Páramo Torres decidió ignorarlo, tomó la comida que había ordenado para llevar y salió del restaurante La Unión.

El asesinato de Jonny Páramo Torres

El asesinato de Jonny Páramo Torres
(Foto: Especial para MundoHispánico)

Sin embargo, Anderson Ernesto Mejía Ventura tomó ese gesto de Johny Páramo Torres como un reto y decidió seguirlo hasta el estacionamiento. El pandillero, acompañado de los otros dos muchachos y la joven, confrontaron a su víctima cuando estaba a punto de subirse a su auto.

Uno de los hispanos sacó una pistola de entre sus ropas y la apuntó directamente al rostro de Johnny Páramo Torres soltándole varios balazos que lo mataron en el estacionamiento del restaurante La Unión cuando los relojes marraban las 7:45 de la tarde de aquel caluroso jueves.

Anderson Ernesto Mejía Ventura escapa del crimen

Anderson Ernesto Mejía Ventura escapa del crimen
(Foto: Especial para MundoHispánico)

Luego del asesinato de Johny Páramo Torres cuatro pandilleros de la MS 13, encabezados por Anderson Ernesto Mejía Ventura, subieron en un auto Infiniti en color plateado y escaparon por la calle Wilcrest Drive con rumbo al norte ante la mirada de asombro y miedo de la decenas de testigos.

Debido a que el asesinato que cometió Anderson Ernesto Mejía Ventura comenzó con una discusión acalorada adentro del restaurante salvadoreño La Unión los agentes de la División de Homicidios del HPD pudieron conseguir un video nítido de las cámaras de seguridad con el rostro del asesino.

Nayeli Guzmán, la segunda víctima de Mejía Ventura

Nayeli Guzmán, la segunda víctima de Anderson Mejía Ventura
Nayeli Guzmán, de 14 años, comenzó a hacerse amiga de los pandilleros de la MS 13 y esas amistades terminaron asesinándola. (Foto: Especial para MundoHispánico)

El auto Infiniti en color plateado fue la pista que llevó a los agentes a identificar a los pandilleros de la MS 13, bajo el liderazgo de Anderson Ernesto Mejía Ventura, en relación a otros brutales homicidios en el suroeste del área metropolitana de Houston.

La joven Nayeli Guzmán, de 14 años, en mayo de 2018 era estudiante de primer año en la Wisdom High School del Distrito Escolar Independiente de Houston (HISD, por sus siglas en inglés)m en el suroeste de la ciudad. Guzmán era una chica a la que le gustaba vestir a a moda, la música, dibujar y la decoración de interiores.

La joven Nayeli Guzmán conoce a los pandilleros de la MS 13

La joven Nayeli Guzmán conoce a los pandilleros de la MS 13
Anderson Ernesto Mejía Guzmán enfrentó varios cargos criminales en Houston y luego de más de dos años de juicio el hombre fue declarado culpable. (Foto: Condado de Harris)

Sin embargo, la muchacha comenzó a cambiar cuando se hizo amiga de Carlos Enriquez Torres, de 18 años, un confeso miembro de la pandilla MS 13 y quien a su vez era amigo de Anderson Ernesto Mejía Ventura. La chica entonces se volvió rebelde y una noche simplemente ya no llegó a dormir a su casa.

La madre de Nayeli Guzmán presentó un reporte de su desaparición ante la División de Personas Perdidas del HPD. Al investigar el entorno de la chica los agentes descubrieron que, desde los 12 años, era amiga de varios peligrosos miembros de la MS 13 en el suroeste de Houston.

Nayeli Guzmán fue ahorcada y su cuerpo cortado a machetazos

Nayeli Guzmán fue ahorcada y su cuerpo cortado a machetazos
(Foto: Tomada de Twitter)

Durante meses los agentes de la División de Personas Desaparecidas del HPD no pudieron localizar a Nayeli Guzman. Pero en la mañana del jueves 30 de agosto de 2018, enterrados casi en la superficie, se descubrieron sus restos de manera accidental en la calle 5700 West Fuqua Street en un solar baldío.

El cuerpo de Nayeli Guzmán había sido cortado a machetazos para poder enterrarlo. Sin embargo, la causa oficial de la muerte se determinó como estrangulamiento con algún objeto elástico. Un vecino de Guzmán fue quien le presentó a Enriquez Torres y su arresto llevó a la captura de Anderson Ernesto Mejía Ventura.

“Lo peor de lo peor”

"Lo peor de lo peor", según describieron a Anderson Ernesto Mejía Ventura
(Foto: Tomada de Twitter)

Cuando los agentes de la División de Homicidios del HPD capturaron al peligroso pandillero Anderson Ernesto Mejía Ventura, de la MS 13, el entonces jefe de la corporación Arturo Acevedo lo calificó como “lo peor de lo peor” debido a la brutalidad al haber ordenado cortar a machetazos el cuerpo de la muchacha.

En el asesinato de Johnny Páramo Torres los agentes de la División de Homicidios del HPD descubrieron que Anderson Mejía Ventura no fue quien apretó el gatillo de la pistola afuera del restaurante La Unión pero que había sido la persona que dio la orden a otro de sus subordinados en la pandilla MS 13.

Las pandillas que aterrorizan a Houston

Las pandillas que aterrorizan a Houston
(Foto: Especial para MundoHispánico)

Kim Ogg, la Fiscal General del Condado de Harris, emitió un comunicado en el que dijo que es importante que las instituciones del sistema judicial en Houston, Texas, busquen “justicia para las víctimas de estos asesinatos por las pandillas, que aterrorizan a nuestra comunidad” explicó sobre el caso contra Mejía Ventura.

La Fiscal Ogg aseguró a la comunidad que sus socios, los agentes de las diversas corporaciones policiales, “encargados de hacer cumplir la ley están listos para investigar casos difíciles y arrestar a los criminales violentos que trabajan juntos para herir y matar gente”.

Continua artículo relacionado