Amistades posesivas: Cómo enseñarle a tu hijo a no ser celoso de su mejor amigo

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Amistades posesivas: Cómo enseñarle a tu hijo a no ser celoso de su mejor amigo
Etiquetas:
(Updated: 04/12/2021)

  • Amistades posesivas ¿cómo identificarlas?
  • Señales de que una amistad es posesiva
  • Los niños y su mejores amigos, cómo enseñar a no sentir celos

Las amistades posesivas suelen llegar a darse cuando el carácter de dos personas no se acopla de la manera que debería. Si una persona tiene una especial atención por el control sobre las cosas y personas, quizá tendrá la tendencia a ser posesiva con sus amistades. En los niños es común que suceda esto, ya que  suelen estar rodeados de compañeros y amigos ya sea en el colegio, en el hogar, o en las actividades extracurriculares que realicen. Aunque a veces no logren asimilar el concepto de amistad de una forma sana, siempre lo ideal será explicarles cómo identificar señales que indican que una amistad es posesiva y técnicas para controlar los celos que es natural sentir a esa edad.

Ayúdale a expresar sus sentimientos

Es completamente normal que, en ocasiones, su sentido de pertenencia le haga creer que está siendo relegado, pero no siempre es así; por eso es necesario crear un ambiente de confianza con él, de manera que se sienta en completa libertad de contarte exactamente qué es por lo que está pasando. Así, será más fácil para ambos encontrar los motivos que le llevan a identificar en qué momento empieza a sentir celos y tendencia a las amistades posesivas, lo que le ayudará a controlarlos de mejor manera.

Recuérdale que todos necesitamos de otros amigos 

Ayúdale a no caer en las amistades posesivas, trata de hacerle notar que el hecho de que su mejor amigo juegue con otros niños no implica que se va a olvidar de él, y anímale a que trate de hacer otros amigos, ¡así tendrá más personas con quienes compartir sus momentos de felicidad! Todos pueden jugar juntos y tener un rato agradable.

Amistades posesivas
shutterstock

Ten seguridad en ti mismo

Cada vez que tengas oportunidad, recuérdale a tu hijo que es un ser con cualidades que le hacen especial. Los niños necesitan escuchar palabras reconfortantes de los adultos, en especial de sus padres, ya que son personas a las que suelen admirar y cuyo ejemplo siguen fielmente. Si tu hijo conoce cuáles son sus fortalezas, reconocerá también cuáles son sus debilidades y empezará a conocerse mejor y más seguro de él mismo como para tener el coraje de evitar una actitud tendente a las amistades posesivas.

Evita los pensamientos negativos producidos por amistades posesivas

Cada vez que tu hijo se exprese de manera negativa, ya sea de él mismo o de alguien más, hazle saber que puede deshacerse de estos sentimientos reemplazándolos por escenarios positivos. Por ejemplo, si tu hijo está celoso de su mejor amigo y muestra una tendencia a las amistades posesivas porque este ha empezado a convivir con un compañero del salón, puedes presentarle la opción de ver este escenario de manera positiva y sentirse contento porque ahora puede tener ¡otro amigo con quien jugar!

Amistades posesivas
Shutterstock

Disfruta de tus actividades

Una de los mejores regalos que podemos darle a nuestros hijos es dotarlos con las herramientas necesarias para ser personas independientes y libres. Debemos crear ambientes de esparcimiento en el que los niños se sientan libres de jugar y disfrutar el momento. Podemos darles momentos para trabajar la creatividad, por medio de actividades artísticas o recreativas en las que no necesiten a nadie más que ellos para conocerse más y aprender a gozar los momentos de soledad, eso les ayudará a evitar caer en amistades posesivas por dependencia.

Amistades posesivas
shutterstock