Wisconsin: Gobernador busca otorgar licencias de conducir a indocumentados

Los inmigrantes indocumentados en el estado de Wisconsin pronto podrían recibir licencias de conducir para manejar de forma segura y sin miedo por las calles de Wisconsin, o por lo menos eso es lo que ha dicho que desea hacer el gobernador demócrata de este estado.

“Los amigos indocumentados van hacer elegibles para recibir licencias de conducir y tarjetas de identificación. Esto va hacer nuestras calles y comunidades más seguras. Además, ayuda a fortalecer nuestra economía y las familias de Wisconsin.”, dijo Tony Evers, gobernador del estado.

De cumplir su promesa, el gobernador beneficiaría a cerca de 32,000 inmigrantes que por su estatus legal no pueden obtener actualmente su licencia de conducir.

 

TE PUEDE INTERESAR: Demócratas avanzan hacia solución permanente para beneficiarios DACA y TPS

 

Pero líderes republicanos en Wisconsin aseguran que no se quedarán de brazos cruzados, por lo que intentarán frenar la iniciativa asegurando que esto solo fomentaría anarquía en el estado.

 

 

Ante esto, la comunidad conjuntamente con activistas que luchan por los derechos de los inmigrantes se han organizado para luchar a favor de esta medida.

El próximo 14 de marzo se llevará a cabo una movilización en el capitolio estatal para cabildear a favor de las licencias de conducir para inmigrantes indocumentados.

 

 

Wisconsin y otros estados buscan dar licencia de conducir a indocumentados

El Senado y la Asamblea del Estado de Nueva Jersey  se debatió un proyecto de ley para crear licencias de conducir específicas para ciertos residentes que carecen de documentación, entre ellos los inmigrantes indocumentados.

“No podemos ignorar la realidad de que los inmigrantes indocumentados están ahora en las carreteras, van a trabajar, llevan a sus hijos a la escuela y llevan a cabo las actividades de rutina que tienen todas las familias”, dijo en un comunicado el senador Joe Vitale, que presenta la propuesta junto con la asambleísta Annette Quijano.

 

 

Los inmigrantes indocumentados de Colorado recibieron una grata noticia hace tres meses, luego de que las autoridades anunciaran la entrega de licencias de conducir con ciertas condiciones.

Con cambio de normativa, la División de Vehículos Motorizados de Colorado (DMV) anunció que a partir de este enero se permitirían a inmigrantes que no puedan demostrar presencia legal en Estados Unidos y posean un número de seguro social válido solicitar su licencia de conducir, según reportó la agencia de noticias EFE.

Al anunciar el cambio, Sarah Werner, directora de comunicaciones de DMV, dijo que “en la actualidad, los residentes (inmigrantes indocumentados) deben proveer prueba de su número de identificación de contribuyente impositivo (conocido como ITIN) para obtener la licencia de conducir, permiso para conducir o tarjeta de identificación, pero no se aceptaba el número de seguro social”.

 

Colorado comenzó a otorgar licencias de conducir a indocumentados en agosto de 2014, tras la aprobación un año antes de la ley SB13-251.

Este año la legislatura local aprobó otra ley, la SB18-108, que modificó la de 2013 para permitir el uso del número de seguro social en solicitudes de licencias de conducir.

 

 

Pero incluso con ese número, los interesados deberán cumplir con otros requisitos que se les piden a quienes tienen el ITIN, incluyendo una prueba de haber pagado impuestos y residir en el estado durante al menos dos años.

También, documentos de identidad válidos del país de origen del solicitante y una declaración jurada de que el interesado es elegible para regularizar su situación inmigratoria.

 

examen

 

La nueva ley también permite la renovación en Internet de las licencias y de los otros documentos, trámites que hasta ahora deberían hacerse en persona.

Werner confirmó que se mantendrán abiertas las cuatro oficinas de DMV (Denver, Grand Junction, Colorado Springs y Aurora), donde deben ir los indocumentados que soliciten sus licencias por primera vez.

 

 

Pero sea en persona o en línea, los trámites no son inmediatos, ya que se revisa la documentación provista por el solicitante antes de decidir si se otorgará o no la licencia.

Ese procedimiento puede demorar 30 días y, si se extendiese más allá de los 60 días, el interesado deberá completar una nueva solicitud.

 

La Coalición Yo Manejo, de Colorado, estima que el DMV ya emitió unas 45,000 licencias a indocumentados y que otros 100,000 inmigrantes en el estado podrían recibir esos documentos.