Stockunlimited.com

Más lenguas, más beneficios

Las personas bilingües aprovechan un funcionamiento cognitivo superior y mejores oportunidades laborales comparado con quienes hablan un solo idioma, según diversos estudios.

 

Como hija de un diplomático, la niñez de Cathy Hackl no era como la de muchos otros niños. Nacida en Costa Rica, Hackl pasó los primeros tres años de su vida en Nueva York y luego volvió junto a su familia a su tierra natal. Allí, asistió a una escuela primaria estadounidense, en donde las clases se enseñaban “100 por ciento en inglés”, según Hackl, y después asistió a una secundaria bilingüe.
“Fue una experiencia muy interesante”, contó. “En mi casa se hablaba español, pero en la escuela todo era en inglés. Me crie hablando los dos idiomas, y eso tuvo un gran impacto en mis habilidades lingüísticas”, aseguró.
Hoy en día, la profesional en los campos de relaciones públicas y redes sociales vive en Florida con su esposo, Jason, y sus tres hijos – Christine, seis años; Collin, cuatro años; y Camilla, cuatro meses. Para Hackl, no queda ninguna duda sobre la importancia del lenguaje en la vida de sus pequeños.
“Para mi es crítico, es una de mis principales misiones en la vida, que mis hijos sean bilingües y que tengan las mismas experiencias que tuve yo. Eso es muy importante para mí. Vivimos en un mundo globalizado, y quiero que ellos se beneficien de hablar dos idiomas”, aseveró.
Al parecer, el plan de Hackl está funcionando. Cuando su hija mayor, Christine, tuvo apenas 18 meses de edad, la familia se mudó de Atlanta a Madrid, donde nació Collin poco después.
“Con Christine, en Atlanta ella habló inglés mayormente, porque la niñera y los amigos hablaron inglés. En España ella tuvo que cambiar al español, porque estaba rodeada de ese idioma, y además nuestra niñera era nicaragüense y solo hablaba español. Pero en la casa, entre nosotros hablábamos inglés”, explicó Hackl, quien se rio recordando cómo sus hijos hasta desarrollaron un acento español típico mientras vivían en Madrid.
Ahora que su familia está de regreso en Estados Unidos, Hackl está haciendo todo lo posible para asegurar que sus hijos se críen bilingües. “Nos esforzamos a hablarles en español, y en su escuela tienen clases de español dos veces a la semana, y hasta chino también. Y tenemos la ventaja de que nuestra niñera vino desde España para seguir trabajando con nosotros, ahora vive con nosotros y ella no habla inglés, así que mis hijos sí o sí tienen que comunicarse en español”, dijo Hackl, quien agregó que también trata de, por ejemplo, comprar libros mayormente en español y, cuando sus hijos vean televisión, ella utiliza la función de SAP para que los programas se escuchen en español.
Los retos
Pero como muchos otros padres latinos cuyos hijos se crían en este país, Hackl se preocupa de que, a pesar de sus mejores esfuerzos, a sus hijos se les perderá el idioma de su herencia.
“Definitivamente es una lucha diaria”, confesó la tica. “Ahora que estamos en Estados Unidos ellos prefieren el inglés. Y va a ser difícil cuando sean más grandes, durante la adolescencia, porque así son a esa edad… no se quieren destacar de los demás”.
Esto mismo afirmó Donald Tuten, profesor y director del Departamento de Español y Portugués, de la Universidad de Emory, en Atlanta.
“En la tercera generación de inmigrantes, lo que estamos viendo es una clara preferencia para el inglés. Hasta vemos que a veces los niños que saben hablar español, fingen no poder hacerlo porque no quieren sobresalirse”, explicó y añadió que el actual ambiente político en este país, con relación al debate migratorio, también puede tener un impacto.
“A veces, hablar español y ser latino son cosas que se desprecian”, aseveró Tuten. “Existe una narrativa sobre el supuesto riesgo que presentan los latinos – que debemos construir un muro, que no debemos dejar que vengan – y este es el mensaje que reciben los niños: que el español no es una cosa buena y hablarlo significa que no eres un estadounidense ‘real’”.
De acuerdo con el experto, el desarrollo lingüístico de los inmigrantes suele suceder de la siguiente manera: la mayoría de los inmigrantes de primera generación tiende a preferir comunicarse en su idioma natal, y es común que ellos vivan de una manera que se les facilita interactuarse en la lengua de su crianza. Por ejemplo, es probable que un latino de primera generación haga sus compras en tiendas latinas y que resida en vecindarios con otros hispanos.
Por otro lado, la segunda generación – es decir, aquellas personas nacidas en un país quienes tienen al menos un padre que haya nacido en el extranjero – típicamente se siente cómoda comunicándose en cualquier de las dos lenguas, ya sea el idioma nativo de su país de origen o el de sus padres, dijo Tuten.
Algunos otros factores que pueden jugar un papel en las preferencias lingüísticas de los inmigrantes son el nivel de educación e ingresos, además de otros rasgos socioeconómicos; la edad; y hasta el género.
“En el caso de los latinos, las mujeres tienden a conservar más el español en comparación con los hombres”, explicó Tuten. Ello, aclaró, tiene que ver con las redes sociales de cada sexo, pues tradicionalmente para esta demográfica, son los hombres quienes trabajan fuera de la casa, razón por la cual suelen tener más interacciones en inglés.
Lo que sí es cierto, de acuerdo con el experto, es que los latinos se están esforzando a aprender el inglés. “Ese es el mito más grande que hay en este país, que los inmigrantes no aprenden inglés. Muchas personas lo perciben de esa manera, porque los inmigrantes [latinos] están llegando constantemente a este país, así que siempre existe esa presencia del español. Pero la realidad es que el inglés se ha convertido en el idioma número uno a nivel mundial… ningún padre le va a decir a su hijo, ‘no aprendas inglés’”, destacó Tuten.
De hecho, para el lingüista a veces ocurre el contrario. “Los latinos están aprendiendo inglés y lo que pasa en muchos casos, especialmente en la tercera generación, es que no mantienen el español, desafortunadamente”, dijo. “Pero mantener el español es importante porque tiene un gran valor en términos del mercado laboral, y también ayuda a mantener las conexiones familiares”.
La familia de Hackl es un ejemplo perfecto de este último, pues su propia madre habla poco inglés, así que cuando visitan Costa Rica, sus hijos “saben que si quieren hablar con su abuela o jugar con los primos, tienen que hablar español,” explicó.
Y aunque criar hijos bilingües a veces puede ser una tarea desafiante, para Hackl el esfuerzo vale la pena.
“Quiero que mis hijos estén orgullosos de su herencia y cultura. Yo sé que algún día, cuando sean más grandes, se me lo van a agradecer”, aseguró.
De acuerdo con Tuten, además de hablarles español a sus hijos en casa, los padres también deben considerar la posibilidad de brindarles una educación bilingüe, como es el caso de Globe Academy. En esta academia charter, ubicada en Atlanta, se ofrece español, francés y mandarín, totalmente gratis.
“Los estudios demuestran que los jóvenes quienes asisten a las escuelas bilingües tienen un mejor desempeño académico”, explicó el experto, quien cree que lo que se necesita es la creación de más instituciones de este tipo, y que sean accesibles para todo el mundo, pues entrar a la mayoría de estos colegios solo sucede a través del sistema de lotería, dijo Tuten.
“En este mundo cada vez más globalizado en el que estamos viviendo, lo que necesitamos es más multiculturalismo, no menos”, finalizó el experto.

 

Los beneficios del bilingüismo
Los expertos aseguran que hablar dos idiomas ofrece varias ventajas. Estos son algunos ejemplos:

  • En 2014, el sitio web CNNMoney nombró al bilingüismo como la destreza laboral más atractiva que pudieran tener los candidatos para un puesto de empleo. De hecho, un reciente estudio demuestra que casi 70 por ciento de los empleadores dicen que ser bilingüe será una calidad cada vez más importante durante la próxima década, de acuerdo con el Buró de Estadísticas Laborales (BLS, en inglés).
  • Algunas industrias que están viendo un crecimiento en la necesidad para empleados bilingües son el turismo, la salud, la educación y la seguridad nacional, según BLS. Además, nuevas industrias se están creando a raíz de esta necesidad, como por ejemplo las empresas que ofrecen servicios de traducción e interpretación. En este campo, se predice que las oportunidades para empleo aumentarán casi un 50 por ciento para el 2022, de acuerdo con BLS.
  • Los empleados bilingües pueden ganar hasta 20 por ciento más por hora comparado con el sueldo estándar que una posición ofrece, según Salary.com
  • Una investigación por Rosetta Stone, una compañía que vende programas de computación para el aprendizaje de lenguajes, halló que las personas bilingües tienen un ingreso anual 10 mil dólares más alto, en un promedio, comparado con quienes hablan un solo idioma.
  • Varios estudios demuestran que los niños bilingües tienen un mejor desempeño académico, una mayor capacitación para resolver los problemas y pensar de manera creativa, capacitaciones cognitivas superiores y también tienen mejores destrezas sociales, comparado con los jóvenes quienes hablan un solo idioma.
  • También existen beneficios para la salud. Por ejemplo, un estudio de ancianos bilingües (español e inglés) realizado en 2012 por la Universidad de California, en San Diego, encontró que los participantes con mayores niveles de competencia en los dos idiomas tuvieron una menor probabilidad de padecer los síntomas de la enfermedad de Alzheimer.

 

  • Recursos para aprender:

Rosetta Stone es la empresa líder para enseñar inglés y otros idiomas y ofrece programas en Internet. Si quiere suscribirse, ofrecen un período de prueba gratis en su página: RosettaStone.com.

RevolutionEnglish.org le enviará un correo electrónico y mensajes de texto con herramientas, videos y estrategias para aprender inglés.

En ToysRus y LearningResources también puede conseguir una amplia varidad de libros y juguetes educativos para aprender inglés y español para niños de todas las edades.

 

Top Stories