Donald Trump y el futuro de los inmigrantes. Hablemos de deportaciones

México comienza a contemplar seriamente la posibilidad de que millones de sus migrantes pudieran ser deportados y el panorama no es alentador.

Las figuras que Donald Trump anunció durante la semana como su círculo íntimo una vez ponga pie en la Casa Blanca son por demás polémicas y han generado el rechazo de demócratas y republicanos.

Stephen Bannon fue el director ejecutivo de la campaña de Trump y exjefe de la publicación conservadora Breitbart News. Su nombramiento de Bannon hizo estallar las criticas de sectores liberales y organizaciones que defienden los derechos civiles y la igualdad ante la ley.

Bannon es considerado una influyente opinión entre la llamada alt right, la nueva derecha radicalizada de Estados Unidos, un agitador de ideologías extremas como el supremacismo blanco, el antisemitismo, el desprecio por la mujer y las minorías, los inmigrantes y todo lo que tenga que ver con la apertura y un cambio demográfico que ya es una realidad en el país.

Hoy se conoció el nombre del postulante a ocupar la Secretaría de Justicia, o Attorney General.
Se trata del senador por Alabama Jeff Sessions Según AP, una fuente allegada a Trump no confirmó si Sessions había aceptado, por lo cual no es seguro si llegará a ocupar el cargo.
Sessions debe ser confirmado por el Senado y aquí podría encarar cierta resistencia, incluso de sus correligionarios republicanos.
Cuando fue nominado como juez federal en 1986, surgieron denuncias de que hizo comentarios racistas cuando era fiscal en Alabama.

En las sesiones legislativas de aquel año para confirmarlo, dice AP, un ex vicefiscal federal, Thomas Figures, quien es de raza negra, testificó que Sessions le decía despectivamente “muchacho” (boy)  y le advertía que tuviese cuidado de cómo le hablara “a la gente blanca”. Sessions negó que alguna vez le dijo “muchacho” (boy)  a Figures.

Sessions dijo al comité en ese entonces que sólo le había dicho a Figures que se cuidara de cómo hablarle a “la gente”. El ahora parlamentario eventualmente retiró su postulación, aunque luego fue fiscal del estado y ganó la elección para senador en 1996.
De ser confirmado Session, Trump enviaría un mensaje inequívoco de aprobación a millones de votantes a los que conquistó con un mensaje polémico que muchos sectores interpretaron como racista, misógino, antiinmigrante, entre otros.
El temor de los inmigrantes está latente desde que se conoció el triunfo de Donald Trump. Sus promesas de campaña contra los inmigrantes encendió la furia de millones de votantes cuyas expresiones xenófobas van en aumento en todo el país hasta el punto que el propio Trump les dijo basta en una entrevista reciente, ya electo presidente. También allí Trump dio algunos indicios que no estaría pensando en separar familias y que la situación de millones de inmigrantes sin récord criminal será un tema a tratar más adelante durante su administración. Al miedo se suma la incertidumbre y ambos se retroalimentan en una comunidad de inmigrantes que no saben con certeza qué pasará con sus vidas en Estados Unidos a partir del 20 de enero.

Hablemos de Donald Trump y la posibilidad de deportaciones masivas, racismo y el futuro gobierno con Fernando Peguera, presidente del comité hispano del Partido Republicano de Georgia.

 

Top Stories