Victorina Morales, indocumentada que denunció maltrato en club de Trump, rompe el silencio (VIDEO)

Victorina Morales, una indocumentada guatemalteca que aseguró que fue víctima de maltrato mientras trabajaba en un campo de golf de Donald Trump en Nueva Jersey, no se arrepiente de denunciar su situación a pesar de que podría perder su empleo y ser deportada.

En una entrevista el viernes con The Associated Press, Morales dijo que no puede volver a Guatemala debido a que su familia recibió amenazas de muerte, pero que tenía que alzar la voz por los otros trabajadores del club que no cuentan con documentos legales y que han sido humillados por un supervisor que los llamaba “burros” y perros”.

“Debemos salir a la luz y defendernos”, dijo Morales, de 47 años, mientras se limpiaba las lágrimas. “Ya basta de tantas humillaciones”.

TE PUEDE INTERESAR: Demócratas aseguran que Trump podría ser enjuiciado y hasta terminar en prisión (VIDEO)

Morales, quien dijo que no se le ha informado definitivamente que fue despedida, dijo que al menos otra docena de empleados del Trump National Golf Club de Bedminster no cuentan con documentación legal.

Morales y otra empleada de limpieza del club, Sandra Díaz, señalaron que utilizaron un carné de Seguro Social y tarjeta de residente permanente falsos para conseguir el empleo, sus supervisores sabían de su estatus y muchos trabajadores del lugar tampoco contaban con la documentación legal.

Ambas señalaron que trabajaron en la casa de Trump dentro el club lavando la ropa y tendiendo la cama, y que a ambas les molestaron las declaraciones de Trump, quien se refirió a los inmigrantes que están ilegalmente en Estados Unidos como violentos.

MIRA TAMBIÉN: Trump aboca a inmigrantes a vivir “en las sombras”, alerta experta sanitaria

Señalan que los comentarios del presidente pudieron alentar lo que describen como un maltrato verbal generalizado dentro del club.

“El presidente dice que en sus lugares de trabajo él no va a contratar a ningún indocumentado, que son políticas estrictas de trabajo y no es así. Es mentira”, dijo Díaz, una costarricense de 46 años que trabajó en el club entre 2010 y 2013.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+