Venden auto de pareja que murió en un accidente y pasa algo increíble

MiMundo Motor
Actualizado en

Vender el auto de una pareja que murió en un accidente generó una reacción increíble que ha emocionado a los usuarios en redes sociales.

El emotivo acontecimiento ocurrió en una subasta en la ciudad de Red Deer, provincia Alberta, en Canadá, el pasado fin de semana, luego de que se recaudaran cerca de 100,000 dólares para dos niños cuyos padres murieron en un accidente de motocicleta cuatro meses atrás, reseñó Global News.

Brent y Nicole Keryluke, de 35 y 34 años, respectivamente, murieron el 5 de mayo después de que la motocicleta en la que se desplazaban colisionara con un camión.

RECOMENDADO: Revelan los autos que Florence podría destruir a su paso

Sus dos hijos pequeños, Liam, de 3 años, y Arielle, de 6, pasaron a ser cuidados por sus abuelos con la ayuda de otros miembros de la familia.

Pero el fin de semana vivieron un emotivo episodio.

Los abuelos paternos Ben y Marilyn buscaron un Pontiac Parisienne 1973 en el que su hijo había estado trabajando y lo vendieron en la subasta de Electric Garage.

La familia no quería perder el carro, pero realmente no tenía otra opción, dijo Ben a Global News. Los dos niños tienen problemas auditivos, por lo que necesitaban el dinero para cubrir los costos médicos de ahora y del futuro.

Aunque amigos, familiares e incluso extraños han donado dinero a través de una página de GoFundMe para el futuro de los niños, lo que pasó en la subasta los impactó.

TE PUEDE INTERESAR: ICE asegura que no arrestará a inmigrantes indocumentados que asistan a refugios para protegerse de Florence

“Básicamente detuvieron la subasta, dejaron que todos supieran lo que estaba sucediendo, a dónde iría el dinero, y luego nos sorprendió lo que sucedió”, dijo Ben al referido medio.

pareja que murió en un accidente

Foto: GoFundMe

La subasta del clásico Pontiac duró unos 10 minutos y se registró en un emotivo video.

En el lugar, el carro se vendió por 29,000 dólares y luego fue donado de regreso. Entonces, se vendió por 30,000 dólares y se donó de nuevo. Después se subastó por 20,000 dólares y ocurrió lo mismo.

Esa noble demostración permitió recolectar casi 100 mil dólares para el futuro de los pequeños. Y, al final, el último comprador decidió regresar el auto, luego de enterarse de que había sido construido para cuando los niños fuesen mayores.

Sin duda, la pareja que murió en un accidente ahora estaría orgullosa por la nobleza de sus vecinos.

[anvplayer video=”4480023″ station=”CMG MundoHispanico”]

Search

+