Vasectomía sin secretos: Lo que quieres saber pero no quieres preguntar

blank
blank

  • Vasectomía: ¿En qué consiste este procedimiento?
  • ¡Olvídate del miedo!: Entérate de todos los secretos acerca de la vasectomía
  • Todo lo que quisiste preguntar pero no te animaste a hacerlo

La vasectomía es un procedimiento quirúrgico que ha sido implementado durante varias décadas como método anticonceptivo masculino. Se trata de una intervención que consiste en la oclusión bilateral de los conductos deferentes con el objetivo de evitar el paso de los espermatozoides.

Si bien no es uno de los métodos anticonceptivos más utilizados por las parejas, la realidad es que es uno de los más exitosos, pues cuenta con más de un 99% de efectividad, aunque posiblemente el desconocimiento acerca de sus características haga que la mayoría de los hombres no lo contemple como primera opción.

En esta ocasión te presentamos todos los secretos que quisiste saber acerca de la vasectomía pero no te atreviste a preguntar ¡Descúbrelos!

vasectomía

Shutterstock

¿En qué consiste exactamente una vasectomía?

Existen dos tipos de vasectomía: con o sin incisión; los procedimientos realizados sin incisión resultan, evidentemente, menos invasivos y reducen el riesgo de infecciones o complicaciones posteriores.

Puede realizarse en un consultorio o clínica, y no suele tardar más que unos minutos. El cirujano hará un procedimiento por medio del cual bloqueará o cortará los conductos ubicados en tu escroto que están encargados de transportar el esperma; así, éste no podrá salir del cuerpo y provocar un embarazo no deseado.

¿Es permanente?

Esta es una cirugía que únicamente debe realizarse cuando ha habido una discusión acerca de la planificación familiar que desea llevar un hombre y su pareja, ya que una vez que sea realizada es prácticamente imposible revertirla. Si bien se han documentado casos en los que ocurre un embarazo a pesar de que el hombre se haya realizado la vasectomía, los especialistas aseguran que el objetivo principal de este procedimiento es que sea permanente.

¿Es peligrosa una vasectomía?

No. Sin embargo, como todo proceso quirúrgico, la vasectomía involucra ciertos riesgos e incomodidades para la persona que se la realiza. Entre los riesgos más generalizados se encuentran la infecciones; sin embargo, éstas no suelen poner en riesgo la integridad del paciente y son controladas por medio de antibióticos.

Las molestias o incomodidades que puede causar la vasectomía son dolor leve, sangrado, hematomas o hinchazón, pero todos estos síntomas son pasajeros y no dejan secuelas a largo plazo para el paciente.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank