Vary Morales sueña a lo grande en la lucha libre y se visualiza en Wrestlemania

Cuando Vary Morales salta al cuadrilátero con su pelo largo, lentes de contacto y actitud atemorizante es un feroz luchador que hará lo posible para derrotar a su rival, pero cuando está en casa, el amor por sus hijos lo transforma en un papá que hace todo por el bienestar de sus críos y esposa.

Vary Morales y su esposa Sofía Moreno encontraron en Lawrenceville el sitio idóneo para criar a sus hijos (de izq. a der.) Alexia, Neizan e Ian, de 5, 2 y 6 años. Foto: Miguel Martínez/MH.

Aunque ha habido fechas especiales para Morales, el 2013, año en que nació su primogénito Ian, le cambió la vida para siempre al joven luchador mexicano.

“Desde que nacieron mis hijos supe lo que era vivir con miedo y supe lo que era sentir el amor más sincero”, expresó Morales. “Mucha gente me ha juzgado por los tatuajes, por el pelo largo, por el estilo musical que escucho, pero eso nada tiene que ver con la crianza de los hijos; a mis hijos yo les trato de inculcar buenos valores y que se inclinen por el bien”, agregó.

LE PUEDE INTERESAR: Medieval Times Dinner & Tournament transporta al público a la era de reinas y caballeros

Como todo padre que quiere lo mejor para su familia, el luchador, cuyo nombre es Israel Morales López, ha tomado grandes decisiones para darle una mejor vida. Y precisamente eso es lo que hace en estos días. Trabaja ocho horas diarias operando un montacargas en una empresa que brinda productos a la industria de la construcción en Lawrenceville.

Después de su jornada laboral, Morales, religiosamente, ocupa dos horas a un intenso entrenamiento en el gimnasio para fortalecer su cuerpo con su plan de seguir creciendo en la lucha libre, deporte que ama desde que tiene razón.

Vary Morales se entrega al cien por ciento, tanto en el gimnasio y en su casa, como en su iglesia y en cada lucha que brinda al público. Foto: Miguel Martínez/MH.

“Desde niño tengo el gusto por la lucha libre. Pero como mi papá, que es cinta negra tercer dan en Kung Fu, me involucré más en eso y debuté como profesional en artes marciales mixtas en 2008. Recuperé el gusto por la lucha libre y al año siguiente hice mi debut en este deporte”, explicó el luchador de 26 años.

Durante sus primeros años, Morales luchaba todos los fines de semana en su natal Ciudad Juárez, Chihuahua, México. No fue fácil labrarse un puesto en el deporte del Pancracio.

“Hubo ocasiones que le rogaba a los promotores para que me dejaran luchar, nadie confiaba en mí porque yo era muy chiquito y muy flaco. A veces tenía que pedir a mis amigos que hablaran con los promotores para que me dieran la oportunidad, y gracias a mi labor me siguieron dando trabajo”, dijo el luchador, que le apostó al lado de los rudos.

Su talento no pasó desapercibido para Mucha Lucha Atlanta. La empresa del mexicano Ricardo Ordaz, que ha traído la lucha libre mexicana a Georgia desde 2014, le abrió las puertas a Morales.

“Mucha Lucha me posicionó en el mapa, me llevó a un nivel más alto, me abrió las puertas al público americano y me enseñó a ser más profesional”, aseveró Morales.

Preguntas y respuestas con Vary Morales

En entrevista con MundoHispánico, el luchador chihuahuense habló de sus inicios, sus sueños y su rivalidad con Poder Nocturno, entre otras tópicos:

MH: ¿Cómo fueron tus primeros años como luchador?
VM: Prácticamente luchaba cada fin de semana. En octubre de 2010 perdí mi máscara y de ahí en adelante empecé a tener puros planes estelares. En 2012, yo tenía 19 años, me fui a entrenar a la Arena México con el Consejo Mundial de Lucha Libre como tres meses y medio. Pero pues por cuestiones del destino y falta de dinero me regresé a Juárez y seguí luchando ahí por un tiempo hasta noviembre de 2015 que me vine a vivir a Denver, Colorado. Ahí trabajé con varias promotoras hasta que se me dio la oportunidad de venir a Mucha Lucha Atlanta, y aquí fue que me di a conocer más de lo que ya me había dado a conocer.

Vary Morales

Para Vary Morales, su estatura (5’2”) nunca ha sido impedimento para seguir su sueño de convertirse en el mejor luchador de Georgia y se visualiza en un Wrestlemania. Foto: Miguel Martínez/MH.

MH: ¿Es difícil triunfar en la Arena México?
VM: Es difícil en el sentido que yo no tenía el respaldo económico, eso es muy importante. Hay mucha gente que tiene el talento, pero no tiene el respaldo económico, y hay quien lo tiene y pues por eso es que a veces triunfan.

MH: ¿Qué máscara usabas en Juárez?
VM: Era una máscara muy sencilla como todos cuando iniciamos en la lucha libre, nuestros equipos son muy sencillos porque pues no hay los recursos. Al paso del tiempo fui mejorando y mi personaje fue evolucionando.

MH: ¿Cuánto tiempo llevas con Mucha Lucha Atlanta?
VM: Voy para cuatro años. Mucha Lucha me puso en el mapa, me llevó a un nivel más alto, me posicionó, me abrió las puertas para el público americano y me enseñó a ser más profesional. Yo llegué en MLA 8 y este que viene ya es 19. Llevo diez eventos.

MH: ¿Cómo es tu estilo de lucha?
VM: Yo manejo todos los estilos de lucha libre, yo te sé llaveo contra llaveo, yo te sé luchar lucha libre aérea, yo se manejar la lucha libre extrema y el wrestling, que es el estilo americano. Pero mi favorita siempre ha sido la lucha libre extrema o hardcore.

MH: ¿Por qué te gusta la lucha hardcore?
VM: Porque me gusta la violencia (jejeje) y es una forma en que se puede llevar deportivamente. Me gusta golpear porque así nací, cree que viene en los genes. Mi hermano luchó un tiempo, pero dejo de hacerlo.

MH: ¿Desde cuándo empezaste a salir de Atlanta para luchar?
VM: Desde el año pasado se me empezaron a abrir bastante las puertas, pero este año ha sido uno buenísimo para mí porque mucha gente, muchos promotores me han estado echando el ojo y me han llevado a sus carteleras.

Vary Morales afirma que su estilo de lucha favorito es la extrema o hardcore y en varias ocasiones se ha llevado la peor parte y las cicatrices que tiene en la frente, espalda y otras partes de su cuerpo lo atestiguan. Foto: Facebook de Vary Morales.

MH: ¿Cuál ha sido tu lucha más reciente?
VM: La última lucha en que estuve fue aquí en el Rowdy & Proud de Disruptor Wrestling en Dahlonega, Georgia. Fue curiosa esa lucha porque el muchacho con quien peleé empezó en la lucha libre inspirado en mí. Entonces era de cierta forma algo sentimental. Es un gringo que se cree paisa y se llama Bobby Flaco.

MH: ¿En esa función americana ustedes eran como los representantes de la lucha libre mexicana?
VM: Sí, porque aquí en Georgia no hay mucho luchador mexicano y aunque hay uno u otro, sin sonar arrogante y sin echarme porras, creo yo que soy el mejor luchador hispano y con más experiencia en lucha libre real.

MH: ¿Cómo ha sido la experiencia de estar en una función con estos luchadores anglos y afroamericanos?
VM: Es grato tener la confianza del promotor y siempre quise participar en una función así porque siempre me ha gustado el estilo americano. Simplemente lo que hice fue acoplar las bases que ya tenía de la lucha libre mexicana al estilo de ellos, la estudié, la aprendí y ahora, no al cien por ciento, pero la domino.

“La rivalidad con Poder Nocturno es natural. La gente ama ver eso y sabe que cuando nos ponen en contra va a haber sangre y adrenalina. Eso es lo que la gente quiere, es como un circo romano moderno”, Vary Morales, luchador mexicano.

MH: ¿Cuál ha sido tu lucha más importante hasta la fecha?
VM: Aquí en Atlanta te podría decir más bien la que más me ha gustado y la que más ha representado algo para mí. Fue la lucha en jaula que tuve contra Poder Nocturno y aunque la perdí ha sido una de las luchas que más me ha exigido y que fue con la cual, yo creo, que me gané el respeto de la afición de Atlanta.

MH: ¿Qué te exigió el enfrentamiento con Poder Nocturno?
VM: Él es un rival muy duro, y pues ya nos traíamos ganas, ¿no?, entonces cuando subimos, la adrenalina, la emoción, el orgullo me exigió todo de mí.

MH: ¿A quién te vas a enfrentar en MLA 19?
VM: A Poder Nocturno. He peleado con él como tres veces. Es una rivalidad natural, la gente ama ver eso y sabe que cuando nos ponen en contra va a haber sangre, va a haber adrenalina. Eso es lo que la gente quiere, es como un circo romano moderno.

MH: ¿Cómo va el récord de esa rivalidad?
VM: Hemos tenido tres enfrentamientos, él ha ganado uno, yo otro, y en el otro hubo una intervención de otro luchador ajeno y quedó inconclusa. Fue un luchador que quería tener sus cinco minutos de fama, se metió a querer colgarse de la rivalidad y pues lo único que hizo fue una cochinada ahí.

MH: ¿Cuáles son tus metas a corto y largo plazo?
VM: A corto plazo es poder vivir al cien por ciento de la lucha libre. Y la meta a largo plazo es firmar con alguna compañía y tener un contrato aquí en Estados Unidos.

MH: ¿Tienes ídolos en la lucha libre?
VM: ¡Ay, ay, ay!, no tengo. Cuando comencé a luchar me enfoqué en aprender más y dejé de mirar a otros para enfocarme en mi. De niño como aficionado si tuve un ídolo: Doctor Wagner.

MH: ¿Qué significa esta oportunidad con Mucha Lucha Atlanta para darte a conocer tanto al público latino como al estadounidense?
VM: Yo creo que hay mucho más por hacer, yo quiero más. Pienso que he logrado más de lo que yo me imaginaba que iba a hacer. A veces a la gente le comentas tus logros y si me comparan con una gran estrella pues mis logros quizás no sean nada, pero solo la gente que me vio abajo sabe que he logrado muchas cosas. Yo a veces para ir a entrenar no tenía dinero ni siquiera para el camión en Juárez y me tenía que ir caminando 45 minutos al entrenamiento y de regreso volvía caminando.

Mucha Lucha Atlanta 19: Dystopia

Cuándo: 30 de junio, 5 p.m.
Costo: $25 (niños), $50 (adultos) y $65 (VIP)
Dónde: Espacio Discotheque, 6100 Live Oak Pkwy., Norcross.
Info: 678.334.9121 y www.muchaluchaatl.com

Search

+