Vacuna contra el coronavirus: ¿quiénes la recibirán primero?

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Vacuna contra el coronavirus: ¿quiénes la recibirán primero?
  • Vacuna contra el coronavirus: ¿quiénes la recibirán primero?
  • El gobierno federal y los CDC están trabajando en una guía que determine, por grupos, quienes deben recibirla antes
  • Entre los primeros en recibirla estarían los trabajadores de la salud y los adultos mayores.

 

Una vez se apruebe una vacuna contra el coronavirus, muchas personas querrán estar de primeros en la lista para colocársela, pero ¿quiénes la recibirán primero?

Actualmente, el gobierno federal y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) están trabajando en una guía que determine, por grupos, quienes deben recibirla antes.

Los especialistas han recomendado que los primeros a los que se debe colocar la vacuna son médicos, enfermeros y trabajadores del sector salud, seguridad nacional y otros empleados esenciales.

Un grupo de unos 12 millones de personas que trabajan en la primera línea de respuesta ante el Covid-19.

El gobierno federal y los CDC están trabajando en una guía que determine, por grupos, quienes deben recibirla antes. Foto: Shutterstock

El siguiente grupo estaría conformado por personas mayores de 65 años o con enfermedades graves.

También entrarían en este grupo de inmunización, de unos 110 millones de personas, aquellos trabajadores del sector alimentos que son considerados fundamentales.

Vacuna contra el coronavirus: ¿quiénes la recibirán primero?

El Dr. Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud, dijo recientemente que “no a todos les va a gustar la respuesta”.

“Habrá muchas personas que sientan que deberían haber estado al inicio de la lista”, dijo.

Agregó también que la lista en la que están trabajando han tomado en cuenta los sitios de mayor contagio, reseñó La Opinión.

Por ejemplo, California con 515,686 casos estaría como primero en la lista, seguido de Florida, Texas y Nueva York.

Así como los especialistas de los CDC, una organización no gubernamental ha propuesto un “Plan integral de vacuna COVID-19″ con la siguiente estructura:

Nivel Uno: Personal médico de primera respuesta, trabajadores de hospitales, empleados de áreas de emergencias del Gobierno, hogares para adultos mayores, funcionarios públicos federales y locales, productores de vacunas.

Nivel Dos: Personal administrativo del área de salud, policía, bomberos, trabajadores prioritarios, profesores, empleados relacionados al suministro de alimentos, trabajadores de supermercados, servicios postales y transporte público.

Nivel Tres: mujeres embarazadas, adultos mayores de 65 años en general, niños o adultos de alto riesgo.

Nivel Cuatro: el resto de la población.

Actualmente, Estado Unidos supera los 4.8 millones de personas contagiadas por coronavirus y las autoridades consideran clave la organización para poder garantizar la vacuna a toda la población en el orden en el que la requieran.

Por ahora, las empresas Moderna Inc., Pfizer Inc., Novavax, AstraZeneca y Johnson & Johnson continúan haciendo las últimas pruebas antes de tener una vacuna definitiva contra el coronavirus.

Rusia anuncia aplicación masiva de vacuna contra coronavirus a partir de octubre

Rusia parece adelantarse en la carrera por concretar la anhelada vacuna contra el coronavirus y ahora anuncia que en octubre comenzará la aplicación masiva.

Según reporta Bloomberg este sábado, citando al ministro de Salud de Rusia, Mikhail Murashko, ese país planea comenzar a aplicar masivamente sus vacunas contra el coronavirus en octubre, empezando con los trabajadores de salud y los maestros.

De acuerdo con el servicio de noticias estatal Tass, citado por Bloomberg, Murashko informó que un medicamento desarrollado por el Instituto Gamaleya de Moscú y el Fondo de Inversión Directa de Rusia ya ha completado los ensayos clínicos y ahora las autoridades se están preparando para registrarlo con los reguladores pertinentes.

La viceprimera ministra Tatyana Golikova había dicho el miércoles que se espera que la vacuna de Gamaleya obtenga un registro condicional en agosto, lo que significa que aún será necesario realizar ensayos con 1.600 personas más, y que la producción debería empezar en septiembre. Y luego, en octubre, la administración masiva.

Rusia vacunaBloomberg apuntó que aunque los desarrolladores rusos han promocionado la vacuna como segura y potencialmente la primera en llegar al público, los datos no se han publicado y la velocidad a la que Rusia se está moviendo ha generado dudas en otros países.

Por ahora está previsto que Gamaleya comience las pruebas de la Fase 3 la próxima semana en Rusia, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, detalló el referido medio.

Hasta la fecha, Rusia tiene casi 850,000 casos confirmados de coronavirus, cifra que lo ubica como el cuarto país con más contagios en el mundo.

Dudas sobre los avances de Rusia

En medio de dudas sobre su efectividad y de acusaciones de robo de información para su fabricación, el gobierno de Rusia pretende aprobar en dos semanas la primera vacuna mundial contra el coronavirus, reportó el miércoles en exclusiva CNN.

Un alto funcionario del Kremlin dijo a la cadena de noticias estadounidense, que tan pronto como el 10 de agosto o antes esperan la aprobación de la vacuna, creada por el Instituto Gamaleya.

“Será un momento como el Sputnik”, dijo el dirigente ruso, al comparar este acontecimiento con el lanzamiento del primer satélite al cosmos, en 1957, por la entonces Unión Soviética, que se convirtió en pionera en este campo.

“Los estadounidenses se sorprendieron cuando escucharon al Sputnik. Es lo mismo con esta vacuna. Rusia habrá llegado primero”, agregó el funcionario, quien precisó que la vacuna será para el uso público, pero los médicos la recibirán primero.

Pero gobiernos de Occidente habían acusado a hackers que se cree forman parte de la inteligencia rusa de tratar de robar valiosa información privada sobre una vacuna, fustigando al Kremlin en una advertencia pública inusualmente detallada a científicos y compañías médicas.

Agencias de inteligencia de Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá alegan que el grupo de hackers APT29, también conocido como Cozy Bear y responsabilizado por la injerencia en las elecciones estadounidenses hace cuatro años, está atacando a instituciones académicas y de investigación farmacéutica involucradas en el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19.

De momento no está claro si alguna información útil fue robada. Sin embargo, el canciller británico Dominic Raab dijo que “es completamente inaceptable que los Servicios de Inteligencia rusos ataquen a quienes tratan de combatir la pandemia de coronavirus”.

Acusó a Moscú de perseguir “intereses egoístas con un comportamiento temerario”.

Apegándose a un lenguaje más general, la secretaria de prensa de la Casa Blanca Kayleigh McEnany dijo: “Hemos trabajado muy de cerca con nuestros aliados para asegurarnos de que hemos tomado medidas para mantener esa información a salvo y seguimos haciéndolo”.

La acusación de que hackers vinculados con un gobierno extranjero tratan de extraer información confidencial médica durante la pandemia no es del todo nueva. Autoridades de Estados Unidos han acusado a China de una conducta prácticamente idéntica.

Sin embargo, la advertencia pública más reciente fue sorprendente por los detalles que proporcionó, atribuyendo el ataque a un grupo de hackers específico y señalando las vulnerabilidades de software que han estado aprovechando.

Archivado como: Vacuna contra el coronavirus: ¿quiénes la recibirán primero?

Además, los ciberataques rusos traen a la mente un tema particularmente delicado en Estados Unidos dada la sofisticada campaña del Kremlin para influenciar las elecciones presidenciales de 2016.

La coordinación de la nueva advertencia entre continentes parecía diseñada para añadirle peso y seriedad al anuncio y hacer que los blancos occidentales de los hackers se protejan.

“Creo que (los gobiernos) tienen datos de inteligencia muy específicos que pueden proporcionar”, dijo John Hultquist, director principal de análisis en Mandiant Threat Intelligence. “El reporte está lleno de información operativa específica que los defensores pueden usar” para proteger sus redes.

En tanto, Dmitry Peskov, portavoz del presidente ruso Vladimir Putin, rechazó las acusaciones y dijo: “No tenemos información sobre quién pudo haber hackeado compañías farmacéuticas y centros de investigación en Gran Bretaña”.

“Podemos decir una cosa: Rusia no tiene nada que ver con esos intentos”, manifestó Peskov, de acuerdo con la agencia estatal de noticias Tass.

Archivado como: Vacuna contra el coronavirus: ¿quiénes la recibirán primero?