¿Usted haría este trabajo por 80 dólares a pesar de que arriesgue la vida?

  • ¿Usted haría este trabajo por 80 dólares a pesar de que en este se arriesgue la vida?
  • Así es el oficio de la construcción, donde más aprende el que más obedece 
  • Seguir las indicaciones de seguridad es fundamental para evitar una tragedia

 

¿Usted haría un trabajo por 80 dólares en tres o cuatro horas? Pero, ojo, ese no es un trabajo para necios, soberbios o distraídos, pues una desatención podría costarle no un regaño o un castigo, sino hasta la vida misma.

¿Qué labor esa esa? Pues el trabajo de la construcción, donde prima una regla de oro: “Lo único que se necesita es aprender a hacerle caso a las personas que saben hacer el trabajo”.

El consejo es de Alfredo Urbina, un veterano trabajador de la construcción con 21 años de experiencia, durante una charla con Mundo Hispánico en una obra en construcción.

“Aprender a hacerle caso a las personas que saben” es un requisito laboral cuyo cumplimiento se oye muy fácil.

¿Quién no estaría dispuesto a hacer algo que luce tan sencillo? Pues, aunque usted no lo crea, hay a quienes se les dificulta acoger una obviedad semejante y es cuando, en un negocio como el de la de la construcción, una actitud de esa índole puede tener consecuencias nefastas para el trasgresor de la “Regla de Oro”.

Luis Fernando López, un colombiano que se mueve en un oficio en el que “normalmente son los compañeros mexicanos los que andan allí”, hubo de ver un día el resultado de esas distracciones cuando un colega suyo tuvo un severo corte en una pierna con un serrucho por no atender las indicaciones de seguridad.

Por todo ello, la seguridad es un tema recurrente y de importancia extrema en una actividad donde se manejan herramientas, equipos y maquinaria todo el tiempo.

Mauricio Guzmán, propietario de Cronos Contractor, ilustra muy bien ese factor de importancia primordial. “Todo el tiempo llevo a mis muchachos a los cursos que imparte la OSHA”.

La Occupational Safety and Health Administration (OSHA), Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, es una entidad del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos encargada del cumplimiento de las normas de seguridad en la construcción.

El sitio web de la dependencia gubernamental incluye todas las redes sociales, desde Facebook hasta You Tube, y sus contenidos se ofrecen en inglés y español.

Alfredo Urbina hizo una pausa en el ajetreo cotidiano de su oficio al recordar cuando comenzó en la labor, a fines de la década de los años noventa.

“Nos pagaban unos 80 dólares al día…”, una cantidad que hoy obtiene en unas tres o cuatro horas, dice, sonriendo, primero, y a continuación carcajeándose.

Urbina, quien ha sufrido lesiones en la jornada laboral -la última vez se lastimó la espalda y estuvo “fuera” del trabajo unos tres meses- recordó también otros incidentes, como cuando un muchacho que iba sentado en una parte de una máquina acabó lesionándose cuando otro, por ir jugando, levantó una parte del artefacto y “lo aplastó”.

Los principales riesgos de lesión corresponden a ojos, manos, cabeza, piernas y espalda.

Urbina trabaja en la construcción con cemento desde hace 21 años y advierte que desde pequeño está acostumbrado al “trabajo fuerte”, pero aquello que le cautiva verdaderamente de su oficio es “la libertad, no me gustan los trabajados encerrados.

 

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+