¿Usted haría este trabajo por 80 dólares a pesar de que arriesgue la vida?

Etiquetas:
  • ¿Usted haría este trabajo por 80 dólares a pesar de que en este se arriesgue la vida?
  • Así es el oficio de la construcción, donde más aprende el que más obedece 
  • Seguir las indicaciones de seguridad es fundamental para evitar una tragedia

 

¿Usted haría un trabajo por 80 dólares en tres o cuatro horas? Pero, ojo, ese no es un trabajo para necios, soberbios o distraídos, pues una desatención podría costarle no un regaño o un castigo, sino hasta la vida misma.

¿Qué labor esa esa? Pues el trabajo de la construcción, donde prima una regla de oro: “Lo único que se necesita es aprender a hacerle caso a las personas que saben hacer el trabajo”.

El consejo es de Alfredo Urbina, un veterano trabajador de la construcción con 21 años de experiencia, durante una charla con Mundo Hispánico en una obra en construcción.

“Aprender a hacerle caso a las personas que saben” es un requisito laboral cuyo cumplimiento se oye muy fácil.

¿Quién no estaría dispuesto a hacer algo que luce tan sencillo? Pues, aunque usted no lo crea, hay a quienes se les dificulta acoger una obviedad semejante y es cuando, en un negocio como el de la de la construcción, una actitud de esa índole puede tener consecuencias nefastas para el trasgresor de la “Regla de Oro”.

Luis Fernando López, un colombiano que se mueve en un oficio en el que “normalmente son los compañeros mexicanos los que andan allí”, hubo de ver un día el resultado de esas distracciones cuando un colega suyo tuvo un severo corte en una pierna con un serrucho por no atender las indicaciones de seguridad.

Por todo ello, la seguridad es un tema recurrente y de importancia extrema en una actividad donde se manejan herramientas, equipos y maquinaria todo el tiempo.

Mauricio Guzmán, propietario de Cronos Contractor, ilustra muy bien ese factor de importancia primordial. “Todo el tiempo llevo a mis muchachos a los cursos que imparte la OSHA”.

La Occupational Safety and Health Administration (OSHA), Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, es una entidad del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos encargada del cumplimiento de las normas de seguridad en la construcción.

El sitio web de la dependencia gubernamental incluye todas las redes sociales, desde Facebook hasta You Tube, y sus contenidos se ofrecen en inglés y español.

Alfredo Urbina hizo una pausa en el ajetreo cotidiano de su oficio al recordar cuando comenzó en la labor, a fines de la década de los años noventa.

“Nos pagaban unos 80 dólares al día…”, una cantidad que hoy obtiene en unas tres o cuatro horas, dice, sonriendo, primero, y a continuación carcajeándose.

Urbina, quien ha sufrido lesiones en la jornada laboral -la última vez se lastimó la espalda y estuvo “fuera” del trabajo unos tres meses- recordó también otros incidentes, como cuando un muchacho que iba sentado en una parte de una máquina acabó lesionándose cuando otro, por ir jugando, levantó una parte del artefacto y “lo aplastó”.

Los principales riesgos de lesión corresponden a ojos, manos, cabeza, piernas y espalda.

Urbina trabaja en la construcción con cemento desde hace 21 años y advierte que desde pequeño está acostumbrado al “trabajo fuerte”, pero aquello que le cautiva verdaderamente de su oficio es “la libertad, no me gustan los trabajados encerrados.

 

[trend video=”484179″ player=”14557″ title=”Acusan a pastor hispano por tratar de violar a una joven por culpa de sus demonios” duration=”214″ description=”Acusan a pastor hispano por tratar de violar a una joven por culpa de sus “demonios”” uploaddate=”2019-10-28 21:43:22″ thumbnailurl=”https://cdn.brid.tv/live/partners/11583/thumb/484179_t_1572299020.png”]

¿Usted haría este trabajo por 80 dólares a pesar de que arriesgue la vida?

 

“Comencé como ayudante, escarbando o poniendo varillas, porque no sabía nada del trabajo. Después de tantos años pues ya tiene uno un poco de experiencia, pero uno nunca termina de aprender -advierte, sabiamente-; siempre hay cosas nuevas porque llega algo nuevo todos los años. Todos nuestros trabajos abarcan muchos detalles y cuidados, limpieza y seguridad”.

Urbina luce la vestimenta usual en el oficio, con un outfit que incluye zapatos especiales, gafas de protección, el inseparable y típico casco, los guantes…

“Cuando se corta la varilla hay que portar una protección adicional; y cuando se corta cemento, hay que estar poniéndole agua al serrucho para que no bote polvo”.

A todo lo anterior se le agregan las cuerdas de sujeción cuando se trabaja en las alturas, aunque esta modalidad es poco frecuente. Sin embargo, su grupo edificó hace poco una pared de 20 pies de altura, “bastante alta, y entonces todo se complica, tiene que andar uno allá arriba, bien amarrado”.

 

[trend video=”484169″ player=”14557″ title=”La destitución del presidente Trump divide opiniones en la comunidad hispana. Será beneficioso o perjudicial para los latinos” duration=”193″ description=”La destitución del presidente Trump divide opiniones en la comunidad hispana. ¿Será beneficioso o perjudicial para los latinos?” uploaddate=”2019-10-28 21:21:28″ thumbnailurl=”https://cdn.brid.tv/live/partners/11583/thumb/484169_t_1572297699.png”]

¿Usted haría este trabajo por 80 dólares a pesar de que arriesgue la vida?

 

Luis Fernando López relata que su ingreso a la construcción data de hace dos años y al principio fue muy difícil porque del oficio no sabía absolutamente nada, así que comenzó paleando tierra, recogiendo basura y todas aquellas tareas básicas que se dejan a los aprendices.

Pero él actuó con sapiencia y optimismo: “Lo que importa son la ganas de trabajar y de aprender y eso fue lo que me ayudó a agarrarle la maña al trabajo”. Luego manejaba las trocas y recuerda que en dos ocasiones la jornada laboral se prolongó hasta 24 horas.

“Trabajábamos desde las seis o siete de la mañana hasta que se ponía el sol; me pedían herramientas, tenía que llevárselas”, relata.

Ha trabajado levantando casas, banquetas, driveways, paredes… todo. En sus inicios, obtenía 10 dólares por hora y cuando sus conocimientos del oficio fueron mayores el pago subió a 13 dólares. Ahora ya sabe manipular una pompa, una extensión para depositar el cemento colado en aquellos sitios donde el camión surtidor no puede acceder.

 

[trend video=”484157″ player=”14557″ title=”Creían que harían el trío perfecto pero todo les salió ma” duration=”227″ description=”Creían que harían el trío perfecto, pero todo les salió ma” uploaddate=”2019-10-28 20:51:23″ thumbnailurl=”https://cdn.brid.tv/live/partners/11583/thumb/484157_t_1572295899.png”]

¿Usted haría este trabajo por 80 dólares a pesar de que arriesgue la vida?

 

“Agarre mucha experiencia, ya trabajo en la parte comercial y ahora ganó 19 por hora”. Nada mal, ¿no?

Pese a que no tiene la experiencia de dos décadas de su colega mexicano, el colombiano aprendió ya que la atención es primordial en la labor y los accidentes surgen por no hacer caso de las indicaciones.

“A veces las personas no prestan mucha atención a las cosas y los reglamentos. Por ejemplo; los serruchos para cortar madera son muy peligrosos; he visto cómo un compañero se cortó en una pierna por no seguir las indicaciones. Los serruchos se trancan con la madera y ése se devolvió y le cortó la pierna”.

Para Mauricio Guzmán, el propietario de Cronos Contractor, la seguridad en el trabajo es un asunto indispensable y procura para sí y los suyos el seguimiento estricto de las regulaciones de la OSHA y la asistencia constante a sus cursos de capacitación. ¿Por qué? Porque la capacitación, dice, la mejor inversión está en la seguridad de ellos.

“Los muchachos trabajan fuerte y mi responsabilidad es mantenerles contentos. Yo los mantengo con su pago al día y cuando ellos están contentos sé que las cosas van a salir bien”, refirió.

 

[trend video=”483367″ player=”14557″ title=”Otro preso y deportado por el celular” duration=”321″ description=”Crónica: Otro preso y deportado por el celular” uploaddate=”2019-10-25 16:04:23″ thumbnailurl=”https://cdn.brid.tv/live/partners/11583/thumb/483367_t_1572019495.png”]